Menú

El líder de UPN apoyó la declaración a favor de transferir la competencia de la Guardia Civil sin hablar con el PP

Fuentes del PP confirman a Libertad Digital que Javier Esparza no consultó el sentido de su voto a la formación.

Fuentes del PP confirman a Libertad Digital que Javier Esparza no consultó el sentido de su voto a la formación.
Javier Esparza, presidente de UPN. | Europa Press

En plena indignación social por el pacto formalizado el pasado 22 de noviembre entre Pedro Sánchez y Bildu para retirar la competencia de tráfico a la Guardia Civil en Navarra, crece la tensión en la Comunidad Foral por el papel de UPN. Esa transferencia de competencias implica que será un Gobierno del PSOE-PSN, Podemos y Geroa Bai con el apoyo decisivo de Bildu quien gestione ahora el papel de la Guardia Civil en esa región.

Traducido: supone la salida evidente de la Benemérita de la Comunidad Foral. Y tres días después de ese pacto la Junta de Portavoces del Parlamento navarro emitió una declaración institucional con el voto a favor de UPN "ante las declaraciones realizadas por diferentes actores políticos en Madrid". Ese documento institucional venía impulsado, presentado y firmado por el PSOE, Bildu, Podemos e IE (la IU navarra): los mismos que pactaron en el Congreso de los Diputados el golpe a la Guardia Civil y el triunfo de Bildu en su histórica exigencia.

Y la declaración recoge el apoyo de todos los grupos a "la próxima transferencia de tráfico anunciado por el Gobierno de España", tal y como revela la "exposición de motivos" del texto aprobado por unanimidad. De hecho, exhibía el "firme compromiso y apoyo a la transferencia de tráfico enmarcada e la LORAFNA". Fue aprobada la declaración con el voto a favor de NA+, el grupo que controla UPN pero que incluye al PP y Cs.

Su representante en la Junta de Portavoces del Parlamento navarro es el líder de Unión del Pueblo Navarra, Javier Esparza. Y, tal y como ha confirmado a Libertad Digital, tomó la decisión sin consultar con el PP, "porque la transferencia de competencias figura en el programa electoral de NA+". La afirmación es cierta. El único detalle pasa por el hecho de que, en aquel momento, no existía un acuerdo para transferir esa competencia a un Gobierno dependiente de Bildu. Y ahora sí.

El futuro de la Guardia Civil depende de Bildu

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra bendijo el pasado viernes con esa declaración institucional, el traspaso de las competencias de tráfico desde el Gobierno central hacia el Gobierno regional. La Guardia Civil, obviamente, depende del Gobierno central. Y eso significa que, a partir de ahora, la decisión sobre el futuro de la Benemérita la toma el Gobierno navarro. ¿Y quién comanda ese Ejecutivo regional? Una alianza entre el PSOE, Geroa Bai (PNV), Podemos e IE (Izquierda Unida) con el apoyo decisivo de Bildu. Traducido: todos los representantes de la alianza que arropa a Pedro Sánchez en La Moncloa y que comandan los separatistas, comunistas y proetarras. Es decir, que el futuro de la Guardia Civil depende de Bildu.

La votación fue avalada por unanimidad, condición necesaria para poder adoptar una declaración institucional. Y, por lo tanto, con el voto de Javier Esparza, responsable final de la coalición Navarra Suma y persona que representa personalmente en la Junta de Portavoces a este grupo. Y, de ese modo, la Cámara foral manifestaba "su firme compromiso y apoyo a la transferencia de tráfico enmarcada en la ley orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (LORAFNA)".

El texto fue presentado por PSN-PSOE, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra y contó con el apoyo de Navarra Suma.

Pero, tal y como ha confirmado personalmente Esparza y el PP, el líder de UPN no consultó sobre el sentido de su voto ante la declaración institucional al PP. No lo hizo porque, como destaca Esparza, la transferencia "figura en el programa electoral". Fuentes del PP destacan que "efectivamente figura porque siempre ha defendido UPN el traspaso de competencias a Navarra, pero que en estos momentos hay un obvio elemento diferencial: y es que la transferencia deja en manos de Bildu el futuro de la Guardia Civil".

Esparza defiende que su objetivo en ningún caso seria la expulsión de la Guardia Civil. Que el fin de su petición y de su voto a la declaración institucional es el de asumir la competencia desde Navarra pero mantener la presencia de la Guardia Civil en la Comunidad Foral. El problema es que quien manda en Navarra no es UPN: es el PSOE con el pacto con Bildu, Podemos, Geroa Bai e IE.

"De Gobierno a Gobierno"

El Gobierno de Navarra, de hecho, ha aprovechado el momento para recalcar que el traspaso de la competencia de tráfico a la Comunidad foral se hace "de Gobierno a Gobierno", igualando el papel de España y una de sus comunidades autónomas. Y, desde ese planteamiento de claro tinte separatista, subraya que lo aprobado era literalmente lo pactado entre el Gobierno de España y el Gobierno de Navarra, gracias al acuerdo alcanzado por EH Bildu con el Ejecutivo central.

La exposición de motivos de la declaración institucional, además, incluía un curioso mensaje de advertencia a determinados "actores políticos". Y es que señalaba que la declaración se adoptaba "ante las declaraciones realizadas por diferentes actores políticos en Madrid". El texto no da más detalles pero todo apunta a que esas "declaraciones realizadas por diferentes actores políticos" fue la intervención en el Congreso de los Diputados de Carlos García Adanero, diputado que llegó a ese cargo con la formación UPN pero que rompió su disciplina con la formación de Esparza, precisamente, por los pactos de UPN con el PSOE. Él, junto a Sergio Sayas, fueron los dos diputados que se negaron a aceptar la orden de Esparza de votar a favor de la reforma laboral de Yolanda Díaz, pactada igualmente con Bildu, como se encargó el grupo proetarra de recalcar.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro