Menú

Sarkozy recorta distancias con Hollande

A falta de apenas dos días para las elecciones presidenciales, los sondeos confirman que aún está todo por decidir. 

ld/Agencias
0

A Nicolas Sarkozy no le ha sentado nada bien el anuncio hecho por el candidato centrista Bayrou, confesando que votará por Hollande. Aunque ha intentado quitarle importancia es evidente su disgusto ante la noticia. En una entrevista concedida a Europe 1, insistió en que en 2007 Bayrou ya había dicho antes de la segunda vuelta de las presidenciales que no votaría por él, "lo que no impidió mi elección".

"Entiendo que pueda haber amargura en un hombre que ha perdido la mitad de los electores en cinco años sin haber estado en el Gobierno", añadió. Una alusión a que el líder centrista en la primera vuelta electoral del pasado 22 de abril se tuvo que contentar con el 9,13 % de los sufragios y con la quinta posición, cuando en 2007 había finalizado tercero con el 18,57 %.

Sarkozy comentó que Bayrou señaló ayer que personalmente votará a Hollande -pese a que no quiso dar una consigna de voto a sus electores-, aunque también avanzó que el candidato socialista llevará al país a la quiebra, "es su lógica, es difícil encontrar una cierta coherencia".

En cuanto a los reproches que le hizo Bayrou de haber modificado en los últimos días su discurso y acercarse al de la extrema derecha para atraer a los votantes de la presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, negó haber cambiado su programa y afirmó que el líder centrista va a "explosionar su familia política". Además, hizo un llamamiento "a todos los electores", en particular a los que no le votaron en la primera vuelta y entre ellos "a los de Marine Le Pen, que no son subciudadanos".

Aseguró que los electores de Bayrou "no quieren que
 Francia sea como España, no quieren la quiebra, no quieren el déficit" y que más allá de éstos, "ninguno de nuestros oyentes quiere que nuestro país tenga la suerte de España con siete años de Gobierno socialista".

Sarkozy recorta distancias con Hollande

 

Los sondeos para las presidenciales del próximo continúan evidenciando que no hay nada decidido en Francia. François Hollande mantiene la delantera, según cuatro encuestas, pero Sarkozy está pisándole los talones. 


Hollande conserva entre cinco y siete puntos de margen en la segunda vuelta, según los sondeos, elaborados tras el cara a cara televisivo del pasado miércoles. El sondeo de Sofres para la televisión "iTéle" da al socialista la victoria con el 52,5 % de los votos, un punto y medio menos que en la pasada encuesta del mismo instituto publicada el pasado 24 de abril.

El mismo resultado auguran las empresas BVA e Ipsos, que también coinciden en la tendencia a la baja del candidato socialista. El primer instituto, cuya encuesta ha publicado el diario Le Parisien, señala que Sarkozy ha recortado un punto, mientras que Ipsos, cuyo sondeo ha sido publicado por la radio y televisión pública, el recorte es de medio punto.

Finalmente, el instituto Harris Interactive para el Canal Parlamentario otorga la victoria a Hollande con el 53 % de los sufragios, su mejor resultado desde mediados de abril. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, quitó hoy importancia a que los sondeos le den como perdedor en la segunda vuelta de los comicios del próximo domingo y se mostró convencido de que habrá "una gran igualdad" en esa votación, que "se va a jugar por muy poco".

Sarkozy, en una entrevista en la emisora de radio "Europe 1", insistió en que aunque el resultado sea "ajustado, habrá un presidente y será respetado porque será el presidente de Francia". 

 

 

 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios