Menú

Máximo secreto en Ciudadanos sobre la reforma que presentará Rivera el sábado en Cádiz

Ni siquiera los expertos que han participado conocen el redactado final, que Rivera considera la más ambiciosa propuesta para regenerar España.

62
Máximo secreto en Ciudadanos sobre la reforma que presentará Rivera el sábado en Cádiz
Albert Rivera | EFE

Los labios de los principales dirigentes de Ciudadanos están sellados hasta el sábado por la mañana. Será entonces, en el simbólico marco de Cádiz, cuna del constitucionalismo español, cuando Albert Rivera explique qué quiere cambiar de España y cómo pretende hacerlo. El documento que se hará público es un secreto incluso para quienes han participado en su elaboración, personas contadas con los dedos de una mano conocen su redactado definitivo. Al contrario que otras presentaciones del partido, en las que intervenían varias personas, esta vez Rivera estará solo en el escenario del Palacio de Congresos gaditano, lo que ayudará a proyectar su imagen como candidato a la presidencia. El pasado domingo, en Ávila, el candidato naranja a la presidencia del Gobierno anunciaba la reforma "más ambiciosa" de cuantas se han propugnado en nuestro país para abrir "una segunda transición". Al día siguiente, en los micrófonos de esRadio, su mano derecha, José Manuel Villegas, preguntado expresamente por si el documento que se guarda bajo siete llaves iría más por reformas institucionales que por cambios profundos en la Carta Magna, afirmaba tajante que por lo primero.

En los últimos días, varias fuentes de la formación centrista aseguran que en el documento sí habrá "propuestas para modificar algunos aspectos" de la Carta Magna y recuerdan "lo que suele decir Albert, que no basta con reformar la Constitución". Menos tibios se muestran a la hora de hablar de otras reformas, como el propio Villegas hizo en el programa Es la Tarde de Dieter, donde se refirió a cambios radicales a nivel institucional. Lo cierto es que Rivera va dejando migas de Pulgarcito, por ejemplo con respecto al Senado y la que ya se ha convertido en una de sus frases fetiche, repetida el martes en un desayuno informativo en Madrid: "O lo reformamos o lo cerramos".

Que habrá medidas de calado para despolitizar la Justicia, una de las banderas del discurso naranja, se da por supuesto. En el citado desayuno de esta semana en la capital de España, Rivera discrepaba de la propuesta de Podemos para que los miembros del CGPJ sean elegidos por los ciudadanos "entre otras cosas por razones prácticas, porque no sabemos si la gente conoce a muchos juristas". Preguntado por si la desaparición del órgano de Gobierno de los jueces sería una posibilidad, un importante dirigente del partido se encogía de hombros esta semana y, con una sonrisa de oreja a oreja, aseguraba que no diría nada hasta el sábado.

Por su parte, uno de los sabios decía no saber realmente cómo quedará la propuesta final aunque reconocía que se sentiría defraudado si no se tocan aspectos esenciales como el Gobierno de los jueces, el Senado o la Ley Electoral. Sí dejaba claro que Ciudadanos sólo propondrá modificaciones constitucionales cuando sea estrictamente necesario. Dicho de otro modo: lo que se pueda hacer por una simple reforma legal se hará por esa vía y no tocando la Ley de Leyes, algo siempre más complejo. Es una filosofía que siempre ha defendido Rivera. Entrevistado por Libertad Digital en 2013, con motivo del 35 aniversario de la Constitución, afirmaba: "Nosotros somos partidarios de una cirugía constitucional o jurídica, pero no de dinamitar la Carta Magna. La Constitución sirve, es un marco de convivencia válido. Lo que hay que hacer es cumplirla y hacerla cumplir". Unas manifestaciones realizadas cuando Podemos y su reivindicación de un "proceso constituyente" no habían entrado aún en el juego político español.

Lo que está claro es que Ciudadanos abogará por una "clarificación" del modelo autonómico, sobre todo por lo que se refiere a las competencias. En la citada entrevista, Rivera se mostraba así de tajante sobre el artículo 150.2, la vía que los constituyentes de 1978 dejaron permanentemente abierta para la trasferencias: "Debe suprimirse o cerrarse, o bloquearlo, no sé cuál es la técnica jurídica. Esa vía de acuerdo entre el Gobierno y las CCAA está agotada".

También abogaba por la recuperación del recurso previo de inconstitucionalidad, pero limitado a "estatutos y leyes orgánicas" ya que hacerlo con carácter general podría, a su juicio, "emplearse como un recurso de bloqueo".

En el aspecto judicial, Rivera se mostraba en esa misma entrevista, preguntado por el modelo para la Fiscalía General "abiertamente partidario del modelo anglosajón, que sea elegido por los ciudadanos". Sin embargo, algunos de los expertos que han elaborado el documento dicen incluso desconocer esa postura del líder naranja.

Rivera quiere evitar a toda costa la filtración de una sola de las medidas, en las que trabaja hasta el final esta semana mientras sigue de precampaña por diversos lugares de España. Entre acto y acto, el presidente de Ciudadanos aprovecha para intercambiar mensajes de móvil con sus colaboradores, a los que realiza indicaciones como "tenemos que ser más claros en esto" o "tendríamos que buscar la manera de explicar esto otro".

Los dirigentes naranja evitan estos días los contactos informales con los medios y nadie precisa quién posee el documento que verá la luz el sábado y al que los miembros de la Ejecutiva dieron el visto bueno el pasado domingo. Hace unas semanas se produjo la última reunión con los expertos, que agradecieron al líder naranja el clima de trabajo, en el que Luis Garicano ha ejercido siempre de puente con Rivera, algo que refuerza la posición del profesor de la London School of Economics, que ya no se ocupa sólo de aspectos económicos.

El equipo de comunicación está más alerta que nunca para evitar cualquier posible fuga de información. Ni siquiera se remitirá el documento a los medios con horas de antelación y el compromiso de no ser publicado, una práctica habitual en las distintas presentaciones que se han llevado a cabo este año del programa económico.

Un mutismo excesivo que podría quedar empañado si la propuesta no responde a la expectativas. Aunque los sabios han visto en el equipo de Rivera el ánimo de presentar una propuesta "muy valiente" para la regeneración de España.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios