Menú

La Fiscalía de Lérida se opone al confinamiento por ser "una copia del estado de alarma"

El fiscal jefe de la Audiencia de Lérida advierte de que "es una competencia estatal" pero Torra publica las medidas.

0

La Fiscalía Provincial de Lérida se opone al endurecimiento del confinamiento decretado por la Generalidad este domingo para tratar de contener los rebrotes en la ciudad de Lérida y en siete municipios de la comarca del Segrià y que entrará en vigor desde la medianoche del lunes. "Un paso previo al confinamiento total", han admitido desde la Generalidad. Este domingo, la Consejería de Salud notificaba 190 nuevos positivos en la comarca del Segrià.

"La población tiene que quedarse en casa excepto para trabajar" y otras gestiones como comprar alimentos o cuidar de una persona enferma, ha informado la consejera de Salud, Alba Vergés, que ha insistido en que a partir del 13 de julio, "todos los desplazamientos deberán ser justificados". A estas restricciones se suma la prohibición de celebrar reuniones de más de 10 personas, limitaciones en la hostelería y en otras actividades comerciales.

En un escrito dirigido al Juzgado de Instrucción 1, a última hora del domingo, el fiscal jefe de la Audiencia de Lérida, Juan F. Bone, afirma que el confinamiento domiciliario "es una competencia estatal" y que, además, "se ejerce con la garantía de la intervención del Congreso". Una decisión que además, "excede ampliamente de una simple limitación de movimientos e incide gravemente en los derechos constitucionales". El nuevo confinamiento afectará a unas 160.000 personas.

El fiscal, señala en este escrito que en todo caso, y de acuerdo con el artículo 5 de la Ley Orgánica 4/1981, del 1 de junio, de los estado de alarma, excepción y sitio, el ejecutivo autonómico de Quim Torra "podrá solicitar del Gobierno la declaración de estado de alarma", de querer decretar el confinamiento domiciliario de los vecinos de Lérida y los siete municipios del Segrià más castigados por los rebrotes.

Un pronunciamiento que ha llegado pocas horas después de que unas 300 personas se hayan concentrado este domingo por la noche en Lérida pidiendo la dimisión de su alcalde, Miquel Pueyo (ERC) y de Quim Torra que horas antes, en las redes sociales, justificaba la medida como "difícil pero necesaria" y que pese al escrito de la fiscalía, ha publicado a la medianoche las medidas adoptadas en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña.

En España

    0
    comentarios

    Servicios