Menú

Victoria Prego, alarmada: Mas se llevará a Cataluña fuera de España con la mitad más uno

Artur Mas concretó ayer el calendario hacia la independencia poniendo a la prensa al borde de un ataque de nervios.

31

"Mas acorrala a ERC para que apoye su lista independentista", titula El Mundo. Oh, qué lastimita de ERC. Para el periódico que Mas "convocará elecciones a principios de 2015 si Junqueras acepta su oferta" y "el Gobierno resultante, en caso de logar mayoría absoluta, negociará hasta finales de 2016 la secesión de Cataluña", es algo secundario y se lo lleva al subtítulo. La preocupación por la delicada situación de ERC se le pasa en páginas interiores y titula: "Independencia en 2016". Casimiro dice que hay que ver cómo es Mas, que "lejos de arredrarse" con la querella que le ha puesto con decisión y contundencia el Estado español "incrementa al máximo la tensión institucional con una propuesta definida y definitiva de secesión". Quién se lo iba a esperar de Mas, siempre tan serio y prudente. "La temeridad de Mas, que de llevar a término este órdago sometería al Estado a una presión desconocida desde el golpe del 23-F, tiene importantes dosis de osadía". Casimiro tiene tal susto en el cuerpo que hasta se le olvida pedir la reforma de la Constitución. "Ahora ya no cabe ninguna duda de que Mas está decidido a pasar a la Historia como el presidente autonómico que consiguió llevar a cabo el denominado derecho a decidir". No, Casimiro, el derecho a decidir sólo no. La independencia de Cataluña. Así quiere pasar a la Historia. "El Estado debe responder con urgencia y determinación, sin descartar ninguna vía legal, para impedir que Mas continúe llevando a Cataluña hacia el abismo". ¿Incluida la vía legal de la suspensión de la autonomía? Ah, no, que eso sería tener un distorsionado sentido de la proporción.

Victoria Prego está tan noqueada que empieza hablando de si lo de Mas perjudica a ERC como partido o beneficia a CiU como si eso importara algo ahora, aunque se da cuenta a tiempo. "Todo esto es lo de menos", dice con sabiduría. "Mas dibujó ayer un plan de sólo 18 meses durante los cuales los catalanes van a decidir si se quieren separar de España y, en caso de que así sea, se negocie en tiempo récord con España las condiciones de esa secesión", dice como si todavía no se lo creyera. "La pretensión de Artur Mas es llevarse fuera de España a los catalanes a partir del momento en que cuente con un voto o un escaño más", dice como flipando. "Es imprescindible que todos lo partidos que defienden la España constitucional apelen a los catalanes no independentistas para que acudan a las urnas e impidan la mayoría absoluta de esa lista única con la que sueña Mas. En las manos de esos catalanes está el futuro de España". Bueno, y el suyo. Así que más le vale a la tan cacareada mayoría silenciosa que vaya espabilando y se suelte la lengua.

El País va directo a grano. "Mas propone un plan para lograr la independencia en 18 meses". Claro y conciso. Xavier Vidal-Folch dice que en este órdago de Mas ya no sirven las querellas ni la política con mayúsculas, que ahora necesitamos "supermayúsculas". Pues macho, de eso no tenemos. "Mas cruzó ayer de forma casi irreversible el Rubicón del independentismo" y "ahora su posición sí está clara, y la suerte está casi echada, tras dos años de confundir a la ciudadanía". Y mira que lo dijo clarito desde el principio -"sí o sí"-, pero es que somos un poco duros de entendederas. A Junqueras, dice "le lanzó una OPA hostil" y luego "le sustrajo la cartera" con el cuento chino -"retórica", dice Vidal, que es más finolis- de que está dispuesto a no encabezar la lista única. "Junqueras se dio por enterado. Fue el que no aplaudió". Y milagro que no se echara a llorar, esta vez con razón. Vidal-Folch dice que la culpa es toda todita de Rajoy por sus "torpes artes altaneras de cuño centralista". Que este desafío de Mas es por la "querella ómnibus". A ver si tiene narices para sostener sin ponerse colorado que sin querella Mas hubiera dado un paso atrás. La querella le importa una higa. El editorial se lo dedica a Pedro Sánchez el rectificador, como ya se le conoce. "Pedro Sánchez rompe el pacto constitucional de 2011 con el PP sin aclarar su propuesta de fondo". Parece que ha querido "zafarse de la presión de Podemos", pero "cambiar de criterio en tan poco tiempo es sorprendente" y resta "fiabilidad y consistencia". Tampoco es para tanto, ya estamos acostumbrados a los cambios de opinión de este señor. "Los gestos comprometen a quien los hace" y Pedro Sánchez "debe despejar dudas para que la ciudadanía pueda valorar si sus propuestas van en serio o se quedan en brindis políticos a la izquierda". Uy, en serio, qué cosas dices, si Pedro Sánchez no tiene una idea que le dure 24 horas.

ABC se tapa los ojos y no quiere ver lo que está pasando en Cataluña. Así que no lo lleva en portada ni le da un lugar relevante en sus páginas interiores. Sí lleva en portada que "sectores del PSOE critican a Sánchez por hacer seguidismo de IU contra el déficit cero". Y nos cuenta otra de la novia de Pablo Iglesias, que nos ha salido rana la moza. "La novia de Pablo Iglesias adjudicó 137.000 euros a su hermano sabiendo que la ley le impedía votar". Y es que resulta que Tania, además de aprovechada es una mentirosilla, y ayer dijo que la adjudicación se hizo antes de que ella llegara al Ayuntamiento. Hoy ABC le estampa su firma en el contrato en toda la cara. Casta de pura cepa. Dice el editorial que entre lo de Errejón, la productora de Pablo y ahora la novia podemos deducir que "el discurso anticasta no es más que un deleznable ejercicio de hipocresía". Que nos la han colado, vaya. Pero lo peor es que "la reacción de Podemos a estos escándalos lejos de diferenciarse de la del resto de partidos, imita e incluso supera las peores prácticas que impera en la política española". Y es que Pablito no sólo "ha corrido a esconderse para evitar dar explicaciones" sino que "respondió ayer con insultos a la periodista que osó preguntarle por el inmoral comportamiento de su novia, tachándola de machista". Y con unos malos modos que era para mandarle a hacer puñetas. Mayte Alcaraz nos cotillea que en IU llaman a Tania "la pasionaria de Rivas" y que "pocos dudan de que su exposición mediática es tributaria de su relación con Iglesias". "Ayer algunos compañeros de la exconcejal de Rivas no daban crédito a la reacción del líder de Podemos, apelando al machismo de los que le preguntaron por la honradez de su novia. No parece que ella sea la más interesada en silenciar este atributo con el que cotiza en los platós". Del empuje de papi para trepar en Rivas al del novio para hacerlo en Madrid.

La Razón dice que "Mas sólo adelantará las elecciones para votar la independencia" y cuenta que "Tania Sánchez ganó 50.000 euros con la venta de su piso protegido". Serán machistas. Dice Marhuenda en el editorial que "Mas pervierte la democracia". Oh, oh, las sales por favor, cómo es Mas, un pervertidor de democracias, malo, más que malo. ¿Qué tal un poco más de salero? Pero es que La Razón cree que el plan de Mas "tiene un final previsto: la frustración en la perpetración de un objetivo contrario al ordenamiento jurídico del Estado, que avasalla a la soberanía nacional y que, además, supone un grave daño para la sociedad catalana". Ya. Sólo tres cosillas. Mas se pasa el ordenamiento jurídico por el forro de la chaqueta, la soberanía nacional por el arco del triunfo y a la sociedad catalana la tiene comiendo de su mano. De Tania y Pablo dice el periódico que las cosas ya no son como antes, que Pablo "ya no se siente cómodo ante las cámaras", cachis, Cintora, dónde estás. "Su lenguaje gestual delata que su idilio con los medios parece cosa del pasado", y todo por culpa de Ana Pastor, chiquilla qué le has hecho, si es que no mides tus fuerzas.

La Vanguardia dice que "Mas propone un plan para la independencia en 2016". El editorial dice que la gente que no fue a votar el 9-N "no todos son contrarios a la independencia", que "más allá del soberanismo no hay en Catalunya un bloque político homogéneo. Pero la pluralidad de la sociedad catalana sigue siendo más amplia que el movilizado y muy motivado campo soberanista". Pero es vaga para ir a votar ¿no?

Isabel García dice que a Mas "le gustaría tener más tranquilidad" no ir como elefante en cacharrería, pero Cataluña "no vive condiciones normales". Vamos, como si Mas pasara por allí y no tuviera nada que ver con la situación. Y claro, tal y como están las cosas, pues se ha liado la manta a la cabeza y se ha metido en un "sprint político de año y medio hacia el paraíso o el infierno". Y que Dios reparta suerte.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios