Menú

El Supremo declara constitucional la reforma sanitaria de Obama

Prohíbe obligar a contratar un seguro pero permite poner un impuesto a quienes decidan no hacerlo.

0
Prohíbe obligar a contratar un seguro pero permite poner un impuesto a quienes decidan no hacerlo.
La argentina Cristina Kirchner y Obama | Efe

El Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró constitucional la parte central de la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, que obliga a los estadounidenses a contratar un seguro médico privado aunque no quieran.

La máxima instancia judicial sentenció que la cláusula conocida como "mandato individual" no afecta a la cláusula constitucional que indica que el Gobierno federal sólo puede regular el comercio con otras naciones, con las "naciones indias" y entre estados, pero no el que se produzca dentro de cada estado. Sin embargo, parece bastante claro que obligar a los individuos a entablar una relación comercial con una entidad privada viola este mandato. Tan es así que el Supremo ha tenido que recurrir a un subterfugio para dar su aprobación por un estrecho margen de 5 frente a 4.

No es la primera vez. Diversas sentencias del Tribunal Supremo, especialmente a partir de los años 30, han ampliado el concepto de "comercio interestatal" hasta extremos absurdos para poder respaldar ampliaciones del poder del Gobierno como el New Deal. Por ejemplo, en 1942 se dictaminó que el cultivo de trigo en una propiedad privada para consumo propio podría estar sujeto a cuotas dictaminadas por el Gobierno federal, una de las más polémicas medidas de Roosevelt, y que en Europa llamamos Política Agraria Común. La excusa es que si se hacía en cantidades suficiente podría detraer demanda del mercado y afectar a los precios.

Sin embargo, ni siquiera esta vez era suficiente. De modo que el argumento de la mayoría ha sido algo enrevesado: es inconstitucional que el Gobierno obligue a comprar un seguro médico, pero es legal que ponga un impuesto a la decisión de no comprarlo. El tribunal estaba dividido 4 frente a 4, con los mismos jueces a favor como en contra de la constitucionalidad del mandato. Ha sido el juez jefe, John Roberts, el único en apoyar esta fórmula, que finalmente se ha hecho con la mayoría.

Tras esta decisión, que incluye algunas modificaciones parciales a elementos menos polémicos de la ley, el Congreso deberá hacer algunas revisiones, pero la reforma sanitaria permanecerá en pie. La decisión es una gran victoria para Obama y el Partido Demócrata, ya que esta ley fue la primera gran reforma de este tipo en ser impulsada exclusivamente por miembros de uno solo de los dos grandes partidos estadounidenses.

No obstante, el proceso de aprobación de la ley conocida como "Obamacare" (contracción de Obama y Health Care) supuso un gran descenso en la popularidad del presidente y el mayor acicate para la victoria republicana en 2010, de modo que podría llegar a traducirse en un mayor apoyo para este partido en las elecciones, especialmente si su candidato a la presidencia, Mitt Romney, pone la derogación de esta norma como una de sus principales promesas en la campaña. De hecho, el republicano ya ha declarado que a partir de hoy "la única forma de acabar con el Obamacare es sustituir al presidente Obama".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 12 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation