Menú

Euskadi, en la Eurocopa de 2020

Iñigo Urkullu ha mostrado en numerosas ocasiones su deseo de una selección vasca internacional y su desprecio al equipo español.

0

Tal día como hoy, 4 de octubre, pero de 2008, Libertad Digital reproducía en su portada las palabras del presidente del PNV, Íñigo Urkullu: "Soñamos con Euskadi disputando la final de la Eurocopa de 2020".

El dirigente vasco dijo a los que se oponen a la presencia de las selecciones deportivas vascas en competiciones deportivas "que no van a poner vallas al campo" porque, "a la larga, no hay tribunales que paralicen la decidida voluntad de una sociedad". Urkullu dijo que "claro que soñamos con Euskadi disputando la final de la Eurocopa 2020" porque la oficialidad de las selecciones vascas "es legal" y así lo desean, afirmó, el 75% de los vascos. El líder peneuvista añadió que "invertir en deporte es también rentable como elemento impulsor de identidad e identificación con lo vasco".

El odio de Urkullu a la selección de todos no es nuevo. Durante la disputa de la Eurocopa en junio de 2008, nunca se decantó por apoyar a España frente al resto de países. Así, mostró su simpatía por Rusia: "No puedo apoyar a Euskadi, así que entre las cuatro selecciones que quedan yo me quedo con Rusia". Esas cuatro selecciones eran la propia Rusia, Alemania, Turquía y, cómo no, España. Imaginamos la decepción del presidente del PNV al comprobar no sólo que España eliminaba a Rusia sino que se proclamaba campeona de la Eurocopa.

No quedó ahí la cosa. Cuando dos años más tarde, en el Mundial de 2010 de Sudáfrica, la selección española se disponía a jugar la primera final de su historia, Urkullu reconoció que no animaría ni a España ni a su contrincante, Holanda, porque él "sólo" defiende al combinado de Euskadi. Nuevo disgusto para él. La selección española se proclamó campeona del mundo por vez primera.

Quizá escarmentado por tanto triunfo de España, en la siguiente competición oficial sólo se limitó a comentar el resultado de la final a través de una red social. En Twitter, dijo que "ha ganado quien mejor ha jugado. Ojalá podamos ver pronto a la selección de Euskadi jugar oficialmente en Europa y en el mundo". Aunque no le gustara la selección española, en el ‘tuit’ reconocía haber visto el partido. Fue así uno más de los 663.000 vascos que vieron el encuentro, lo que supuso una audiencia del 72%. Se ve que no era al único vasco al que le interesa España.

Ahora que el Comité Ejecutivo de la UEFA ha admitido a la Federación de Fútbol de Gibraltar como miembro provisional de este organismo, el presidente del PNV habrá visto la luz al final del túnel. Cuando lo atraviese, quizás se dé cuenta de que al final sólo lleva a un precipicio.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios