Menú

Ana Garrido, el azote de Gürtel, al descubierto

LD publica las grabaciones de Ana Garrido denunciadas por ser "cortadas y retocadas" en su juicio por mobbing contra el ayuntamiento de Boadilla.

Ana Garrido, el azote de Gürtel, al descubierto
Ana Garrido en una de sus múltiples apariciones LaSexta | Imagen LaSexta

En los últimos días, Ana Garrido, ex trabajadora de Boadilla del Monte, y testigo de la Fiscalía en la trama Gürtel, ha vuelto a la palestra informativa.

Garrido comenzó a trabajar en el consistorio de Boadilla, uno de los epicentros de la citada trama corrupta, teniendo una estrecha amistad, como reconoce ella misma, con la entonces mujer del ex alcalde, Arturo González Panero, conocido como "El albondiguilla", uno de los principales imputados en el caso.

Ana Garrido denunció las irregularidades cometidas por Panero en el Ayuntamiento, recogiendo el testigo de José Luis Peñas, ex concejal del PP de Majadahonda. "Pepe Peñas", como es conocido, fue el primero en destapar la trama, que sin embargo, posteriormente, fue imputado después de que un informe de la UDEF le señalara por recibir 260.000 euros de forma ilícita junto a otro edil.

Según resulta de la denuncia, Garrido grabó sus conversaciones con su jefe directo en el consistorio, el ex concejal de deportes, Adolfo Arias Javaloyes y a la ex recepcionista de Francisco Correa, Mayca Jiménez. En estas conversaciones, Mayca Jiménez implicaba en la trama al presidente del Senado, Pío García Escudero. No obstante, hace unos días la propia Jiménez se retractó ante el juez De la Mata en la Audiencia Nacional.

Actualmente, Garrido mantiene un litigio con el consistorio madrileño de Boadilla al que denunció por "mobbing" y al que reclama un total de 185.000 euros.

El municipio está gobernado ahora por el popular Antonio González-Terol, que se convirtió en el 2º más votado de toda España de entre los municipios de más de 48.000 habitantes, y que aterrizó en Boadilla con la misión de limpiar el consistorio de corrupción.

González Terol prescindió de todos los concejales de Panero, rescindió contrataciones con empresas vinculadas a la trama y auditó obras sospechosas. Además, decidió que el ayuntamiento se presentara como acusación particular en el caso Gürtel por verse directamente perjudicado.

Libertad Digital ha tenido acceso a una denuncia y a las grabaciones de Ana Garrido, que según su ex pareja, pudieron ser "cortadas y retocadas" para posteriormente ser presentadas en su juicio por "mobbing" contra el ayuntamiento de Boadilla.

La denuncia de la ex pareja de Garrido

Juan Carlos Díaz, ex pareja de Ana Garrido, fue el artífice de que los audios que implicaban supuestamente a Pío García Escudero salieran a la luz.

Díaz entregó en abril de este año a la Policía las grabaciones que, según la denuncia, hizo Garrido y que se encontraban almacenadas en el ordenador de su hija. El portátil fue utilizado también por su ex pareja durante su relación. Díaz denunció a Garrido al considerar que podría ocultar información relevante sobre el caso Gürtel y que las pruebas que ésta presentó en su juicio por "mobbing" contra el consistorio de Boadilla "pudieran estar cortadas o retocadas".

Así consta textualmente en la denuncia presentada por la ex pareja de Garrido, a la que ha tenido acceso Libertad Digital:

Que en el año y medio que ha tenido de relación esta mujer utilizaba su ordenador portátil. Que en dicho ordenador cree que hay información relevante sobre el juicio en el que está implicada la denunciada (Ana Garrido) como grabaciones y demás. Que no puede precisar la importancia de las pruebas pero en reiteradas ocasiones le ha pedido que se lo devuelva para poder recuperar y borrar archivos.

Al ser preguntado por dichas pruebas por la policía, Díaz señala que "son las mencionadas grabaciones que él escuchó en el juicio y pudieran estar retocadas o cortadas. Existiendo distintas carpetas con el nombre Gürtel".

También cuenta a los agentes una de las amenazas de muerte que recibió por teléfono tras cortar su relación con Ana Garrido:

Manito te vas a estar quieto, voy a cortarte el cuello, voy a meter tu cabeza en una bolsa de plástico y voy a enviarla para allá a Ana Garrido. Cuidado con los niños.

Garrido no entregó las grabaciones a la Audiencia Nacional antes alegando que no estaban relacionadas con la trama Gürtel. Sin embargo, tras la denuncia de Díaz, Garrido entregó al juzgado varias carpetas con documentación del consistorio.

Las grabaciones de Ana Garrido

Liberta Digital publica en exclusiva unas grabaciones de Ana Garrido, en las que se la puede escuchar tratando con su jefe directo en el Ayuntamiento de Boadilla, el ex concejal de Deportes del Consistorio, Adolfo Arias Javaloyes y con la ex recepcionista de Correa, Mayca Jiménez.

AUDIO 1. (31'') Ana Garrido habla con Adolfo Arias sobre la negociación de su despido. Garrido amenaza con estar a punto de "abrir la guerra":

Garrido: "¿Tú ves posible que me despidan? ¿Que negociemos un despido? Por eso, entonces necesito saber qué es lo que quiere. Porque la percepción que tengo es que no quiere saber nada de mí. Entonces, si no quiere saber nada de mí (el actual alcalde) y no va a resolver nada, sino que lo único que voy a ir es a peor, entonces ya empiezo yo el contraataque ¿entiendes? (...) yo estoy a punto de abrir la guerra".

AUDIO 2. (24'') Ana Garrido reconoce a Adolfo Arias que si recibe la plaza que pide, retira la denuncia por mobbing:

Arias: "Él (refiriéndose al actual alcalde) ... yo creo que... que tiene que ser consciente de aquí a abril que sea el juicio a que puede pararlo todo. Es decir, si a ti se te da tu plaza en condiciones, tu vas a retirar esa denuncia, automáticamente. Garrido: "Habría que ver las condiciones de la plaza, ¿eh?. Arias: "Bueno si, vamos a ver"... Garrido: "Porque la plaza no está bien puesta en la RPT ... pero bueno, sí, pero sí".

AUDIO 3. (58'') Ana Garrido, en otro diálogo con Adolfo Arias, le pide que insinúe al alcalde Antonio González-Terol su despido. Si no, aclara Garrido, la siguiente denuncia es por mobbing:

Garrido: "O sea, así de claro te lo digo, porque es que las opciones que estamos barajando… es que es verdad lo que dices tú… o sea, si tú lo expones, es que es al final es verdad, que no… que no… que basta que lo proponga yo, sabes, para que le parezca mal, si se le ocurriera a él (en referencia al actual alcalde)…". Arias: "¿se lo insinúo?"…. Garrido: "insinuáselo…". Arias: "Y que me diga: pues habla con ella…". Garrido: "Hombre, no perdemos nada". Arias: "No le voy a decir: he hablado con Ana…". Garrido: "Y me ha pedido por favor que la despidas…". Arias: "Por eso te digo…". Garrido: "Sí, pues insinúaselo". Arias: "Ver en qué condiciones…". Garrido: "Pero claro… dile también, que, que así no podemos estar, en tierra de nadie". Arias: "Que a mí me está suponiendo un problema de trabajo y ya está…". Garrido: "No, y que yo la siguiente denuncia es por mobbing".

AUDIO 4. (19'') En otra conversación, Ana Garrido explica su situación laboral en el ayuntamiento de Boadilla del Monte:

Garrido: "Entonces, conmigo lo que ha pasado siempre es que la plaza que yo tengo es como si fuera un grupo C, que es la que tengo en propiedad, es equivalente a un bachiller superior, pero yo siempre he hecho funciones de técnico y siempre han estado conmigo en Comisión de Servicios como técnico o como directora de Juventud".

AUDIO 5. (45'') Ana Garrido cuenta a Mayca Jiménez, ex secretaria de Correa y a una tercera persona (Paco) que su caso lo va a llevar Cristina Almeida. Afirma que está deseando que le despidan del ayuntamiento y le den su liquidación.

Garrido: "Al final me lo va a llevar el despacho de Cristina Almeida seguramente, pero no por nada, porque es un tema que está politizado. A ellos les va a asustar mucho el que la demanda les venga por este despacho de abogados. (…) La abogada con la que yo hablo me comentó que si tenía claro que si demandaba por mobbing lo único que iba a conseguir era que me despidieran del Ayuntamiento y me dieran mi liquidación, y la dije, es que eso es lo que estoy deseando que hagan".

AUDIO 6. (26'') Ana Garrido pregunta a Mayca Jiménez si se ha planteado ganar "pasta" con sus respectivas denuncias por mobbing. Posteriormente, Garrido explica cómo va a utilizar a los medios de comunicación en su beneficio:

Garrido: "Hombre, claro, y le sacábamos pasta. ¿Tú nunca has pensado de verdad en cómo sacar pasta a todo esto?" (pregunta a Mayca, que también denunció a su ex jefe por mobbing").

Garrido: "Y yo, si que es verdad, que con la demanda del mobbing todavía no me lo he planteado, pero si llega el momento, como hice la otra vez, que tengo que ir a utilizar a los medios, lo hago. O sea, a mí también me conviene tener buena relación con ellos en este momento"

La carrera de Garrido en el Ayuntamiento

En los últimos meses, se ha cuestionado la carrera de Garrido en el consistorio de Boadilla del Monte. Garrido comenzó trabajando en 1993 en la concejalía de Juventud que entonces dirigía Arturo González Panero. La propia Garrido explicaba así en sus grabaciones la relación estrecha que le unía a González Panero y a su entonces mujer:

AUDIO 7. (1'03'') Garrido: - "Yo, es verdad, que conozco a Arturo de hace muchísimos años, desde que yo tenía veintipocos años porque su mujer, ahora su ex mujer, era compañera mía de la universidad, y entonces éramos muy amigas. De esto que te vas de copas y duerme en tu casa y tú duermes en casa de ella. Teníamos una relación muy íntima, y de hecho, cuando yo me casé, ella y yo nos casamos casi al mismo tiempo, pues íbamos juntos a mirar muebles, yo estuve en su boda, él estuvo en la mía, y era una relación que además de ser mi jefe, que él era concejal de Juventud, cuando yo entré, había una relación de amistad entre matrimonios, entre amigos que tenía él, que yo todavía no sabía quienes eran, Alfonso Bosch…, claro, yo me relacionaba con toda esta gente. Tú imagínate, como si tú tienes compañeros de trabajo y tienen unos amigos y te reúnes en una casa y te presentas. Así hemos estado épocas viéndonos más y épocas viéndonos menos".

El propio hijo de Panero, Arturo González Villarroya, que ha denunciado ante la fiscalía a su padre, escribió un tuit, hoy borrado, en el que cuestionaba el ascenso de Garrido en el consistorio.

Después de que un Juzgado de Móstoles y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid hayan fallado a favor de Garrido, el caso de acusación por mobbing contra el Ayuntamiento de Boadilla se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie.

En España

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation