Menú

Federico responde a Àngels Barceló

La comparecencia de Montoro sobre Pujol ha dejado estupefacta a toda la prensa.

12

"Montoro tritura a Pujol", titula rebosando admiración El Mundo. "Duro alegato del ministro de Hacienda contra el expresident". "El ministro destrozó el mito"y "le hizo ayer un socavón al independentismo. Un golpe letal", dice con alegría desbordante. Casimiro García Abadillo no cabe en sí de gozo y califica la intervención del ministro como "una de las más brillantes". "El mensaje del ministro, que trituró a Pujol mientras desmontaba su estrategia defensiva, fue nítido, rotundo y también necesario (…) El ex molt honorable debería hacerse un favor a sí mismo, a su familia y a todos los españoles y aclarar de una vez el origen de su fortuna". Federico Jiménez Losantos le arruina el subidón y dice que lo que hizo Montoro en realidad fue confesar que "desde la primera vez que fue ministro, en el año 2000, la Agencia Tributaria conocía las actividades presuntamente delictivas de los Pujol" y ninguno de los gobiernos "hicieron nada contra la banda". Tampoco se abstiene Federico de responder a la desolación mostrada por Angels Barceló por la "saña" contra Pujol. "Angels Barceló debe compartir óptica con Montoro. Supongo que se refiere a la financiación de la Generalidad sediciosa a través del Fondo de Liquidez Autonómica, que destina la mitad de lo que extrae del bolsillo de todos los españoles a asegurarse de que Mas paga las nóminas de su personal, incluida TV3 y otros medios de comunicación para que nadie extreme la saña contra el alma mater el corpo pater y el sursum corda nacionalista. Tan sañuda es la persecución de Madrit contra Pujol que en el año 2000 empezó a investigar sus delitos y todavía no ha hallado ninguno (…) Si Hacienda nos persiguiera igual a todos no haría falta bajar los impuestos. Con no pagarlos, bastaría". Santiago González comparte la opinión de Federico sobre la comparecencia de Montoro. "El PSOE y el PP se comportaron como validos y aprendieron a disimular como es debido. A cambio, CiU postergaba sus ansias independentistas y se llevaba su porqué todos los años al apoyar los presupuestos a unos o a otros". Incluso Raúl del Pozo se empeña en aguarle la fiesta al director del periódico en su entusiasmo con el ministro. Parece que Jordi Pujol "tuvo como cómplices a altas autoridades del Estado. Ahora ese Estado, acorralado, ha decidido terminar con la idolatría de un coloso del Régimen del 78. Demasiado tarde".

El País da la nota y, cual minucia sin importancia, lleva la información sobre Pujol en una diminuta columnita en su portada. "Montoro promete llegar 'hasta el final'" para aclarar el fraude de Pujol". En páginas interiores hace de tripas corazón e informa ampliamente. "Montoro une el duro reproche a Pujol con la crítica al soberanismo". "El expresident burla al Parlament y espera a que Mas convoque la consulta". En el editorial intenta librar a Pujol de una comisión de investigación si se porta bien. "Si Pujol se negase a aclarar las cosas, anteponiendo su táctica defensiva a la promesa de transparencia o los intereses de su clan patrimonial/familiar a su deber como ciudadanos, quedará abierta la puerta al establecimiento de una comisión de investigación". En cuanto a la comparecencia de Montoro, dice que "fue rotundo sobre la presunción de culpabilidad de Pujol" y le reprocha que ligara "el fraude al independentismo. Sobraron demasiadas interpretaciones sobre esto último porque de lo que se trataba era de ofrecer información a la ciudadanía y no de establecer juicios ideológicos".

La Razón dice que "Pujol habría cometido varios delitos penados con hasta seis años de cárcel". "Montoro le acusa de convertirse en adalid del independentismo desde que Hacienda empezó a investigar su fortuna familiar". Marhuenda está muy dolido. Le tenía cariño. "Los Pujol han actuado como sátrapas que esquilmaban Cataluña envueltos en la senyera". Eh, Marhuenda, Cataluña y el resto de España, guapo, que aquí hemos apoquinado todos. "Durante años he tenido que escuchar la frase de España nos roba y que Cataluña era un oasis idílico. Mis compañeros periodistas de otros medios catalanes nos miraban con una irritante superioridad a los que no éramos nacionalistas y nos tildaban de españolistas". Oh, pobres. ¿Y vosotros qué hacíais? ¿Os dejabais avasallar? ¿Os chivabais a la profe? "Al final ha resultado que España nunca nos ha robado y que los saqueadores han sido otros". Pues ya estás tardando en ir a devolver los golpes.

ABC también rebosa satisfacción. "Cerco a '30 años de clandestinidad fiscal' de Pujol". El ministro atribuye al presidente catalán varios delitos y avisa de que el Estado irá hasta el final". Dice el que "el comportamiento mostrado por Pujol es, simplemente, vergonzoso e indecente" y que "no ha dudado en envolverse con la bandera independentista para tapar sus miserias". Pero lo que peor le ha sentado a Bieto Rubido ha sido la "actitud mostrada por el PSOE, ya que, en lugar de reprobar sin tibieza a Pujol, aprovechó la comparecencia de Montoro para culpar de forma indirecta al Gobierno de las ilegalidades cometidas". David Gistau es otro de los que se quedaron a cuadros oyendo la confesión de Montoro. "Todo lo arruinó cuando salió del ámbito de los tecnicismos fiscales y se puso a hacer política con consecuencias devastadoras (...) Montoro dijo que los Pujol habían sido investigados hace unos doce años, mientras gobernaba otro ejecutivo del PP del que él también formaba parte. Hecha esta revelación, surge la pregunta automática. ¿Por qué se paró esa investigación? ¿Quién la paro? Esta declaración de Montoro no hace sino alimentar las conjeturas acerca de que Pujol dispuso de una patente de corso para robar expedida por el Cotarro, o sea, otra vez el Estado, que le ha sido retirada cuando se convirtió en un incordio político". Montoro, Montoro, si es que tienes una lengua muy larga. Te lanzas, te lanzas y acabas cantando la Traviata.

A La Vanguardia no le llega la camisa al cuello con este lío que ha montado su Pujol. "Pujol planta a CiU y la aboca a una comisión de investigación". Marius Carol, el director, vio a Montoro "serio, contundente, implacable (…) Montoro aclaró que su intervención había sido leída, así que no hubo ningún calentón de boca, solo la traslación de la opinión del ejecutivo de Rajoy". Enric Juliana está con Àngels, España maltrata a Pujol. Montoro "llevaba la cabeza de Pujol en lo alto de una pica" y "la exhibió con euforia (…) No todos los días se puede salir en el telediario exhibiendo la cabeza de un burgués catalán, nacionalista y defraudador". Y Rahola, para qué queremos más. "Hay fiesta mayor en los cortijos de la España grande, y los fariseos levantan su dedo acusador. Resulta que Pujol es una especie de criminal de lesa humanidad, cuya maldad es tan suprema que hasta Montoro aspira a la presidencia del Tribunal de la Inquisición". Va a tener suerte Pujol, en lugar de apedrearle, las víctimas de sus robos le van a convertir en mártir. Lo mismo le ponen un altar. Son más raros estos nacionalistas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation