Menú

José Blanco sustrae una pluma Montblanc del Ayuntamiento de Onteniente

El ministro de Fomento de Zapatero se apropió de una pluma después de firmar un acuerdo en la localidad valenciana.

8
El ministro de Fomento de Zapatero se apropió de una pluma después de firmar un acuerdo en la localidad valenciana.
Portada de LD, tal día como hoy | LD

Tal día como hoy, 17 de mayo, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada la "Desolación en el Ayuntamiento de Onteniente: Blanco 'sustrae'  una Montblanc". La noticia, que sucedió en noviembre de 2010, la rescató el diario ABC. El entonces ministro de Fomento visitó la localidad valenciana de Onteniente para firmar un acuerdo para la restauración de un pórtico del Palau de la Vila.

Después de firmar en el Libro de Honor del consistorio, José Blanco se guardó una estilográfica de la marca Montblanc, propiedad del Ayuntamiento y valorada en unos 300 euros. Al acabar el acto, los trabajadores municipales se dieron cuenta de que la estilográfica había desaparecido. Meses más tarde, no había sido devuelto a pesar de que el ministro volvió a la localidad por lo que esperaban que devolviera la valiosa pluma.

En octubre de 2012 se terminaron las obras de consolidación de lo que fueron los accesos originarios a la fortaleza y cuyo presupuesto ascendió a los 322.170 euros, importe avalado económicamente por los fondos del 1% cultural del Ministerio de Fomento. Con esta aportación de Blanco se debió de ver con la potestad de apropiarse de la Montblanc.

Este desafortunado episodio recordó al protagonizado por el presidente de la República Checa Vaclav Klaus, aunque éste tuvo menos suerte que Blanco ya que su ‘hurto’ fue captado por las cámaras de televisión. Klaus visitó Chile a comienzos de abril de ese mismo año y firmó con el presidente chileno Sebastián Piñera un acuerdo de cooperación turística en uno de los salones del palacio de La Moneda, sede del Gobierno.

En el vídeo, uno de los más vistos en Youtube, se ve a Piñera saludando a la prensa antes de comentar los asuntos tratados con su homólogo checo. Entonces, se observa a Vaclav Klaus abrir un estuche y sacar la elegante pluma. Tras mirarla durante uno segundos, baja la mano con la que sujeta la estilográfica y la oculta debajo de la mesa. A continuación, introduce la mano izquierda en su bolsillo.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios