Menú

Federico Jiménez Losantos: "¿Qué une a Iglesias y a Otegi? El odio a la soberanía que reside en el pueblo español"

A las 19:30 arrancaba en el Teatro Calderón de Madrid el acto de Libres e Iguales, que ha cosechado una gran acogida.

Libres e Iguales por el pacto Español

Cerca de 1.000 personas han acudido este martes al Teatro Calderón de Madrid para seguir el acto organizado por la plataforma Libres e Iguales, y dirigido por Albert Boadella, que perseguía el el objetivo de "defender la Constitución y el ‘pacto español’ que se forjó en la Transición". Entre los asistentes, periodistas como Hermann Tertsch, Isabel San Sebastián y Carlos Cuesta, o el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano.

Acompañado por la periodista Andrea Mármol, durante su intervención, el presidente de Libertad Digital, Federico Jiménez Losantos, se remontó al año 78 y agradeció al "jotero Rodolfo" –refiriéndose a Martín Villa, ahora explicaremos el porqué- que no le detuviera "cuando yo estaba en la clandestinidad". "Era gobernador de Barcelona y salía en La Vanguardia en primera; mañana lo insultarán en la misma portada", añadió.

El director de Es la Mañana en esRadio dijo que, si la de 1812 es la constitución "más heroica" –"decía que la nación no era propiedad de ninguna familia ni persona: ni del Rey ni de Pujol: de nadie"-, la del 1978 es la "mejor que hemos tenido". Tras subrayar que "la madre del cordero" es que "la soberanía nacional reside en el pueblo español", ha preguntado: "¿Qué une a Iglesias y a Otegi? ¿A Rufián y a Errejón? ¿A cualquiera de las titiriteras de la CUP con las asaltacapillas de Madrid? El odio a esto: a la soberanía que reside en el pueblo español". Acto seguido, el aforo rompió a aplaudir.

Por su parte, Mármol dijo que si los ciudadanos "somos soberanos, somos corresponsables de lo que pase el próximo domingo. Nuestra democracia es militante, y si estamos aquí, militamos del lado del bien y de la verdad". Finalmente, Federico pidió un aplauso para el dueño de Fincas Nevot –multado por no rotular en catalán- y gritó: "¡Viva el señor Nevot y viva España!".

Un elogio coral a la Carta Magna

Los primeros en intervenir fueron Francisco Sosa Wagner y la periodista Laura Fábregas, quienes hablaron sobre la independencia de la Justicia. El eurodiputado criticó la "pesadilla del CGPJ", destacó la importancia de "tener jueces de carne y hueso independientes" y apostó por suprimir "los nombramientos a dedo del Tribunal Supremo" y las "puertas giratorias".

Paula Baena Velasco y el catedrático de Derecho Constitucional Roberto Blanco Valdés se centraron en el Artículo 24 de la Carta Magna. La primera dijo que la vigencia y el cumplimiento de la Constitución "son el baluarte de nuestra libertad"; el segundo, ha destacado que la esa vigencia de la CE es "la prueba palpable de la superioridad moral, ética y política de nuestro estado constitucional frente a todos aquellos que, de cualquier forma, han intentado destruirlo".

La periodista Emilia Landaluce y el exministro Rodolfo Martín Villa pusieron la nota musical, marcándose una jota y un cover constitucional de Gainsbourg en torno a la intimidad, "los teléfonos sin pinchazos" y las cartas que no abren terceros. Después, Joaquín Leguina y Mariana Boadella, se ocuparon del Artículo 3. La hija del dramaturgo se refirió a los requisitos idiomáticos que tienen que afrontar los profesores en las universidades catalanas. Por su parte, el expresidente de la Comunidad de Madrid criticó que "desde la cuna, se lleva expulsar de Cataluña al castellano". "Vivo en un lugar de La Mancha y allí sé que la lengua que hablo no nos divide en ciudadanos de primera y segunda: nos hace libres e iguales", concluyó Mariana Boadella.

El catedrático de Derecho Tomás Ramón Fernández y el actual líder de UPyD, Gorka Maneiro, se refirieron a la igualdad y al Artículo 14. El político vasco dijo que "en España hay demasiada desigualdad. Existen desigualdades entre conciudadanos y existen desigualdades territoriales". Subrayó que la educación y las prestaciones sanitarias "deberían ser competencias del Estado" y cargó contra los privilegios fiscales del País Vasco y Navarra.

Después, Enrique Múgica y Pablo Casado se ocuparon del Artículo 10. El exministro socialista recordó su estancia en la cárcel y, tras mencionar la diferencia ideológica entre ambos ponentes, señaló que "hay algo que nos une: esa lucha en afirmar los valores de nuestra Constitución, de nuestra libertad". Por su parte, el diputado popular afirmó que "no voté la Constitución, pero estoy muy agradecido y muy orgulloso por la generación que hizo posible nuestra libertad y nuestra democracia". Mencionó a Adolfo Suárez, a Vargas Llosa y a Cervantes, y terminó diciendo que "hay que seguir defendiendo nuestra libertad frente a tres enemigos: el terrorismo, el populismo y el nacionalismo".

El exlíder del PSV, Nicolás Redondo Terreros, acompañó a la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís. El primero destacó "la capacidad de renuncia" de los padres de la Constitución y alertó de que "está en juego el sistema del 78, que nos ha permitido ser Libres e Iguales en un período excepcional de nuestra Historia"; la segunda se refirió al Artículo 2, señalando, con un tono muy partidista, que la unidad de España "no tiene interpretaciones" y que la nuestra es una "patria unida que no admite ninguna división".

Arcadi Espada y Verónica Puertollano hicieron una breve representación teatral plagada de críticas sutiles a Podemos, y, tras ellos, los periodistas Victoria Prego y Juan Fernández-Miranda se refirieron al Artículo 20, el que garantiza la libertad de información. La presidenta de la APM, sin nombrarlo, advirtió sobre las políticas liberticidas del partido de Pablo Iglesias, recordando las anunciadas restricciones a los medios privados y la existencia de un ministerio de Comunicación: "Estén atentos, porque esto puede llegar".

"Nada es irreversible"

Teo Uriarte y Marta Rivera de la Cruz se refirieron al Artículo 15 y a la pena de muerte. Uriarte advirtió: "Ojo con aquellos que comprenden lo que fue ETA, porque detrás de la comprensión a ETA está su justificación. Ojo con aquellos que dividen nuestra sociedad en buenos y malos, porque eso puede suponer la condena del otro y devolvernos, finalmente, a esa cosa terrorífica de la pena de muerte dentro de la legalidad". Señoras y señores: nada es irreversible, todo hay que cuidarlo, todo hay que defenderlo". Por su parte, la de Ciudadanos criticó la banalización de determinada violencia: "Pegar a una persona que lleva una bandera española es violencia. Un escrache es violencia. El acoso en una red social es violencia".

El ex secretario general de CCOO, José María Fidalgo, y el periodista Rafael Latorre hablaron del Artículo 66. "Gracias a las Cortes Generales, España no es una democracia adjetivada", destacó Latorre.

Después, Victoria Vera y el periodista Jorge Bustos, en clave de humor, hablaron de aumentar la edad para votar. La última intervención fue la de la presidenta de Libres e Iguales, Cayetana Álvarez de Toledo, quien definió el evento como "una celebración política". Dijo que la Carta Magna "es un mandato de madurez y modernidad", criticó a los nacionalismos y al terrorismo etarra y pidió una "política nueva, tan frecuente en Europa e inédita en España, es la gran coalición". "Viva el centro que agrupa lo común, el lugar que señala los problemas reales", añadió. El acto finalizó con una breve interpretación del himno de España con un violín.

En España

    Lo más popular

    Servicios