Menú

Granada se perfila como un "polvorín" para Susana Díaz

La sanidad arde, el Metro y las obras del AVE están paradas, el partido regional apoya a Sánchez…

(Sevilla)
0
Granada se perfila como un "polvorín" para Susana Díaz
El alcalde de Granada, Paco Cuenca | Europa Press

A los problemas derivados de su poder en la gestora socialista, amén de una denuncia en un juzgado de Madrid incluida por haber presionado, presuntamente, a algunos socialistas y a su responsabilidad en la caída del PSOE en la última encuesta del CIS, Susana Díaz añade el estupor ante el fenómeno de cómo Granada, sobre todo su capital, se convierte en un polvorín externo e interno que cuestiona su manera de gobernar y liderar.

La sanidad, ardiendo

El sábado pasado volvieron a manifestarse decenas de miles de personas contra la reordenación hospitalaria impuesta por su gobierno que incluye la fusión de los dos hospitales existentes. Incluso le ha salido un líder incómodo en las calles y en la sanidad, el ya famoso Spiriman, el médico Jesús Candel, que ha logrado convertir la indignación de los granadinos en trending topic en las redes sociales.

Esta segunda protesta, aunque inferior en número de manifestantes a la primera, que alcanzó la cifra de 40.000 asistentes, aludió a la presidenta socialista como la principal responsable, junto al Servicio Andaluz de Salud e incluso el actual alcalde de Granada, el asimismo socialista Francisco Cuenca, que estaba en el fútbol mientras miles de granadinos protestaban por lo que consideran un ataque a su buena salud.

Ya se pide abiertamente la dimisión del consejero de Sanidad de la Junta, Aquilino Alonso, de los dirigentes del SAS y del consejo asesor prosocialista nombrado por la Junta. La primera manifestación ya consiguió la caída del director gerente del distrito sanitario, Manuel Bayona, pero ya se piden nuevas dimisiones.

Para colmo, se anuncia que la provincia de Huelva se ha contagiado del mal granadino y amenaza con echarse a la calle por los mismos motivos, la unificación de hospitales decidida por el gobierno de Susana Díaz.

El Metro, parado, como algunas obras del AVE

Se creía que el Metro de Granada entraría en servicio el mes de diciembre, pero los usuarios de la capital tendrán que esperar a la primavera no se sabe qué mes, si marzo o junio. Se ha encontrado, dice la Junta, una dificultad, al parecer no contemplada cuando se hicieron la foto el alcalde y el consejero socialista el pasado mes de agosto, en la estación ferroviaria de Andaluces.

Esta vez, Francisco Cuenca se ha apresurado a sumarse a las críticas del PP que ya ha exigido a Susana Díaz la dimisión de consejero de Fomento "por mentir a los granadinos". El PP ha recordado que son ya más de 3.500 días de obra, diez años en términos redondos. La inauguración del Metro de Granada estuvo prevista para 2011. Luego, para 2012 y así sucesivamente hasta hace unos días cuya puesta en funcionamiento ha vuelto a ser aplazada.

Incluso Ciudadanos se ha sumado a las críticas porque considera que las instituciones "no pueden incumplir sistemáticamente los plazos que dan para el fin de las obras" y lamenta que los granadinos "estén ya tristemente acostumbrados al incumplimiento reiterado de plazos, lo que provoca la desconfianza y desafección política". IU llama "despropósitos" a lo que hace la Junta en Granada porque, recuérdese, que se trata únicamente de 16 kilómetros de trazado.

Llueve sobre mojado en Granada respecto a la indigencia ferroviaria porque en septiembre de este año se celebró en la capital de La Alhambra otra importante manifestación, si bien menor que la sanitaria, contra el aislamiento ferroviario de Granada, Jaén y Almería. En aquel caso, la manifestación fue promovida por la Junta contra el gobierno Rajoy por mantener a la ciudad más de 500 días sin trenes por el retraso de las obras, pero las comparaciones son odiosas.

En lo que se refiere al transporte por ferrocarril en el interior de Andalucía, responsabilidad de la Junta, Granada lleva casi aislada desde 1982. Por dar un solo dato, de Sevilla a Granada, se han tardado más de cuatro horas durante 30 años. Siete horas se han tardado a Almería desde Sevilla y nueve desde Huelva.

El PSOE de Granada apoya a Sánchez

Es conocido el caso del alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, que se ha señalado como crítico impenitente de la operación que condujo a la dimisión de Pedro Sánchez. Recuérdese que recogió miles de firmas en las redes sociales, más de 70.000, para promover un congreso extraordinario. Si consigue más de 93.000, los Estatutos obligarán a la Gestora a su convocatoria.

Pero, aun cuando es menos conocido, no es menos cierto que el PSOE de Granada capital se ha posicionado con claridad a favor de Pedro Sánchez y contra Susana Díaz y la gestora nacional. La asamblea local del PSOE de Granada se pronunció el pasado 19 de septiembre por el NO a la investidura de Mariano Rajoy y a la estructuración de un gobierno alternativo de Pedro Sánchez claramente a la izquierda.

El secretario general de Granada, José María Rueda, informó del resultado de aquella asamblea, un varapalo contra quienes sostenían, entre ellos la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, que "con 85 diputados no se puede gobernar".

Si imputan a un socialista, no pasa nada

Es otro elemento de indignación granadina, esta vez más en las filas de los votantes del PP que son, por bastante diferencia, la mayoría más importante de la ciudad. Como es sabido, el actual alcalde de Granada, Francisco Cuenca, tiene que declarar en el Juzgado de Instrucción el día 12 de diciembre, como investigado-imputado por un delito de prevaricación. Ni ha sido detenido ni se ha comunicado de malas maneras su imputación. Además ni ha dimitido ni piensa hacerlo.

Recuérdese cómo fue la detención del entonces alcalde de Granada, el popular José Torres, y su concejala de Urbanismo, Isabel Nieto, que incluso llegó a provocar la indignación de la fiscalía general del Estado. En Granada, el día 13 de abril de 2016, un grupo de policías procedió a detener a más de 15 personas, sin orden judicial y sin amparo en ninguna norma. El objeto de aquellas detenciones y el traslado a Comisaría fue simplemente la entrega de las respectivas notificaciones para declarar en el Juzgado en días posteriores.

Es más, como recuerda la concejal Isabel Nieto en El Confidencial Andaluz, "por aquellos graves hechos del día 13 de Abril, propios de una dictadura, el Defensor del Ciudadano ha exigido y reiterado explicaciones a la Dirección General de la Policía desde el mes de Mayo, no obteniendo más que el silencio por respuesta".

Esto es, para los votantes populares de Granada, los derechos del actual Alcalde no han sido violados como lo fueron en el caso de José Torres y sus concejales. Tampoco nadie ha presumido su culpabilidad y nadie de su partido ni de otros ha exigido su dimisión. La impresión de que la Justicia no es igual para todos crece en una ciudad que día a día se va convirtiendo en el polvorín inesperado para una Susana Díaz que ve cómo aumentan sus frentes internos y externos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation