Menú

Esperanza Aguirre será operada de un cáncer

La presidenta del PP de Madrid tuvo que retirarse durante un tiempo de la política para operarse de un cáncer de mama.

0

Tal día como hoy, 21 de febrero, pero de 2011, Libertad Digital llevaba en su portada que "Esperanza Aguirre da un ejemplo de coraje". Esa muestra la dio durante la inauguración de la nueva carretera del Corredor del Henares cuando dijo que tenía que retirarse "unos días" de la vida pública para tratarse de un cáncer de mama, que le había sido detectado a tiempo.

Visiblemente emocionada, no desaprovechó la oportunidad de mandar un mensaje positivo: "El cáncer de mama es una enfermedad igual de curable que las demás si se coge a tiempo". Y recomendó a todos que se realicen las oportunas pruebas médicas.

Desde ese momento sus más estrechos colaboradores se hicieron cargo de su agenda ya que iba a ser operada en las próximas 48 horas. Según la propia Aguirre, "el bulto" fue detectado a tiempo, por lo que su equipo esperaba que estuviera en plena forma en un plazo de dos semanas como mucho.

Tras la noticia las llamadas de apoyo no se hicieron esperar. Desde los Reyes hasta políticos de todo signo como su oponente Tomás Gómez que afirmó: "Quiero expresarle el cariño de los socialistas madrileños y mandarle todo nuestro apoyo y afecto". El entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llamó a Aguirre para desearle una pronta recuperación. Por su parte, la ex presidenta del PP vasco, María San Gil, que pasó por lo mismo quiso lanzar un mensaje de optimismo al asegurar que "tiene mi diagnóstico y ahora estoy estupendamente". Mariano Rajoy confirmó con toda contundencia que "Aguirre será" la cabeza de cartel, por lo que lo único que esperaba era que se recuperara "lo antes posible" para que se pudiera reincorporar con fuerza a la carrera electoral.

La siguiente noticia que se supo de la presidenta de la Comunidad de Madrid fue que la operación concluyó con "éxito rotundo" y se esperaba una evolución "positiva". El parte médico aseguraba que "la paciente permanece estable y se recupera satisfactoriamente".

Dos días después de la operación el diario El Mundo publicó fotos de Esperanza Aguirre saliendo del quirófano en camilla. Ante la polémica suscitada por las mismas, la Comunidad de Madrid quiso aclarar "que las fotografías publicadas no han sido autorizadas por el Gobierno regional ni por la familia de la presidenta".

Al margen de lo ocurrido, Esperanza Aguirre salió del hospital el 24 de febrero y ante los medios congregados a la salida del hospital quiso dar las gracias: "Hace 48 ingresé en este magnífico hospital para extirparme un tumor maligno. Hoy salgo sin el tumor y con mucho ánimo". Aguirre adelantó que tenía muchas ganas de ponerse al frente de la Comunidad de Madrid, dentro de diez días, según le dijo el doctor.

Exactamente diez días después, la presidenta del PP madrileño retomó su agenda pública presentando el proyecto piloto de identificación biométrica para pacientes con alzheimer y trastornos cognitivos. La presidenta fue recibida con aplausos tanto por los asistentes al acto como por los medios de comunicación presentes.

Pasaron las elecciones y Aguirre volvió a ser elegida presidenta de la Comunidad de Madrid por tercera vez consecutiva y con más votos y escaños que las anteriores ocasiones. El 16 de junio prometió su cargo y en ese momento se acordó de su familia y de lo mal que lo había pasado recientemente. Durante su discurso, el más emotivo hasta la fecha, no pudo contener las lágrimas al mencionar a su familia, quienes "conforman los cimientos en los que reposa" su vida política.

Precisamente la familia fue una de las razones que esgrimió un año después para presentar su dimisión. Aquella fue otra emotiva rueda de prensa en la que desvinculó su decisión de los problemas de salud: "He tenido una enfermedad grave de la que estoy presuntamente curada". Dijo que cuando empezó como concejal "hace 30 años" veía la actividad política "como un paso transitorio" que al final "ha sido toda una vida". Por eso, aseguró que los "acontecimientos personales de los últimos años habían influido", pero no sólo citó su enfermedad sino otros "como la llega de mis nietos". Dijo que quería "vivir más cerca de los míos y dedicarme no sé muy bien a qué". Cinco meses después ya sabe a lo que se dedica, es presidenta del Consejo Asesor de la empresa catalana de cazatalentos Seeliger y Conde.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios