Menú

Bildu ya marca la política fiscal del PSOE: pacta en Navarra un nuevo golpe en IRPF y Sociedades a las "rentas altas"

El paquete entero de golpe fiscal se llevará a cabo a lo largo de la legislatura y bajo supervisión de los proetarras.

El paquete entero de golpe fiscal se llevará a cabo a lo largo de la legislatura y bajo supervisión de los proetarras.
El parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz | Europa Press

Bildu marca la agenda de forma aún más exagerada que en la primera legislatura de Pedro Sánchez. Más allá de exigencias de amnistías, referéndum, excarcelaciones de etarras, dinero para los territorios separatistas, presencia directa en la UE, comisiones parlamentarias contra los jueces, leyes de memoria, Bildu se mueve ya en todo tipo de políticas.

La pasada legislatura dejó constancia de ello con su participación directa en la negociación de la reforma laboral. Y ahora acaba de marcar su objetivo con la negociación de la ley foral de medidas fiscales de Navarra: Bildu también marca la política fiscal del PSOE y exige un nuevo golpe en IRPF y Sociedades a las "rentas altas".

El parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz ha presentado ya a sus bases el acuerdo cerrado con el Gobierno socialista de Navarra para sacar adelante la ley foral de medidas fiscales para 2024 con severas condiciones que han sido admitidas por la líder del partido de Pedro Sánchez en la Comunidad Foral, la presidenta regional María Chivite.

Bildu se ha comprometido a permitir la aprobación de la ley con su abstención. Y ha pactado, a cambio, avanzar a lo largo de la legislatura en asuntos como la escala especial del ahorro o la tributación mínima en el caso del Impuesto de Sociedades.

De cara a 2024, además, los proetarras y los socialistas han pactado alterar una deflactación general del IRPF y dar paso a un esquema en el que, para las rentas inferiores a 30.000 euros, se incrementa el impacto de esa medida con un aumento del 50% de la deducción especial por rentas bajas. También se ha pactado reducir los incentivos al personal cuidador, que baja de una exención plena del 100% a un 75%. Igualmente las rentas inferiores a 30.000 euros dispondrá de una mayor deducción por alquiler —pasa de 1.200 a 1.500 euros y en el caso de los jóvenes puede llegar hasta los 1.600 euros—.

Por otro lado, se prorrogan un año más las modificaciones en la tarifa del Impuesto de Patrimonio y en las limitaciones sobre las bases liquidables negativas en el Impuesto de Sociedades, de forma que se reducen de nuevo algunos de los incentivos en ambos impuestos.

El representante de Bildu ha sido muy claro al relatar que "hay algunos temas en los que no ha sido posible un acuerdo en estos momentos porque son de más calado y profundidad y esperamos que seamos capaces, a lo largo de los próximos meses, de abordarlos". Es decir, que el paquete entero de golpe fiscal se llevará a cabo a lo largo de la legislatura y bajo supervisión de los proetarras.

Es más, desde Bildu no ocultan que ahora comienzan las negociaciones sobre los Presupuestos para 2024. Y que ahí nace una nueva oportunidad de retorcer las normas navarras.

Y hay que recordar que otro de los puntos donde pisa el acelerador Bildu es directamente en la agenda separatista y en quedarse al frente del Ayuntamiento de Pamplona. Los proetarras quieren su Euskal Herria soñada y eso incluye la absorción de Navarra por el País Vasco. Tras las elecciones del 28-M intentaron quedase el Ayuntamiento de Pamplona por ser "la primera fuerza progresista", según ellos. Pero el PSOE no quiso jugarse las elecciones generales del 23-J dándoles su apoyo, y el Ayuntamiento quedó en manos de la ganadora de las elecciones, Cristina Ibarrola (UPN). Ya han pasado las elecciones y Bildu exige ya a Sánchez el ataque al Ayuntamiento de Pamplona para derrocar el constitucionalismo e imponer a Bildu al frente del consistorio.

Temas

En España

    0
    comentarios