Menú

Bolaños acaba de un plumazo con la división de poderes: "Los jueces no pueden elegir a los jueces"

El flamante nuevo hombre fuerte del Gobierno deja muy claro que el PSOE no tiene voluntad alguna de renuncia al control sobre el Poder Judicial.

Bolaños acaba de un plumazo con la división de poderes: "Los jueces no pueden elegir a los jueces"
Bolaños, tras el Consejo de Ministros del pasado martes. | EFE

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha rechazado de plano este jueves la condición que exige ahora el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), consistente en reformar la ley para que una parte de los vocales de este órgano sean elegidos por los propios jueces.

Según ha explicado Bolaños en una entrevista en Cadena Ser, recogida por Europa Press, esta propuesta no tiene cabida porque, en un Estado de derecho y una "democracia plena" como la española, "ni los jueces pueden elegir a los jueces, ni los políticos pueden elegir a los políticos", ha dicho en una frase cuando menos sorprendente, ya que por un lado la independencia de los poderes es un requisito básico de la democracia y, por otro, en la España actual los políticos no sólo eligen a los políticos sino que también a los jueces.

"A todos nos eligen los ciudadanos porque son poderes del Estado. Todos derivan del voto libre de los 47 millones de ciudadanos", ha argumentado el ministro responsable de la negociación con el PP en este asunto, tras señalar que "no hay otra vía" que renovar el CGPJ mediante un acuerdo entre el PSOE y el principal partido de la oposición.

La culpa, del PP

En este sentido, ha defendido que la Constitución obliga a la renovación cada cinco años del órgano de gobierno de los jueces, y ha recordado que el sistema actual es fruto de un Pacto de Estado que se alcanzó en el año 2001 bajo el mandato de un Ejecutivo del PP con mayoría absoluta, lo que por otro lado es rigurosamente cierto.

Por ello, ha señalado que la condición que ha puesto ahora el líder de los populares no es más que una excusa, y ha avisado de que lo que no puede hacer es negarse a cumplir la ley diciendo que "no le gusta". "Si el argumento es válido, imaginaos dónde vamos", ha reflexionado.

"¿Ha cambiado la opinión del PP respecto al modelo? Bueno, nosotros no podemos estar a cuál es la voluntad o la decisión del último cuarto de hora. Tenemos que cumplir la ley y la Constitución, y el principal partido de la oposición que aspira a gobernar España tiene que tener ese mínimo sentido de Estado", ha reclamado.

"Compartimentos entre los poderes"

Además, ha defendido que la propuesta que plantea el PP para que los jueces elijan a sus representantes en el CGPJ no encaja en un Estado de derecho, porque no se pueden "establecer compartimentos entre los poderes". "Todos han de tener base democrática", ha enfatizado.

"La base democrática es al final que la decisión última, en este caso consensuada entre los dos grupos parlamentarios mayoritarios en la Cámara, tenga que ser una decisión que vaya en el entorno de cumplir la Constitución, y que vaya con el objetivo de que el Poder Judicial tenga base democrática", ha dicho, insistiendo en que es el Parlamento, es decir, los "representantes legítimos de los ciudadanos", los que "tienen que elegir a los tres poderes".

"El CGPJ es un órgano de gobierno de los jueces, pero no decide cosas que solo afecten a los jueces, sino a toda la ciudadanía. Por eso la base democrática es absolutamente esencial. Yo quiero que a los jueces, a los diputados y, en definitiva, al poder ejecutivo lo decidan todos los ciudadanos", ha zanjado.

Temas

En España

    0
    comentarios