Menú

Elena Salgado no ve "saludable" el vino

La entonces ministra de Sanidad arremetió en 2006 con uno de los productos más tradicionales de España.

0
La entonces ministra de Sanidad arremetió en 2006 con uno de los productos más tradicionales de España.

Tal día como hoy, 20 de diciembre, pero de 2006, Libertad Digital llevaba en su portada la decisión de la ministra de Sanidad después de que se dijera que tenía pensado catalogar el vino como "bebida alcohólica peligrosa": "Salgado niega que vaya a emprender acciones contra el consumo de vino pese a no considerarlo 'saludable'".

La ministra de Sanidad aclaró los contenidos de la futura ley de protección de los menores contra el consumo de alcohol y recalcó que su Ministerio no emprenderá "ninguna acción contra el consumo de vino" en España a pesar de que no era partidaria de colocar a esta bebida el calificativo de "saludable".

Esta decisión llegó una semana después de que se hablara de que el borrador de la ley pretendía dar al vino esa consideración y que se prohibiría a las bodegas utilizar sus marcas comerciales para el patrocinio de actividades, la venta de productos o la promoción de emplazamientos turísticos.

Desde el Partido Popular criticaron las acciones del Gobierno en esta materia y que dejara al margen las drogas verdaderamente "peligrosas" como la cocaína o el cannabis. Criticaban el aumento del consumo de esas sustancias y que Elena Salgado estuviera más preocupada por su cruzada "contra el vino saludable, las hamburguesas y el pescado".

Un mes antes el centro de sus ataques fueron las hamburguesa, en concreto una campaña publicitaria de la cadena Burger King en la que se anunciaba una hamburguesa "XXL". La ministra de Sanidad pidió la retirada del anuncio y añadió que la única respuesta que le gustaría recibir "es que finalice esa publicidad; no espero ninguna otra". Desde la cadena de restaurantes de comida rápida se hizo caso omiso a la petición de Salgado y se mantuvo la campaña.

Desde la Comunidad de Madrid, su entonces vicepresidente primero Ignacio González consideró "razonable" que las autoridades sanitarias hagan recomendaciones sobre hábitos saludables pero precisó que el Gobierno no debería "organizar los últimos aspectos más pequeños de nuestras vidas".

Lejos de retractarse, Elena Salgado volvió a exigir a Burger King la retirada de su nueva campaña publicitaria sobre la hamburguesa doble Whopper y lo hizo con amenazas. Dijo que el anuncio "vulnera" los acuerdos sobre promoción de raciones gigantes que la empresa adquirió en el marco de la Estrategia Sanitaria contra la Obesidad (NAOS).

La ministra les advirtió diciendo que "quien no cumple un acuerdo al que se ha comprometido no puede seguir formando parte de ese acuerdo, por lo que lanzó una amenaza al añadir que los hosteleros que firmaron el acuerdo podrían decidir en dos semanas su expulsión del grupo. Esto, según la ministra, podría suponer una "publicidad negativa" que, en cierto modo, compensara la que se estaba haciendo de algunos productos que no son beneficiosos para la salud pero cuyo consumo en España, dijo, "ni está prohibido ni lo va a estar".

La ofensiva de Salgado la continuó su sucesora en el cargo, Trinidad Jiménez. El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas estudiaron en el año 2010 un documento por el que se prohibiría la venta en los colegios de bollería, chucherías, snacks y refrescos. Decían que era para combatir la obesidad que afectaba por aquel entonces a uno de cada cuatro niños en España.

No fueron las únicas prohibiciones que planteó el Gobierno de Zapatero durante sus dos legislaturas. También pidieron poner el aire acondicionado a 24 grados, quitar los chiringuitos a pie de playa, prohibir los crucifijos en lugares públicos, prohibir los toros en Cataluña, prohibir fumar en lugares públicos, prohibir las descargas en Internet, prohibir ir a más de 110 kilómetros por hora por las carreteras y la decisión de legislar las "humillaciones". 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios