Menú

Argelia intenta apropiarse de aguas de Cabrera

Baleares alerta de que Argelia aprobó un decreto hace dos años apropiándose de aguas de la isla. La ministra dice que son sólo "pretensiones".

LD/Agencias
0
Baleares alerta de que Argelia aprobó un decreto hace dos años apropiándose de aguas de la isla. La ministra dice que son sólo "pretensiones".
La isla de Cabrera | Pixabay/CC/Efraimstochter

El Gobierno de Baleares ha pedido información al Gobierno central sobre la decisión que habría tomado Argelia de ampliar su zona económica exclusiva y apropiarse de parte de las aguas del archipiélago del Parque Nacional de Cabrera. La zona económica exclusiva es un espacio marítimo de hasta doscientas millas náuticas (370 kilómetros) desde el límite de las aguas interiores de un país ribereño, y cualquier modificación que afecte a un país vecino debe hacerse de forma negociada.

El país norteafricano habría aprobado un real decreto en 2018 ampliando su zona económica exclusiva hasta la pequeña isla balear pero la noticia no había trascendido hasta ahora. Según el consejero balear de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, el departamento de Cartografía de su departamento advirtió de esta invasión.

El consejero ha señalado que el Gobierno de España incluyó en su día dentro de su zona económica exclusiva todas las aguas que rodean a las Islas Baleares y temen que la maniobra argelina obedezca al deseo de llevar a cabo futuros proyectos de extracción petrolífera en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de Cabrera, sin el consentimiento del Gobierno español.

González Laya: "Sólo pretensiones"

Desde el Ejecutivo, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se ha referido a ese decreto para afirmar que España y Argelia deben comenzar una negociación sobre la delimitación de aguas territoriales, ya que ambos países tienen pretensiones no coincidentes, aunque hasta ese momento no hay más que "pretensiones".

Según la versión de González Laya, hace ya dos años Argelia expresó su voluntad de delimitar sus fronteras marítimas incluyendo aguas de Cabrera y además "presentó ya su visión de cómo deberían delimitarse esas aguas". En aquel momento España indicó que no estaba de acuerdo con las pretensiones argelinas "y lo pusimos en su conocimiento", ha explicado González Laya.

La ministra ha recordado que "a partir de ahí, lo que dice la convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar es que las dos partes deben negociar, negociación que todavía no ha comenzado". Por ello, la ministra ha pedido tener "cuidado" con el uso de expresiones como "se han apropiado o similares, porque eso", según Laya, "no ha ocurrido".

Así, pues, por el momento, "hay una pretensión que se responde con otra pretensión y, a partir de ahí, lo que corresponde es una negociación, cosa que todavía no ha ocurrido", ha zanjado.

Un problema similar con Marruecos

Las pretensiones marítimas argelinas no son el único problema de este tipo al que se han enfrentado España en las últimas fechas. El pasado mes de enero, Marruecos aprobó dos leyes marítimas en las que se apropia de aguas de Canarias al determinar cuáles son sus aguas territoriales y su zona económica exclusiva. Las autoridades de Rabat lo hicieron sin ningún tipo de negociación previa con las autoridades españoles.

Además, también aprobó una extensión de su plataforma continental para intentar apropiarse del Monte Tropic, un volcán submarino rico en "materias primas estratégicas" como el telurio y el cobalto. Un objetivo que también tiene España, que solicitó hace cinco años a las Naciones Unidas una ampliación de la plataforma continental canaria para poder controlarlo. La organización supranacional todavía no ha resuelto este tema.

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 estableció que todos los países pueden delimitar unilateralmente sus aguas territoriales, zonas económicas exclusivas y solicitar ampliaciones de su plataforma continental si no chocan con los intereses de otros países. En el caso de que esto sucediera, deberá negociarse de manera bilateral entre los países implicados cómo quedan esas delimitaciones. En caso de no llegar a acuerdo se iría a la justicia internacional.

En España

    0
    comentarios

    Servicios