Menú

Podemos utiliza sus acuerdos autonómicos para presionar al PSOE

La ruptura del pacto de investidura por parte Podemos con el PSOE en Castilla-La Mancha ha hecho saltar todas las alarmas.

0
Podemos utiliza sus acuerdos autonómicos para presionar al PSOE
Pablo Echenique, en la sede de Podemos | EFE

La ruptura del pacto de investidura por parte Podemos con el PSOE en Castilla-La Mancha ha hecho saltar todas las alarmas. Pablo Iglesias va a intentar evitar un gobierno del PP y unas terceras elecciones de todas las maneras posibles, y una de ellas va a ser presionando a los barones socialistas críticos con romper los acuerdos que les permiten gobernar si no 'dejan' a Pedro Sánchez negociar con ellos.

Pero el líder de Podemos sabe que no dispone de mucho tiempo para ello ya que el futuro de Pedro Sánchez está en el aire. Por eso, aprovecha que el socialista está aún en el poder para intentar que inicie las conversaciones. Ya que si "le descabalgan, habrán ganado los que quieren dejar gobernar al PP", ha asegurado Iglesias en una entrevista en la emisora colombiana W Radio.

Y con este camino que ha tomado, Iglesias no sólo lanza una advertencia al PSOE, también deja claro en su propio partido cuál es la estrategia a seguir en las relaciones con los socialistas. Frente a la postura de algunos 'errejonistas' que pretenden apoyar una hipotética investidura de Sánchez sin entrar en el gobierno, el líder de Podemos defiende que hay que entrar en los gobiernos del PSOE. Si no se forma parte del ejecutivo, "los papeles se los lleva el viento", como, a juicio de los 'pablistas', se ha demostrado con la ruptura del acuerdo de investidura con Page por el incumplimiento de las condiciones.

Pero volviendo al PSOE, las alarmas han saltado especialmente en los Gobierno de Aragón y Extremadura. Si Podemos deja de apoyarles en las decisiones políticas diarias, los barones Javier Lambán y Guillermo Fernández Vara se encontrarán en la difícil postura de tener que pedir ayuda al Partido Popular.

Echenique ya avisó este lunes que los apoyos en ambos territorios están en "permanente evaluación y control", y añadía que si no se cumplen las condiciones de Podemos se pueden seguir los pasos que se han dado en Castilla-La Mancha.

Los que pueden vivir más tranquilos son Ximo Puig, de Valencia, y Francina Armengol de Baleares. Compromís forma parte del Gobierno valenciano y así puede ejercer cierta labor de control. Mientras que en Baleares, no se han manifestado diferencias sustanciales por el momento con la baronesa Armengol, muy cercana a Pedro Sánchez.

Los contras

Pero este "cambio de cromos" se le puede volver en contra a los de Podemos por dos razones. La primera, que en las grandes ciudades donde gobiernan sus "alcaldes del cambio" como Madrid, A Coruña, Cádiz, Zaragoza o Santiago de Compostela necesitan el apoyo de los socialistas, e incluso podía tener repercusiones en Barcelona, donde Colau no necesita el PSC para mantenerse en el poder pero sí cuenta con el PSC para apoyar muchas de sus políticas.

Por otro lado, porque los barones socialistas críticos amenazados pueden presentar ante la dirección del PSOE y sus votantes a los dirigentes de Podemos como personas en las que no se puede confiar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios