Menú

La Generalidad dice que la ayuda del Ejército contra el incendio de Tarragona es la de un "país vecino"

El incendio de Tarragona, controlado en parte gracias a la participación del Ejército, fue utilizado por la Generalidad para su propaganda separatista

0
El incendio de Tarragona, controlado en parte gracias a la participación del Ejército, fue utilizado por la Generalidad para su propaganda separatista
Incendio en Tarragona | EFE

Tarragona está sufriendo el primer gran incendio del verano en plena ola de calor. Las llamas han arrasado más de 6.000 hectáreas en la Ribera del Ebro y aunque en principio el perímetro está estabilizado, la situación sigue siendo complicada. Las altas temperaturas, superiores a los 40 grados, están complicando las labores de control y extinción del fuego.

A los trabajos de los bomberos de Cataluña se han sumado, a petición del gobierno catalán, más de 300 militares de la UME. También han prestado ayuda contra el incendio en Tarragona bomberos de Valencia, de Aragón y de Castilla-La Mancha, y ha habido ofrecimientos de apoyo llegados desde Murcia, Madrid y Extremadura.

Este jueves, al aludir a la ayuda del Gobierno central y en concreto al papel de la Unidad Militar de Emergencias, el consejero de Interior de la Generalidad, Miquel Buch, la equiparó a la de un "país vecino". Haciendo propaganda separatista mientras informaba de la última hora del incendio, Buch aseguró que "cuando un país tiene un fuego y se expande, nos ayudamos mutuamente con los vecinos" y si el incendio se hubiera producido en el Ampurdán "lo haría Francia, pero ahora estamos al lado del Estado español". "Estamos al lado del Ebro, tocando el estado español, y cualquier ayuda puede ser buena", sostuvo.

Tras las críticas, Buch ha intentado zanjar la polémica y en un acto este viernes con la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha agradecido el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias, del ministerio de Agricultura y de bomberos de las autonomías que han colaborado con los efectivos de la Generalidad. "Nos están ayudando ante un episodio muy complejo", ha destacado. También, desdiciéndose a sí mismo, ha dicho que "no hay ningún tipo de polémica de politización" sino "voluntad de administraciones, de vecinos, de extinguir un incendio". "El debate lo dejamos para otro lado", ha zanjado.

La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores es que el fuego se debió a una gestión deficiente del estiércol en una granja de pollos de la Torre de l’Espanyol. Además de la enorme superficie quemada, cinco bomberos han resultado heridos en las tareas de extinción.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD