Menú

'The New York Times' aboga por un referéndum en Cataluña, pero rechaza la independencia

Puigdemont celebra un editorial del diario estadounidense en el que se censura la "interpretación restrictiva de la Constitución".

0
Puigdemont celebra un editorial del diario estadounidense en el que se censura la "interpretación restrictiva de la Constitución".
Puigdemont, en un acto independentista | EFE

El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, no logró ninguna fotografía de relieve en los dos viajes que hizo entre abril y marzo a los Estados Unidos. El balance del periplo fue una nota de la Fundación Carter negando que fuera a ejercer de mediadora en el "conflicto catalán" y un comunicado de la embajada estadounidense en Madrid que mostraba el compromiso por "mantener la relación con una España fuerte y unida".

Sin embargo, la siembra de Puigdemont en Estados Unidos acaba de dar sus frutos. El president se reunió con directivos del diario The New York Times. Tres meses después de esa visita, el rotativo sorprende a sus lectores con un editorial titulado "Desafío de Cataluña a España" en el que analiza la situación desde la perspectiva de los nacionalistas. Así, afirma que Cataluña produce la quinta parte del PIB de España, "pero la región recibe sólo el 9,5% del presupuesto nacional de España" y que el juicio a Mas "sólo contribuye a galvanizar a los separatistas catalanes".

La pieza también se refiere al referéndum del 9-N de 2014, en este caso para subrayar la baja participación y asegura que "muchos catalanes ven claras ventajas de seguir siendo parte de España, como la pertenencia a la Unión Europea".

El Gobierno de Rajoy sale muy mal parado en la visión del The New York Times: "España podría suprimir los impulsos secesionistas con más éxito poniendo su propia casa en orden". El problema, según el editorial, radica en que "un gobierno central más capaz podría reducir el fervor independentista otorgando a la región un mejor trato económico".

El periódico propone diálogo y asegura que "la negociación de buena fe con los líderes catalanes para encontrar una solución política en lugar de confiar en la interpretación restrictiva de la Constitución por parte del poder judicial para castigar los esfuerzos catalanes por una mayor autonomía, también ayudaría".

Y concluye: "La mejor solución para España sería permitir el referéndum, y para los catalanes, rechazar la independencia, como ha ocurrido en Quebec y Escocia". "De lo contrario –predice–, la intransigencia de Madrid sólo inflamará las frustraciones catalanas".

Reportajes de pago

Puigdemont ha celebrado en Twitter el texto del diario estadounidense con un mensaje irónico: "Veo que la idea del golpe de Estado en forma de referéndum no la acaban de comprar...".

No es la primera vez que el separatismo consigue un éxito de estas características. En noviembre del año pasado un reportaje en la revista Nature aseguraba que la ciencia en Cataluña había capeado la crisis sin reducir inversiones. Puigdemont también difundió la pieza, que ensalzaba las excelencias de la gestión de su Gobierno. En realidad, se trataba de un publirreportaje pagado por la propia Generalidad.

Ciudadanos denunció en abril del pasado año que la Generalidad había pagado una entrevista a Puigdemont publicada en el Financial Times, Le Monde, Süddeutsche Zeitung, Corriere della Sera y Diario de Noticias. A principios de año trascendió que la Generalidad había pagado 127.000 euros para insertar un anuncio en prensa internacional sobre la conferencia que pronunció junto a Oriol Junqueras y Raül Romeva en una sala de conferencias del Parlamento europeo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD