Menú

Rajoy evita la silla de los acusados en una AN blindada y sin Correa

Los organizadores de Rodea el Congreso han convocado una concentración en los accesos. Hay 312 periodistas acreditados.

0
Rajoy evita la silla de los acusados en una AN blindada y sin Correa
El banquillo del caso Gürtel | EFE

Nunca en la historia de España un juicio había suscitado tal expectación. Ni la mirada atónita a las extrañezas del 11M ni mucho menos la declaración de la infanta Cristina en el caso Nóos. La Audiencia Nacional será este miércoles el escenario de un hecho inédito: la declaración de un presidente del Gobierno en un procedimiento por corrupción donde la persona jurídica de su propio partido está acusada como responsable a título lucrativo de 245.000 euros.

Mariano Rajoy está citado a las 10H. Se cumplirán casi 24 horas desde que el edificio que albergará la cita se haya convertido en una fortaleza. Si la sede de la Audiencia Nacional del polígono de San Fernando de Henares, en Madrid, presenta normalmente un aspecto impenetrable de hierro y hormigón, tendrá un semblante aún más robusto para esta sesión 101 de vista. Los agentes encargados han extremado las medidas de seguridad para evitar incidencias.

Más allá de las presencias habituales, figuran 312 periodistas de 83 medios acreditados, una veintena de países extranjeros como son Francia, Alemania, Rusia, México y Colombia.

¿Circo a la entrada?

Este juicio presenció en enero la esperada declaración de Luis Bárcenas. Ese momento reflejó el desde de algunos de convertir el procedimiento judicial en una suerte de circo, un paseíllo en el que saldar deudas más allá del ámbito del derecho. Al extesorero del Partido Popular le esperaban en los accesos a la Audiencia Nacional unos mariachis contratados por La Sexta que tocaban el himno del PP y canciones como "La cucaracha ya no puede caminar".

Más allá de alguna sorpresa de este tipo, la plataforma que montó aquello de "Rodea el Congreso" ha convocado una concentración a las 9 de la mañana en la puerta de la Audiencia Nacional de San Fernando. Este grupo reúne a colectivos como el 15M, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o incluso Izquierda Unida, por lo que se espera afluencia de gente en los accesos. El lema de convocatoria es "Ilegalizar al Partido Popular: El Partido de la Mafia" y llevarán la consigna: "Nos mean y dicen que llueve". Así explica la plataforma su petición a los asistentes de paraguas, tambores, bocinas o silbatos.

Aspectos logísticos

El presidente de la Audiencia Nacional está pensando si saldrá a recibir a la puerta a Mariano Rajoy. Según fuentes jurídicas, José Ramón Navarro tomará el mismo miércoles esta decisión. Sí está confirmado que, en principio, no acudirán al plenario ni el supuesto cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, ni su número dos Pablo Crespo ni el hombre enlace en Valencia Álvaro Pérez. Ellos no tienen la obligación de asistir a la vista oral si no han propuesto al testigo que comparece en cuestión o no tienen relación directa con el mismo.

Juan Carlos Navarro, abogado de Correa, ha confirmado que preguntará nada al presidente del Gobierno salvo que Rajoy deslice alguna cuestión en contra de su cliente. El letrado del empresario entiende que esta comparecencia no aportará nada al desarrollo del juicio. En base a las fuentes consultadas, las defensas de Pablo Crespo y de El Bigotes emplearán esa misma estrategia. Sí acudirá Bárcenas, sin su mujer Rosalía Iglesias. Uno de los momentos más esperados se producirá en un hipotético reencuentro tras el "Luis sé fuerte".

Mariano Rajoy no se sentará en la silla que utilizan normalmente tanto los acusados como los testigos. Es el asiento situado justo delante del banquillo de los acusados y frente a los magistrados que componen el Tribunal. El presidente del Gobierno se sentará en estrados. También se decidirá este miércoles al lado de qué letrado o jurista lo hará, si en el banco de las defensas o en el de las acusaciones, entre ellas ADADE, la Fiscalía y la Abogacía.

¿Quién y cómo preguntará a Rajoy?

Declarar como testigo conlleva obligación de decir verdad e imposibilidad de esquivar las preguntas molestas. Por lo tanto, Mariano Rajoy se enfrentará a las cuestiones punzantes de la acusación que ha forzado esta comparecencia. ADADE estará representada por su presidente Mariano Benítez de Lugo. El Partido Popular siempre ha criticado que esta plataforma representa al PSOE. Aunque optan por no desvelar su cuestionario, traerán a colación el papel de Rajoy como responsable de asuntos electorales en las campañas de 2003 y 2004 bajo el foco o la supuesta caja B alimentada a base de comisiones.

Otras acusaciones populares que pueden preguntar a Rajoy son directamente el PSOE de Boadilla (Madrid) y de Valencia. La Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado no tienen intención de participar en el interrogatorio. Ambas se han opuestos las 4 veces que ADADE ha solicitado la comparecencia del presidente del Gobierno como testigo. Alejandro Luzón, recién nombrado fiscal jefe de Anticorrupción, acompañará a las fiscales del caso Concepción Sabadell y Concepción Nicolás, que solo preguntarán si lo creen conveniente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios