Menú

Morenés cifra en 3,8 millones el coste del envío de instructores a Mali

Pide autorización para una misión de 15 meses. El coste del envío de C-130 Hércules, por determinar.

2

El Congreso de los Diputados ratificó este miércoles la participación española en la guerra de Mali, que está compuesta, tal y como aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes, por un avión de transporte C130 Hércules y por un grupo de hasta 50 instructores, que se desplazarán en fechas todavía sin determinar hasta el país africano.

La intervención contó con el aval de la gran mayoría de las formaciones políticas del hemiciclo, como PP, PSOE, CiU, PNV e UPyD. Los nacionalistas canarias prefirieron abstenerse y sólo votaron en contra los comunistas de Izquierda Unida y algunos de los representes del Grupo Mixto.

Durante su comparecencia en el pleno, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, cifró en 3,8 millones de euros el gasto inicial que supondrá para España su participación en la misión UTME Mali, impulsada por la Unión Europea, que supone el envío de hasta 50 instructores militares durante 15 meses.

Este coste se verá reducido posteriormente por las compensaciones económicas que la Unión Europea suele dar a los países que participan en sus misiones, aunque la cifra todavía no se conoce, por lo que no permite calcular el gasto final.

Inicialmente estaba previsto que estos militares tuviesen su cuartel general en Bamako, capital de Mali, y utilizaran campos de entrenamientos ubicados en la región de Segou, pero en estos momentos los emplazamientos de los instructores de cada país están en el aire, pues los socios europeos están volviendo a negociarlo.

El ministro no pudo cuantificar el coste del envío del C-130 Hércules, que tiene su base principal en Dakar, capital de la vecina Senegal, pues dependerá del número de viajes que realice el aparato. Precisamente, durante el día de ayer realizó su primera misión, al desplazar a militares franceses hasta la capital de Mali.

Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicó que Francia tuvo que intervenir unilateralmente cuando los yihadistas se situaron a las puertas de Bamako y aseguró que no intervenir hubiera supuesto que los terroristas de Al Qaeda hubieran ocupado un territorio superior al de la propia Francia y se "habría convertido a Europa y a España en frontera con Al Qaeda".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios