Menú

Yolanda Díaz asume un nuevo fracaso en las vascas

La líder de Sumar ha sido la única dirigente nacional que no ha estado en el cierre de campaña.

La líder de Sumar ha sido la única dirigente nacional que no ha estado en el cierre de campaña.
La líder de Sumar, Yolanda Díaz | Europa Press

La coalición que lidera la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se enfrenta a unos comicios vascos, que según las últimas encuestas se muestran poco favorables. En el mejor de los casos, Sumar obtendría dos escaños en el Parlamento vasco. Ante este panorama, la ministra de Trabajo ha rehusado asistir al último acto de campaña enviando, en su lugar, a su portavoz nacional Ernest Urtasun.

El también ministro de Cultura durante el acto de cierre de campaña en Bilbao junto a la candidata de Sumar, Alba García, ha manifestado que su formación es la única que "empuja a los gobiernos de izquierdas a hacer políticas de izquierdas". En un discurso de tan solo seis minutos, el portavoz de Sumar además ha hecho un llamamiento al votante de izquierdas: "Hay que concentrar el voto en Sumar para que la izquierda transformadora tenga toda la fuerza, no dispersemos el voto".

Unas declaraciones de Urtasun que se producían precisamente mientras Yolanda Díaz acudía en Madrid a un acto competencia de la cartera que dirige el propio Urtasun: "La proyección especial del largometraje documental 'Benito Pérez Buñuel', dentro de los actos conmemorativos del 180 aniversario del nacimiento del escritor Benito Pérez Galdós".

Las pésimas previsiones podrían ser la razón por la que la líder de Sumar no se ha implicado en estos comicios, asistiendo a tan solo dos actos de campaña y una reunión con trabajadores, a diferencia de lo que se volcó el pasado mes de febrero en las elecciones gallegas. Díaz al término de campaña participó en un total de ocho actos.

Entrar en este Parlamento autonómico supondría una victoria para Yolanda Díaz no solo por sus continuados batacazos, sino por su pugna con Podemos justo antes de las elecciones catalanas y europeas.

Antecedentes

Yolanda Díaz se ha enfrentado a numerosas campañas electorales. La difícil relación entre los morados y la ministra de Trabajo ya era palpable en febrero de 2022 cuando en las elecciones de Castilla y León, Díaz dio un único mitin en un pueblo de 850 vecinos, evitando coincidir con los líderes de Podemos, a pesar de ir en coalición. Unos comicios castellanoleoneses que evidenciaron un gran fracaso tras pasar de diez procuradores en las elecciones autonómicas de 2015, a dos representantes en 2019, a tan solo uno en estas últimas. De hecho, la propia Díaz ni siquiera se atrevió a valorar este batacazo.

En ese momento y pese a que teóricamente la vicepresidenta los capitaneaba, después de que el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, abandonara la política, el divorcio entre Díaz y los morados ya era evidente.

En Andalucía también en 2022 Díaz apostó por tener más presencia en mítines multitudinarios, aunque su tirón quedaba en duda apenas tres semanas antes de que lanzara oficialmente su famoso 'proceso de escucha' que desembocaría en Sumar. Por Andalucía solo logró el 7,68% de los votos. Una cifra muy baja, aunque muy superior al golpe sufrido en Galicia cuando el batacazo se tradujo en solo el 1,9% de los votos. Yolanda Díaz tardó tres días en romper su silencio. "Más que nunca se necesita Sumar y organización", dejando a un lado la autocrítica.

Las elecciones gallegas fueron las primeras en las que Podemos y Sumar concurrían por separado. En su propia tierra natal, Díaz apostó por la que fue su portavoz en el Congreso Marta Lois para ser la candidata a la Xunta de Galicia. Sin haber logrado representación, ahora y tras un efímero paso por la política, Lois ha vuelto a dar clase en la universidad.

Después de un rodaje de poco más de un año desde la puesta de largo de Magariños, Yolanda Díaz deja un balance carente de resultado. Una situación que parece que no vaya a cambiar este domingo en el País Vasco.

Temas

En España

    0
    comentarios