Menú

Iglesias lleva su agitación callejera al Congreso

Dice que es un "síntoma de salud democrática" el boicot a González  y ha reivindicado que "ningún ser humano es ilegal", en relación al motín del CIE.

0

Pasadas las nueve de la mañana, Podemos ha vuelto a protagonizar un numerito en el Congreso de los Diputados. Al inicio del pleno de este jueves, los diputados del partido de Pablo Iglesias han levantado unos carteles con una imagen en la que se podía ver las iniciales DH, de Derechos Humanos, al tiempo que gritaban que "ningún ser humano es ilegal". La protesta se producía un día después del motín en el CIE de Aluche de Madrid.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha tomado rápidamente la palabra para llamar al orden a los diputados de Unidos Podemos y pedirles que cumplan el Reglamento de la Cámara Baja. "No dejemos nunca que una foto valga más que una palabra". "Recuerdo a todos y a cada una de sus señorías la obligación de conocer primero el Reglamento y luego la obligación de la Presidencia de aplicarlo", ha añadido.

Diputados del PP y Ciudadanos aplaudían de pie a Pastor mientras Pablo Iglesias intentaba tomar la palabra y, ante su insistencia en hablar con el micrófono cerrado, la presidenta del Congreso le ha llamado al orden. Irene Montero, a su lado, también gritaba hacia la bancada popular. El que no se encontraba aún en su asiento era el número dos del partido, Íñigo Errejón, que estaba finalizando una entrevista radiofónica en ese momento.

Iglesias, al ver que Pastor acababa con el revuelo, se ha marchado de su escaño dirigiéndose al del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, donde ha dejado uno de los carteles que antes mostraban. Tras él, han ido otros miembros de Unidos Podemos que han hecho lo mismo depositando los papeles en los escaños de diferentes ministros.

"Síntoma de salud democrática"

Pero antes del numerito, Iglesias se pronunciaba en los pasillos sobre lo sucedido este miércoles en la Universidad Autónoma de Madrid. Aseguraba que es un "síntoma de salud democrática" el boicot al expresidente Felipe González.

"Creo que es gravísimo que ese señor recientemente en una entrevista en la Ser se refiriera a 'lo que hicieron en el País Vasco', y ya está bien que algunos en este país saquen pecho por el terrorismo de Estado. Creo que es un síntoma de salud democrática que los estudiantes tuvieran la suficiente memoria para decir que no es bonito que en un centro universitario intervenga quien saca pecho con el terrorismo de Estado", ha asegurado en los pasillos del Congreso.

Ha recordado que "en 1993 el entonces presidente del Gobierno, Felipe González, ironizaba y tomaba el pelo a los dirigentes del PP después de un abucheo en la universidad a José María Aznar, diciendo que a él le habían abucheado y que no hay que quejarse y lloriquear, cómo han cambiado las cosas", añadía el líder de Podemos.

Y aunque ha asegurado que puede "no compartir la forma en la que se llevaron a cabo las protestas", ha añadido que "las ha habido siempre en la Universidad, las hubo durante el antifranquismo, en ellas participaron muchos prominentes dirigentes socialistas de hoy. Es una cosa saludable aunque no comparta la forma. Aunque yo hubiera preferido que los estudiantes entraran tranquilamente al acto y discutieran con González, en democracia no se puede tener la piel tan fina cuando se protesta", proseguía.

Tras ello, ha cargado contra la actuación deontológica del grupo Prisa y ha asegurado que "mucho más grave que la protesta de ayer fue el despido de Fernando Berlín o de Ignacio Escolar de la Cadena Ser, eso sí que son ataques a la libertad de expresión". "Me decían el otro día en un editorial que estaba 'desatado'. Parece que ellos tienen bastante atado al PSOE pero a nosotros no nos ata ni una empresa del Ibex 35 ni ningún medio de comunicación del señor Cebrián", ha finalizado Iglesias.

Contra el PP

Durante su intervención en el Pleno de la mañana, Iglesias ha continuado cargando tanto contra PP como contra el PSOE. Tras volver a recordar en la tribuna de oradores lo sucedido en 1993 con González, también ha tenido palabras para el PP asegurando que Alberto Ruiz Gallardón "señaló después de que abuchearan a Zapatero que eso nos va en el sueldo". "Eran épocas en las que el PP y el PSOE no compartían argumentario, hoy parece que van a compartir hasta un presidente del gobierno".

También se ha referido al portavoz popular, Rafael Hernando, que en ese momento no se encontraba en su escaño. "Hernando ha declarado que aquí se viene a trabajar. Lo estamos esperando", ha asegurado con tono irónico.

Durante su discurso, desde la bancada popular le han gritado "Venezuela", algo a lo que el líder de Podemos ha contestado entre risas diciendo que "antes me han dicho 'vete a Cuba'. Como escrachadores no tienen ustedes rivales en este país", ha asegurado Iglesias.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios