Menú

Albert Rivera: "El Gobierno no está representando a los españoles en Cataluña"

El líder de Ciudadanos arremete contra Margallo por debatir con Oriol Junqueras.

100
Albert Rivera: "El Gobierno no está representando a los españoles en Cataluña"
Rivera, en un reciente acto de campaña | EFE

Aunque por primera vez no es el candidato de Ciudadanos, eso no ha supuesto un alivio en la agenda de Albert Rivera (Barcelona, 1979), en la que hace un hueco el antepenúltimo día de campaña para atender por teléfono a Libertad Digital. Su rostro sigue siendo por el que muchos votarán el domingo, cuando la formación naranja aspira a convertirse en la primera de las fuerzas constitucionalistas e, incluso, a que Inés Arrimadas logre los apoyos suficientes para convertirse en la próxima presidenta de Cataluña.

En unas horas se va a producir el debate televisivo entre José Manuel García Margallo y Oriol Junqueras. Pablo Casado ha dicho en esRadio que el ministro de Exteriores acude "como afiliado del PP".

Los ministros de España son ministros de todos los españoles, no sólo afiliados del PP. Me parece un error que un ministro, ni más ni menos que de Exteriores, que nos representa a todos, se vaya a debatir con un señor que es el número cinco de una lista y que por lo tanto está haciendo un papel electoral. El Gobierno ha tenido muy poca vista, por decirlo suavemente, no está a la altura y no está leyendo lo que ocurre en Cataluña. Yo creo que el Gobierno de España, y espero que esto cambie en un futuro, nos debe representar a todos. Hemos visto reuniones de ministros con el señor Rato [Rodrigo] y nos decían que no eran reuniones de ministros, ahora resulta que Margallo no será ministro esta noche. El Gobierno no está representando a los españoles, sobre todo a los catalanes que queremos seguir siendo españoles. Es un error estratégico.

El domingo será muy importante, como usted ha señalado en varias ocasiones, la movilización del votante no nacionalista, especialmente en el cinturón de Barcelona. Usted, de hecho, votará en Hospitalet, adonde acaba de mudarse. No sé si comparte lo que dijo Pablo Iglesias, luego rectificado parcialmente, de que los descendientes de andaluces y extremos tenían que "sacar los dientes".

Yo he apelado a la dignidad de nuestros antepasados. El otro día terminé un acto diciendo que iría a votar por mis padres y mis abuelos, por lo que hemos hecho juntos. Los españoles hemos disfrutado juntos y hemos llorado juntos, esa unidad está en juego. Creo que desde el miedo se consigue menos que desde la ilusión, que es lo que está haciendo Ciudadanos. Lo que pasa es que Pablo Iglesias dice eso, pero ha elegido a un candidato independentista que pide un referéndum, como está haciendo esta misma semana. Ciudadanos es el único voto fiable y todo el mundo lo sabe, por eso vamos como primera opción nacional en las encuestas. Les pido a los catalanes que concentren el voto. Queremos liderar la alternativa. Como decía el CIS, somos el partido que más abstencionistas está movilizando, en ese sentido nuestro papel es histórico, mientras que el PSC y el PP apenas pueden mantener lo que tenían.

¿Sera un fracaso para Ciudadanos no convertirse el domingo en la segunda fuerza política de Cataluña?

No, yo creo que el fracaso sería no encabezar un Gobierno alternativo para todos. Eso no está sólo en nuestras manos. Tenemos nueve escaños y la peor de las encuestas nos da el doble. Aquí nos jugamos mucho, hay que unir a España y regenerarla. El cambio político que necesita España tiene que comenzar en Cataluña.

¿Contempla un gobierno de la izquierda con Catalunya Sí que es Pot, las CUP y los diputados de ERC?

Es la propuesta de Iglesias. Puede hacer muchos discursos, pero insisto: su talón de Aquiles es que tiene un candidato independentista. No vale, para gobernar España, aliarse con cualquiera. Felix Ovejero escribía el otro día un artículo fantástico, explicando el error histórico de la izquierda en Cataluña al pactar con los nacionalistas. Pero en el caso de Podemos es peor, porque se presentan directamente con alguien que votó Sí el 9-N y que presentó un manifiesto independentista de ICV. No es de fiar, y si es coherente tendría que apoyar la independencia si Artur Mas la proclama. Esto no va de de ser separatistas de izquierdas o de derechas, se trata de estar juntos y de regenerar la vida pública. La apuesta de Rabell es un error histórico y estratégico de Pablo Iglesias y de Podemos y creo sinceramente que la gente se ha dado cuenta, lo que explica que su expectativa de votos, que era muy alta hace poco, esté cayendo.

Le pido una valoración sobre la Pastoral del Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en la que pide "orar por España y su unidad". El 7 de septiembre la Conferencia Espiscopal Taraconense, donde están todos los obispos catalanes, declaró "legítimas" todas las opciones políticas y proclamó su "amor por la patria catalana".

Yo no me suelo meter en casa de los demás. No pertenezco a esa confesión religiosa. Lo que me parece es que en el momento en el que estamos, los valores de unión, de fraternidad, de igualdad, son valores universales que se han defendido en las sociedades avanzadas y hay que defenderlos ahora más que nunca. No se nos puede decir que defender la ruptura, la desigualdad, el privilegio o el enfrentamiento es igual que defender la unión, la igualdad o las libertades. Esto último es mejor, son los valores que vienen desde la Revolución Francesa, que han hecho que los Estados no tengan una visión identitaria. Eso es lo que está en juego, que triunfen los valores civiles o los valores tribales, las creencias frente o la racionalidad. Desde la Constitución de Cádiz España se divide entre quienes defendemos, cada uno en su etapa política, la ciudadanía y la Constitución y quienes hacen discursos tribales, con una visión identitaria y de bandos. Creo que las reformas en la futura política a nivel nacional tienen que consolidar esos valores, que como vemos están en crisis, particularmente en Cataluña.

¿Le ha parecido suficiente la respuesta de Jean Claude Juncker al eurodiputado del PP Santiago Fisas sobre la posible declaración de independencia?. El presidente de la Comisión Europea ha dicho lacónicamente: "Ningún Parlamento autonómico puede contradecir la Constitución nacional".

Lo que me sorprende es que algunos llevamos diciendo eso mismo en el Parlamento de Cataluña. Yo lo dije en mi discurso durante el debate de la declaración soberanista. Es evidente. El Gobierno ha renunciado durante estos años a hacer pedagogía, a que el Estado esté más presente en Cataluña. Es una actitud que se refleja en las dudas de Rajoy que hemos visto esta semana. Siempre han pensando que lo de Cataluña era un problema que había que entregar a los nacionalistas para a cambio obtener apoyo a los gobiernos centrales en Madrid.

A partir del 28 hay que trabajar en Cataluña, pero también en España, no para contentar a Junqueras, sino para corregir los errores de los que estoy hablando.

Si Junts Pel Sí saca mayoría absoluta el domingo, ¿qué debe hacer el Gobierno?.

Una victoria en unas elecciones autonómicas sólo legitima para gobernar en esa autonomía. Lo primero que hay que hacer es respetar las leyes. No podemos entrar en la lógica de que por el número de escaños que obtenga un partido pueda saltarse las normas. Ahora bien: es evidente que Mas ha pretendido convertir esto en un plebiscito. Por eso yo le doy la vuelta su su pregunta: si Mas, con la que ha liado, no tiene a la mayoría de catalanes detrás, a más del 50%, sólo le queda la dimisión, no creo que haya otro camino ni otra salida. Uno no puede estar enfrentando a la sociedad permanentemente y que luego la mayoría del pueblo le dé la espalda. Si no tiene una mayoría de votos, ya lo avanzo, la demanda política de Ciudadanos será que tiene que dimitir, la misma noche del domingo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios