Menú

Torra exige que se corten cabezas en los Mossos por las cargas contra los CDR

El presidente de la Generalidad da cuatro días al titular de Interior para que purgue a la policía autonómica tras los disturbios de Gerona y Tarrasa.

(Barcelona)
0
Mossos, ante independentistas y antisistema en Gerona este jueves | EFE

El presidente de la Generalidad, Quim Torra, de visita en Eslovenia, ha amenazado a su consejero de Interior, Miquel Buch, con tomar él mismo cartas en el asunto si en menos de cuatro días no ha depurado responsabilidades en los Mossos d'Esquadra por las cargas policiales registradas el jueves en Gerona y Tarrasa, que evitaron que cientos de separatistas encapuchados se abalanzaran sobre manifestantes constitucionalistas.

Los Mossos cargaron en varias ocasiones para atajar los brotes violentos de grupos que les lanzaban toda clase de objetos y pretendían desbordar el cordón policial interpuesto para proteger las manifestaciones constitucionalistas. En la refriega de Tarrasa resultó alcanzada en la mano por un proyectil de "foam" lanzado por los escopeteros de la policía autonómica la diputada de la CUP Maria Sirvent, que requirió atención médica.

Los disturbios se saldaron con dos decenas de heridos repartidos a partes iguales entre agentes y violentos y dos detenidos que fueron puestos en libertad ante la presión de los radicales frente a las instalaciones policiales donde fueron conducidos.

Presión de la CUP y ERC

La CUP, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Comités de Defensa de la República (CDR) exigen la dimisión del consejero de Interior Miquel Buch. ERC no va tan lejos, pero apunta a las imágenes de las cargas como prueba de cargo. Torra se ha mostrado muy sensible a la indignación en el movimiento separatista contra las actuaciones de los Mossos d'Esquadra, a quienes acusan de proteger a la extrema derecha. El presidente de la Generalidad, que hace ostentación de sus vínculos con los CDR, exige que se corten cabezas en los Mossos.

En declaraciones a los medios públicos catalanes que siguen su viaje, Torra ha dicho que Buch tiene un plazo de cuatro días para purgar a la policía de la Generalidad y que si no se producen ceses y dimisiones será él mismo quien tome cartas en el asunto.

El consejero, por su parte, se ha apresurado a declarar que hay imágenes que demuestran que algunos mossos se extralimitaron y no actuaron con la proporcionalidad requerida. También se ha mostrado molesto por las críticas de los grupos separatistas y ha dicho que "yo soy el primer antifascista" y que si hubieran sido los "fascistas" quienes hubieran intentado desbordar a los Mossos se habría cargado contra ellos.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios