Menú

La rendición de un Pablo Iglesias "derrotado"

Tres problemas enquistados, Podemos, los taxistas y Venezuela.

0

Tres conflictos, tres titulares. El Mundo abre con la crisis de Podemos. "La indignación interna fuerza a Iglesias a una negociación con Errejón". Esta vez Pablo Iglesias delegó en su pareja comunicar su rendición. Dice El Mundo que "la crisis interna en Podemos es tan profunda que Pablo Iglesias e Irene Montero se han visto obligados a recular". Obligadas, Rosell, si hablas de Podemos tienes que utilizar el plural femenino. "El proyecto de Podemos agoniza". John Müller avisa de que no se precipite. "Muchos están cometiendo el error de dar por muerto a Podemos (…) Se han visto resurrecciones fantásticas. Una de ellas está sentada hoy en La Moncloa", no lo olvidemos. El segundo titular es para la guerra de los taxistas. "El taxi acosa al PP en Madrid y las VTC se despiden de Barcelona". El editorial insiste en que "la convivencia entre ambos solo pasa por la liberalización del sector. Y para ello resulta esencial que la actividad se desarrolle en un marco de competencia en el que los profesionales tengan los mismos derechos y cumplan con las mismas obligaciones". Vueltas y vueltas a lo mismo. Sobre Venezuela, una entrevista con la mujer de Guaidó. "Mi marido sabe que se enfrenta a la muerte". Comenta Vicente Lozano la tomadura de pelo de Pedro Sánchez el sábado a los periodistas y a la opinión pública. Resulta que va el tío y convoca a la prensa el sábado por la mañana como si tuviera algo urgente que comunicar. Algunos pensaron hasta que iba a anunciar elecciones. Pero resulta que "el presidente repitió exactamente lo mismo que todos habían difundido desde el viernes. Además de no decir nada nuevo, Sánchez no aceptó preguntas de los periodistas a los que había convidado. La cuestión es si hace falta molestar a los informadores un sábado por la mañana para no dar ninguna noticia", ya son ganas de jorobar el vermut. "Debería llegar el momento en que no aceptáramos acudir a comparecencias en las que no se informa ni se aceptan preguntas. Para eso basta un vídeo en Twitter o un comunicado por correo electrónico". Parece que el presi tenía un ratito, entre viaje y viaje, y decidió utilizarlo en estropear el descanso semanal de los trabajadores de los medios de comunicación.

El País dice que "Podemos rectifica y se abre a un pacto con Errejón". Bueno, rectifican Iglesias y Montero, los dueños de esa empresa familiar en la que se ha convertido a la formación de extrema izquierda. "Tras casi dos semanas de negación y enfado, Podemos entró ayer en la fase de aceptación del duelo", dice en plan psicólogo. Sobre Venezuela dice que "Trump utiliza el petróleo para asfixiar al régimen de Maduro". Dice el editorial que "la Unión Europea tiene que plantearse su papel en el mundo. La crisis de Venezuela podría representar un buen ejemplo de cómo llegar a una posición común, aunque algunos de ellos no compartan la línea de acción fijada por la Unión". Víctor Lapuente se deja de zarandajas y rodeos. "Las democracias del mundo debemos enviar un mensaje inequívoco: Guaidó es nuestro presidente".

ABC: "Secuestrados por el taxi". Dice el editorial que "el sector del taxi no podía haber desenfocado más su protesta. Tomar el ciudadano como rehén no solo no resolverá ninguno de sus problemas con las empresas VTC, sino que además genera una imagen de antipatía social absurda para sus intereses". Bueno, ellos ya han dejado bien clarito que lo que opinen los ciudadanos les importa "una mierda". Y para colmo "culpan al PP de todos sus males exonerando al ministro de Fomento", una muestra más de la podemización del sector. Fomento "tiene más responsabilidad que la comunidad de Madrid, y si los taxistas pretenden convertir sus protestas en una reivindicación ideológica contra el PP, no pueden estar más equivocados". Y por cambiar de tema, que taxis, Venezuela y Podemos empiezan ya a cansar, Rosa Belmonte habla sobre la que se ha montado con la consejera andaluza que escribió un artículo contra la Semana Santa. "¿Y por qué te tiene que gustar la Semana Santa o las procesiones para ser consejera?". "Conozco a muchos idiotas que además son nazarenos. Y ni siquiera maquillan sus sombras ocultas tras un capirote porque son mayordomos y llevan la cara descubierta (…) Claro que puede no gustarte la Semana Santa. Y no salir a la calle. O huir. Otra cosas es que hayamos vuelto a vivir Entre Visillos. Pero se trata de una intolerancia patológica que no toca solo la religión, se expande a cualquier idiotez". Lo que no queda claro es si la intolerante es la consejera o los que la mandaron a la hoguera por no gustarle la Semana Santa. En todo caso, esta mujer no ha hablado de prohibir las procesiones, como hacen otros con las cosas que no les gustan.

La Razón dice que "el taxi hiperpolitiza su guerra con una oleada de escraches al PP". Se quitan la careta de taxista y ¡zas!, aparecen las siglas de Podemos. ¿Por qué no acosan a Carmena? Dice el editorial que "socialmente el taxi ha perdido las muchas razones que le asistían para demandar una regulación acorde con las necesidades de quien presta un servicio público esencial. La violencia ejercida, aunque sea por una minoría; la toma de las calles, la toma, en suma, del ciudadano como rehén ha sido un error capital para un gremio que necesita de la complicidad social". Como dice Martín Prieto, "tenía que ser Podemos quien bendiciera esta algarada". Donde hay bronca y violencia, cherchez Podemos. Y La Razón se lleva el premio al titular más bonito sobre la guerra podemita. "Iglesias se rinde ante Errejón por temor a una debacle electoral". "Iglesias acepta su derrota". El ejército rojo, cautivo y desarmado… Aunque Podemos no esté ni muchísimo menos muerto, ver a Iglesias rindiendo armas es música celestial.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia