Menú

Para Guardiola, Mourinho es "el puto amo"

Los encontronazos entre Mou y Pep fueron muy intensos desde que el primero llegó al Madrid y llegó a desestabilizarle hasta que abandonó el Barcelona.

1

Tal día como hoy, 26 abril, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada lo más destacado de la rueda de prensa de Pep Guardiola antes de enfrentarse al Real Madrid en las semifinales de la Champions League: "Guardiola pierde los papeles: "Mourinho aquí es el puto jefe, es el puto amo"".

El exentrenador del Barcelona definió a Mou "como un mago o un genio" en la parte dialéctica donde, dijo, él no quería entrar. Pero entró. Fue una comparencia cargada de ironía en la que Guardiola entró al trapo a los ataques del entrenador madridista. Se defendió de los ataques sufridos por criticar a un árbitro por acertar en una decisión concreta. Pep lo argumentó atacando a la prensa: "Si él se quiere quedar con los amigos de la prensa escrita, con los amigos de la prensa de Florentino Pérez tiene todo el derecho. Puede seguir leyendo a los amigos de don Florentino Pérez y a la central lechera, que todos conocemos".

Siguió tuteando a Mourinho que le llamó José "porque él me ha tuteado y me ha llamado Pep. No sé cuál es la cámara de José. Mañana a las 20.45 horas nos enfrentamos. Fuera del campo él ya ha ganado, como lo ha hecho durante todo el año y lo hará y le regalo su champions particular. Dentro del campo veremos qué pasa. Yo también puedo sacar una lista de agravios comparativos que no acabaríamos nunca. Yo no tengo secretarios ni ayudantes que me apuntan todas esas cosas".

Continuó su discurso asegurando que Mourinho "es el puto jefe y el puto amo aquí, en la sala de prensa, y yo no quiero competir. Es un tipo de partido que yo no voy a jugar porque no sé hacerlo". También atacó al entrenador blanco en el aspecto deportivo. Dijo que "nunca había encontrado un Madrid tan agresivo como el de ahora". Siguió diciendo que "jamás me permitiría juzgar la forma de jugar de un colega. Es el entrenador con más títulos y quiero aprender cuando juego contra él y por televisión. Fuera, pretendo aprender poco. Puedes jugar de mil maneras. Él utiliza una y es muy muy buena".

Los encontronazos entre Guardiola y Mourinho vienen desde que el primero se hizo cargo de la primera plantilla del FC Barcelona. Pero se recrudecieron cuando el portugués llegó a la capital de España. En los últimos años, el ‘Clásico’ entre los dos mejores equipos del mundo se ha repetido en numerosas ocasiones, lo que avivó la máxima rivalidad entre ambos clubes.

Antes del trascendental encuentro de Liga que iban a disputar en el Santiago Bernabéu, Guardiola dijo que "siempre es emotivo jugar en el Santiago Bernabéu. Vamos a la casa del líder actual. Vamos a tratar de hacer una gran actuación. Es bonito preparar este tipo de partido". Sobre su colega reconoció que es "un entrenador muy preparado. Hemos jugado contra su Inter y era un grandioso equipo, el Madrid siempre es un gran equipo". A pesar de todos los enfrentamientos con el eterno rival, Guardiola se mostró encantado de volver a hacerlo: "No me canso de tanto Madrid y tanto Mourinho. Al final el Barcelona se enfrenta a los mejores equipos del mundo y a los mejores entrenadores".

El extécnico azulgrana reconoció más tarde que "a veces me muerdo la lengua con Mourinho". Lo dijo después de que el entrenador del Madrid ironizara con que el Barça ya podría considerarse finalista de la Champions antes de enfrentarse al Chelsea. Guardiola dijo "agradecerle la confianza, pero los cuatro tienen posibilidades. Se agradece que el Real Madrid piense que podemos tener posibilidades de llegar a la final". Añadió que "hay cosas que no hace falta responder. A veces me muerdo la lengua, pero va como va. Es parte del juego. Desde siempre ha sido así. Tienes que convivir con estas situaciones".

Una vez que se supo que Pep Guardiola no iba a seguir al frente del Barcelona éste aseguró que Mourinho no había influido "en nada" en el desgaste que le llevó a querer dejar el equipo al final de temporada. Aseguró que el desgaste se produjo por "el día a día, los entrenamientos, estar con los jugadores, el haber ganado tanto, que poco a poco va produciendo lo que comenté. Pero he estado con muchos otros entrenadores del Madrid y contrarios, pero se debe al día a día y yo".

Siete meses después de dejar los banquillos se supo que Mourinho había sido uno de los principales responsables de que Guardiola dijera adiós. Lo aseguró el periodista Guillem Balagué en el libro Pep Guardiola, otra forma de ganar. Allí dijo el escritor que "hablando con Pep, cuando le preguntas por José Mourinho, le cambia el gesto, el lenguaje corporal. Sube una barrera. Se le nota que no estaba muy cómodo hablando de él. Los clásicos habían dejado de ser una cosa agradable para él. Pep me reconoció que había conseguido lo que quería, desestabilizarlo emocionalmente hasta el punto de que no disfrutara de su profesión".

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios