Menú

El nº 2 de Podemos exigió a Calvente sumarios confidenciales de Iglesias, Montero y Echenique antes de despedirlo

LD ha tenido acceso a los email enviados por el secretario de Organización de Podemos, Alberto Rodríguez, al abogado purgado José Manuel Calvente.

0
LD ha tenido acceso a los email enviados por el secretario de Organización de Podemos, Alberto Rodríguez, al abogado purgado José Manuel Calvente.
Pablo Iglesias e Irene Montero aplauden a Pedro Sánchez. | EFE

El nº 2 de Podemos, Alberto Rodríguez, exigió al abogado de la formación purgado, José Manuel Calvente, sumarios confidenciales de Pablo Iglesias, Irene Montero y Pablo Echenique, antes de despedirlo por supuesto acoso a la letrada Marta Flor y por desobediencia grave. Libertad Digital ha tenido acceso a los email enviados por el secretario de Organización de Podemos a Calvente, que se negó a entregar dicha información personal.

Tras su llegada a la Secretaría de Organización de Podemos, Rodríguez escribía a Calvente el 17 de octubre de 2019: "Siguiendo el hilo de comunicaciones mantenidas esta tarde relativas a la nueva configuración del equipo legal en la que la dirección de este recae en la SOE (Secretaría de Organización) y específicamente en mi persona como responsable del equipo legal y secretario de organización, necesito —por una cuestión de organicidad y seguridad jurídica— que me facilites toda la información relativa a los asuntos jurídicos vigentes respecto a: los tipos de procedimiento que tenemos, momento procesal en el que se encuentran, los plazos de las siguientes actuaciones. (En fin todos aquellos datos que, como sabes, son necesarios para poder planificar con un mínimo de racionalidad el trabajo del Equipo de Legal)".

El nº 2 de Podemos también pedía al entonces abogado del partido "acceso a la biblioteca jurídica y documental del equipo legal: documentación de procesos electorales previos (ya que estamos incursos en uno y es información necesaria y urgente, partidos registrados), claves de acceso a todas las cuentas de correo electrónico del equipo legal, contacto de e-mail y teléfono de la procuradora para notificarle el cambio organizativo, y claves de acceso a las redes sociales vinculadas al equipo legal". "En definitiva", apuntaba Rodríguez, "necesito que me envíes mañana antes de las 22 h. la información requerida, para que no incurramos en ninguna responsabilidad personal y/u organizacional en la gestión de plazos".

Calvente que en ese momento se encontraba de baja médica, contestaba a Rodríguez al día siguiente: "Acabo de leer tu mensaje. Como me pides muchas cosas en algunos puntos necesitaré tiempo para poder darte la respuesta adecuada y detallada. Pero puedes estar tranquilo porque todo está controlado y bien organizado. Te voy comentando de forma correlativa a tus cuestiones: 1- Los tipos de procedimiento que tenemos. 2- Momento procesal en el que se encuentran. En estos puntos 1 y 2 te prepararé un listado detallado y actualizado. En ese listado no aparecerán, por motivos de secreto profesional y confidencialidad, los asuntos personales que corresponden a personas físicas, salvo autorización expresa y escrita de las mismas".

Es decir, el letrado se negaba a enviar a Rodríguez los sumarios confidenciales que afectaban a Iglesias, Montero o Echenique, por afectar a intereses particulares y estar sometidos al secreto profesional. Fuentes cercanas a la formación morada no comprenden "qué objetivo perseguía Rodríguez solicitando información confidencial y sensible de los líderes del partido".

Entre dichos sumarios, se encontraban las denuncias de Pablo Iglesias e Irene Montero contra el director de Okdiario, Eduardo Inda, por supuesto acoso de periodistas de dicho medio en su casa de Galapagar; la demanda de honor y la denuncia penal de Iglesias contra Inda por la noticia sobre las Islas Granadinas; la demanda de honor de Montero contra el presidente de Libertad Digital, Federico Jiménez Losantos; o la demanda de honor de Montero contra un juez jubilado de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria por un poema.

También el expediente sancionador a Echenique por su asistente personal sin contrato al que pagaba "en negro"; la demanda de Carolina Bescansa contra Jiménez Losantos; o las demandas de honor del padre de Iglesias, Francisco Javier Iglesias, contra el periodista y eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch.

Tras la negativa de Calvente a facilitar estos sumarios confidenciales, el nº 2 de Podemos le enviaba un burofax el 21 de octubre de 2019: "Por la presente y en vista de tu negativa a hacerme llegar la información en el tiempo y forma que te solicité el pasado día diecisiete del presente a tu e-mail corporativo, me veo obligado a requerirte formalmente la información que en tu respuesta explicitas que está bajo tu control".

"Reitero que los términos de mi petición de información del pasado día diecisiete de octubre, han sido incumplidos por tu parte. Siendo considerada tu negativa como desobediencia intencional a la organización, y en algunos extremos, una negligencia grave, que puede acarrear consecuencias negativas para esta", concluía el secretario de Organización de Podemos.

Calvente fue acusado de acoso y "desobediencia grave"

Tras el burofax, Calvente remitió a Rodríguez un documento de 17 páginas explicándole por qué no podía enviarle sumarios confidenciales: "Considero que tus peticiones de información indiscriminada suponen una grave interferencia en mi trabajo como Delegado de Protección de Datos y comprometen gravemente mi autonomía, ya que pretendes que te informe y te facilite documentación sobre asuntos que contienen datos personales de terceras personas ajenas a los asuntos de Podemos y sobre expedientes que, por órdenes directas de la Secretaría General o de los interesados, están bajo mi custodia confidencial, además de estar sometidas al secreto profesional de abogado".

Finalmente, el nº 2 de Podemos enviaba una carta de despido a Calvente el 2 diciembre de 2019 justificando su destitución en el supuesto acoso a la letrada Marta Flor y en una "desobediencia grave" por no entregarle los sumarios confidenciales de Iglesias, Montero o Echenique: "La Organización considera que tergiversa y malinterpreta la petición realizada por el secretario de Organización Estatal que lo único que hace es tratar de conocer el estado de los trabajos del Equipo Legal para poder desarrollar las funciones propias de su cargo".

"Los referidos hechos, constituyen una infracción laboral muy grave, por indisciplina y desobediencia grave hacia su superior, así como una evidente transgresión de la buena fe contractual y un abuso de confianza en las tareas encomendadas, conductas tipificadas como muy graves", sostenía la carta de despido del nº 2 de Podemos enviada a Calvente.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios