Menú

Maduro logra su 'premio': Unasur le respalda

Los esfuerzos de Maduro para que la Unasur analice la crisis venezolana ya tienen sus resultados. El chavista logra el apoyo del organismo.

54
Los esfuerzos de Maduro para que la Unasur analice la crisis venezolana ya tienen sus resultados. El chavista logra el apoyo del organismo.
Reunión de la Unasur en Santiago de Chile. | EFE

Una de las principales crisis de Nicolás Maduro en este último mes, además de la creada por las marchas de estudiantes y opositores, provocó la ruptura de relaciones diplomáticas con Panamá, sólo porque este país se "atrevió" a pedir a la Organización de Estados Americanos (OEA) que convocara una reunión para analizar lo que ocurre en Venezuela.

Esto provocó no sólo esa ruptura de relaciones, sino también acusaciones entre ambos. Maduro atacó duramente al presidente Ricardo Martinelli, a quien llamó "lacayo rastrero", y Panamá comenzó a hablar sobre posibles cuentas de Maduro y chavistas en bancos de su país, algo que de hacerse público podría provocar un escándalo de importantes consecuencias.

La razón por la que Maduro no quería que el tema se tratara en la OEA es clara: tendría la oposición de algunos países, en especial de EEUU. El chavista necesitaba que esto se hiciera en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), un organismo al que Hugo Chávez le puso especial interés, para así tener resultados "convenientes". Y finalmente lo logró.

Tal y como era de esperar, este miércoles, la Unasur mostró su respaldo al Gobierno de Maduro. Además, anunció la creación de una comisión conformada por cancilleres del bloque regional, que acudirán al país para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz, convocada hace unos días por el chavista con sus propias reglas de juego. Es decir, algo que no tendrá resultado alguno. Se trata de un grupo de trabajo que el bloque opositor de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), liderado por Henrique Capriles, rechazó al considerar que se trataba de un "simulacro de diálogo" utilizado por Maduro para hacer un lavado de imagen ante la comunidad internacional. Es decir, esa comisión participará en un foro en el que no está la oposición venezolana, representante de la mitad de la población.

Tras un encuentro celebrado en Santiago de Chile, los ministros de Exteriores de Unasur hicieron el comunicado "lógico": llamaron al diálogo "en el marco de la vía pacífica y el respeto a la democracia", rechazando de forma explícita cualquier intento de injerencia que busque "amenazar o violar la independencia o soberanía de la República Bolivariana de Venezuela". Es decir, exactamente lo que quería Maduro y prueba de eso son las declaraciones del canciller venezolano, Elías Jaua, el mismo que llamó "asesino" a Álvaro Uribe hace pocos días: "Queremos resaltar la importancia de esta reunión, la Unasur ha salido fortalecida de este profundo debate sobre los valores políticos de la región".

Pero el ridículo no se queda ahí. En la resolución final también se respalda "los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para propiciar un diálogo entre el Ejecutivo, todas las fuerzas políticas y actores sociales con el fin de lograr un acuerdo que contribuya al entendimiento y la paz social". Además, hablan de una comisión que "acompañe, apoye y asesore en un diálogo político amplio y constructivo", tal y como pidió Maduro.

Es decir, más de lo mismo. La OEA pintada sin capacidad de reacción, y un Maduro que moviliza a su antojo a los cancilleres de la región en un organismo como la Unasur, tal y como quiso desde el inicio. Por ahora, Panamá parece quedarse solo en su batalla por buscar una solución efectiva en Venezuela mientras los otros países se limitan a respaldar a un gobierno que sólo reacciona a las protestas enviando a su policía y fuerzas de choque.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios