Menú

UPYD afronta el Congreso más difícil en su década de historia

La eurodiputada Beatriz Becerra y otros cuatro cargos públicos se dan de baja en protesta porque el cónclave no sea "de disolución".

14
UPYD afronta el Congreso más difícil en su década de historia
Varios dirigentes de UPyD, en una imagen de archivo. | EFE

"Cuando una llama se extingue, aquello que iluminó permanece". La frase, digna de figurar en cualquier lápida, es el arranque del comunicado con el que una treintena de afiliados a UPyD ha anunciado este viernes, víspera de un nuevo Congreso extraordinario de la formación magenta, su baja del partido. Entre ellos la eurodiputada Beatriz Becerra y otros cuatro cargos públicos del más de un centenar que le quedan al partido fundado por Rosa Díez hace una década. Todos concejales en Segovia, tres de ellos en la capital, una provincia donde las siglas magenta han tenido un particular predicamento, sobre todo por la actuación contra la corrupción en la Caja regional, una de las que se encabezaron contra abusos en las entidades financieras.

Para Becerra y sus compañeros, entre ellos el concejal y diputado provincial en Segovia Juan Angel Ruiz Martínez, el problema es fácil de diagnosticar: "UPyD se ha quedado sin espacio electoral tras ocho años de historia y sin el 85% de los votos que obtuvo hace año y medio". Sin embargo, y durante los tres años que quedan de legislatura municipal y europea, seguirán tratando de aplicar el programa por el que fueron votados y por el que decidieron dar el paso del compromiso político. Lo harán sin cambiar de siglas -lo que sería incurrir en transfugismo- como cargos no adscritos y con la cobertura de una asociación que pretenden impulsar, de carácter formalmente cultural, pero de contenido también político. Un colectivo que de momento echa a andar en Segovia y que se llamará "Centrados".

Se consideran abandonados por las sucesivas direcciones que el partido ha tenido tras la salida el pasado verano de Rosa Díez, a quien sustituyó Andrés Herzog tras imponerse en un Congreso a la candidatura que encabezaban Irene Lozano, hoy diputada del PSOE, y Toni Cantó, hoy diputado de Ciudadanos. "Los cargos públicos y orgánicos de UPyD no hemos sido consultados ni hechos partícipes de las decisiones y posicionamientos clave efectuados a lo largo de este último año" aseguran en otra parte de su texto, donde lamentan que sin haber consultado a los afiliados o haber presentado "un plan de viabilidad serio con objetivo" la formación magenta esté, dicen: "En puertas de su segundo Congreso Extraordinario en nueve meses para elegir una nueva Dirección, en lugar de estar abordando un Congreso de disolución estatutario de desactivación democrática y digna de nuestro partido".

Con Savater, Álvarez de Toledo y Luis del Pino

Al Congreso, el segundo extraordinario en menos de un año, se presentan dos candidaturas para liderar el partido, la del diputado en el País Vasco Gorka Maneiro, actual presidente de la gestora que se encargó de UPyD tras la salida de Herzog después de las elecciones, y la del exconcejal de Brunete, Fernando Castellanos. El conclave, que tendrá lugar en el recinto ferial de IFEMA en Madrid, contará con la participación de personas de la sociedad civil como el filósofo Fernando Savater, uno de los principales fundadores del partido y que concurrió en las listas al Senado en las elecciones de diciembre, que enviará un saludo en vídeo, así como de la exdiputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo o el periodista Luis del Pino, director del programa Sin Complejos, en esRadio.

UPyD cuenta en la actualidad con más de un centenar de cargos públicos, entre ellos las eurodiputadas Maite Pagazaurtundua y Teresa Gimenez Barbat.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios