Menú

Cebrián dice que nunca ha sido del PSOE

El consejero delegado de PRISA asegura que no es socialista a pesar de que sus medios siempre se han identificado con el PSOE.

3
El consejero delegado de PRISA asegura que no es socialista a pesar de que sus medios siempre se han identificado con el PSOE.

Tal día como hoy, 23 de septiembre, pero de 2013, Libertad Digital contaba en su portada las declaraciones del consejero delegado de PRISA en un desayuno informativo junto a Felipe González. Juan Luis Cebrián habló del "desprestigio de nuestros líderes" y criticó a una "clase empresarial" cuyo “silencio recurrente no es fruto de la prudencia sino de un clientelismo con el poder que el poder no reclama y tampoco agradece”. Lo dijo a pesar de que su propia carrera no había sido un ejemplo de lejanía con el poder político.

Llegó a presumir de todo lo contrario. Preguntado por los cambios que se esperaban en el PSOE dijo no tener "la más mínima idea" de lo que ocurría entre los socialistas porque "nunca he sido del PSOE, ni militante ni simpatizante".

Recientemente se ha visto la influencia que ha tenido sobre el Partido Socialista. Cebrián escribió un artículo en El País en el que decía que "más de tres décadas después de aprobada la Constitución habría que decirle al Partido Socialista y al Partido Popular que esta puede y debe reformarse no solo porque lo pida Merkel, sino también cuando lo pidan los españoles. Y que un pacto de Estado es necesario si queremos afrontar debidamente las tres crisis que padecemos: la económica, la institucional de España y la de la construcción de Europa".

Además, se atrevió a asegurar que "la singularidad de Cataluña solo puede vertebrarse desde un Estado federal" y añadió que "reclamar la soberanía fiscal cuando Europa pide compartirla parece un contrasentido".

Al día siguiente, Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces líder de los socialistas, hizo propia la sugerencia de Cebrián y en una entrevista en la Cadena SER defendió una reforma constitucional para un Estado federal. Rubalcaba dijo reconocer que Cataluña "tiene singularidades" y consideró que Mas creó una "fractura que hay que arreglar políticamente". Por lo que abogó por “avanzar a un modelo federal".

El apoyo histórico de PRISA al PSOE despareció con el ocaso de Zapatero. Cebrián quiso devolverle los favores del expresidente a Mediapro y repartió la consigna dentro del medio de comunicación que dirige para comenzar una "operación de acoso y derribo" contra Zapatero. Por eso, ordenó a todos los medios del grupo que apoyaran al PSOE, pero no a ZP.

De hecho, meses más tarde y con la casi segura victoria del PP en el horizonte de las elecciones generales de 2011 llegó a decir que España "no ha contado con el líder político adecuado" para afrontar la crisis económica y que el Gobierno de Zapatero había entrado "en un proceso de deterioro de su prestigio que era impensable hace solo seis meses".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios