Menú

Junqueras retrata a Puigdemont: "Estoy en la cárcel porque no me escondo"

El candidato republicano no está dispuesto a renunciar a la presidencia de la Generalidad si encabeza la lista más votada.

0
El candidato republicano no está dispuesto a renunciar a la presidencia de la Generalidad si encabeza la lista más votada.
Oriol Junqueras, llegando a la Audiencia Nacional | EFE

El candidato de ERC, Oriol Junqueras, ha enviado un mensaje contundente a Carles Puigdemont. No le cederá la presidencia de la Generalidad en caso de que las listas separatistas puedan formar gobierno. El líder republicano no se cansa de repetir que "el junquerismo es amor", pero no hasta el punto de renunciar al cargo en favor de la restitución de Puigdemont, que se presenta como el "president legítimo".

A tres días para la celebración de las elecciones y en una entrevista para la radio del grupo Godó, Rac 1, Junqueras se ha mostrado particularmente interesado en dejar clara la principal diferencia con Puigdemont: "Estoy en la cárcel porque no me escondo nunca de lo que hago y soy consecuente con mis actos, pensamientos, decisiones, pensamientos y sentimientos". El recado de Junqueras retrata al expresidente regional y pretende zanjar el debate en el separatismo sobre la conveniencia de investir a Puigdemont aunque no encabece la lista más votada para regresar al estadio previo a la aplicación del artículo 155.

Gestiones para poder votar

La propuesta de la lista de Puigdemont, Junts per Catalunya, no encaja con la ambición de Junqueras, que también ha afirmado que "he hecho todas las gestiones correspondientes para poder votar. Tenemos todo el derecho del mundo a ganar. Espero poder ir a la sesión de investidura, espero que podamos formar gobierno y espero tener la oportunidad de presidirlo". "Estoy seguro de que no hay razón para impedirme asistir a la sesión de investidura. Recordad que estamos en la cárcel de forma preventiva", ha añadido.

Junqueras ha comentado que se encuentra bien, lee, escribe y hace deporte y está convencido de haber plantado una "semilla de justicia". También dice que la estancia en prisión está reforzando sus convicciones. "Os quiero mucho y quiero que os queráis mucho los unos a los otros" ha sido el colofón de la conversación telefónica de cuatro minutos y medio desde la cárcel de Estremera.

En España

    0
    comentarios

    Servicios