Menú

Rivera asegura que Puigdemont será juzgado en España "a pesar de Sánchez"

El líder de Ciudadanos dice que ahora se explica por qué el PSOE rechazó su propuesta de reforma de la Fiscalía.

0
El líder de Ciudadanos dice que ahora se explica por qué el PSOE rechazó su propuesta de reforma de la Fiscalía.
Albert Rivera, este miércoles en Mérida. | EFE

Albert Rivera es optimista sobre la eventual entrega a España del ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, prófugo de la Justicia desde 2017. El líder de Ciudadanos aseguraba este miércoles que "a pesar del PSOE, a pesar de Sánchez y de Iceta, yo estoy convencido de que el trabajo de Llarena, el trabajo de Marchena, el trabajo de los fiscales, de los abogados del Estado, hasta incluso de Edmundo Bal [hoy número cuatro de Ciudadanos por Madrid], que le purgaron por defender eso, también va a dar sus frutos. No es que Sánchez vaya a traer a Puigdemont, es que, a pesar de Sánchez, estoy convencido de que Puigdemont acabará siendo juzgado en España".

Una palabras que pronunciaba a preguntas de la prensa en Mérida, donde mostraba su respeto a los fiscales tras la polémica entrevista del candidato del PSOE en Radio Nacional de España (RNE), en la que vinculó la entrega futura de Puigdemont a su actuación como presidente del Gobierno. Una afirmación que provocaba poco después la airada crítica de la Asociación de Fiscales, que salía al paso para reivindicar su independencia.

"Nunca voy a decirle a los fiscales cómo tienen que actuar, para eso está su Estatuto" afirmaba el candidato de Ciudadanos, quien arremetía además contra el PSOE por haberse opuesto en su día, con argumentos distintos a los empleados ahora por Sánchez, a la reforma de la Fiscalía que desde hace tiempo propugna el partido.

Un presidente que "tira por tierra" el trabajo de los fiscales

"Nosotros presentamos hace ya un tiempo, en esta legislatura última, una ley para despolitizar la Fiscalía. ¿Y saben qué dijo el PSOE? Que no había ningún problema porque Fiscalía no dependía del Gobierno" relataba, añadiendo que "no podemos tener un presidente tirando por tierra el trabajo de fiscales, abogados del Estado, jueces, funcionarios y gente que me consta que se juega la vida y el tipo, precisamente para defender la democracia".

La fricción entre los poderes ejecutivo y judicial a cuenta de la cuestión catalana también ocasionó polémica por unas palabras hace semanas de Rivera en Barcelona en las que se postuló como el futuro presidente que haría que los responsables del desafío secesionista estuvieran en la cárcel. Entre quienes entonces le criticaron airadamente se encontraba el concejal Manuel Valls, su antiguo socio.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios