Menú

Las claves de la operación militar en Mali

¿Por qué ha intervenido Francia unilateralmente en Mali? ¿Quiénes son los "rebeldes" contra los que se lucha? Algunas de las claves de la operación. 

20

"Operación Serval". Este es el nombre elegido por François Hollande para designar la operación militar que está desarrollando en el norte de Mali, respaldada por Reino Unido logísticamente y por la OTAN tácitamente, y a la que se espera que se una EEUU en los próximos días. Cuando se cumplen tres días de su inicio, replanteamos algunas de las claves que han llevado al Ejecutivo galo a enviar tropas para frenar el avance islamista.

Situación del país

La inestabilidad de Mali amenazaba con convertir la región en la "nueva Afganistán". Lo que comenzó con una rebelión tuareg contra el Ejército y un golpe de Estado en marzo de 2012 ha acabado con tres regiones del país (Azawad) controladas por los grupos terroristas islamistas, y una revitalización de los grupos relacionados con Al Qaeda en la región.

Durante meses, estas fuerzas han ido sumando zonas bajo su control hasta aproximarse a Bamako, perpetrando inumerables crímenes por la aplicación más rigorista de la sharía: amputaciones, lapidaciones, destrucción del patrimonio cultural... el historial es largo y cruento. 

El control de Al Qaeda de las filas rebeldes proporciona al movimiento una sólida red de terroristas entrenados provinientes de Sudán, Egipto e incluso Libia, junto a un arsenal armamentístico y millones de dólares provinientes del tráfico de drogas y de las extorsiones para liberar a cooperantes secuestrados. 

¿Quiénes son los rebeldes? 

Los autodenominados "rebeldes" que combaten las fuerzas galas son una compleja amalgama de diversos grupos que, a pesar de sus luchas internas, han acabado fusionándose con un objetivo común: tomar el control del país y derrocar al gobierno interino.  

Las siglas que comenzaron agitar el conflicto fueron MNLA (Movimiento de liberación de Azawad) compuesto, entre otros integrantes, por rebeldes tuaregs que declararon unilateralmente la independencia de las tres regiones de Azawad. A él se han ido sumando combatientes que regresaron tras la caída de Muamar Gadafi en Libia, y que formaban parte de sus milicias personales. 

El grupo terrorista Ansar Dine ("Defensores del Islam"), vinculada con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y su escisión Movimiento por la Unidad de la Yihad en África Occidental (MUJAO) fueron tomando el control de las ciudades conquistadas por los rebeldes y aprovecharon la oportunidad para unirse a la causa y tomar el control del movimiento iniciado por MNLA. Su intención era clara: proclamar un nuevo Estado islámico y extender la 'yihad' al resto de países vecinos. 

Los enfrentamientos entre las facciones laicas del MNL y los grupos islámicos han dejado un largo reguero de muertos, traduciéndose en una toma de control del movimiento rebelde por parte de los islamistas. La radicalización se ha elevado con la llegada a las filas rebeldes de clérigos muyahidines desde Níger, Argelia, Paquistán y Somalia. 

¿Por qué ha intervenido Francia?

Durante meses, París trató de movilizar a la comunidad internacional para llevar a cabo una intervención militar que detuviera el avance islamista, pero no lo logró. Aunque se reconoció la peligrosidad de la situación, la opción de iniciar una operación a gran escala de tropas extranjeras fue la historia de nunca empezar, y no salió adelante. En diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la propuesta francesa de desplegar una fuerza internacional en Mali, cuya puesta en práctica se retrasó porque los rebeldes anunciaron su disposición a negociar con el Gobierno de Bamako. Pero no fue así: el avance islamista no se detuvo, y los rebeldes continuaron tomando zonas del sur, cada vez más cercanas a la capital. 

Por ello, Francçois Hollande optó por llevar a cabo la operación unilateralmente, aunque con el apoyo logísitico de otros países. Los intereses que llevan a Francia a liderar esta operación en la antigua colonia francesa son estratégicos y económicos.

En primer lugar, varios ciudadanos franceses se encuentran secuestrados por los terroristas, y el Ejecutivo galo teme por su seguridad, y por la de 6.000 residentes franceses en la región. Fundamentalmente Francia teme perder el tradicional control del África Occidental si la revolución islamista se extiende por la región francófona, lo que conllevaría imprevisibles consecuencias para el Estado europeo. 

A ello, obviamente, se unen intereses netamente económicos. Destaca principalmente el uranio de Níger, que explota a través de la francesa Areva y suministra a gran parte de la república. 

¿Qué apoyos militares tiene la operación?

A grandes rasgos, los objetivos militares de Francia en Malí se resumen en tres: detener la ofensiva islamista, proteger al Gobierno de Bamako y acabar con las bases terroristas de la región.

Para ello ha desplegado más de 500 militares entre la capital y el aeropuerto de Sevaré, junto otros 150 hombres de la infantería de marina participan también en la operación. Todo ello, con el apoyo de decenas de aviones de combate, reabastecimiento y vigilancia aérea. Las unidades de élite también participan en la operación, con un destacamento en Burkina Faso.

El opertaivo cuenta con aviones de combate: dos Mirage F1CR y seis Mirage 2000D. También se han movilizado tres aviones reabastecedores C135, a los que podrían sumarse caza-bombarderos Rafales.

Pero a partir de este domingo Francia no opera sólo con sus efectivos, y los del Ejército maliense. Varios países africanos han enviado tropas en apoyo a Bamako: Níger, Togo, Senegal y Burkina Fasso han enviado 500 hombres, mientras que Nigeria contribuirá con 600 hombres y Benin con 300. Si la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (CEDAO) propone una "hoja de ruta" para la operación, Chad no descarta contribuir al restablecimiento del Gobierno con el envío de tropas.

Fuente: Le Fígaro

Al margen del apoyo africano, Francia cuenta también con el soporte logístico de Reino Unido, que aunque no desplegará británicos en situación de combate, sí ha enviado un C17 de la Royal Air Force a la zona. Mientras, EEUU está estudiando la posibilidad de apoyar también logísticamente a Francia, aunque aún no ha definido de qué manera. Otros países como Alemania, Reino Unido y Bélgica, estudian enviar apoyo logístico y material.

 

 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco