Menú

El Ejército logra rescatar a Rafael Correa del hospital donde estaba retenido

Tras un fuerte enfrentamiento entre policías y militares frente al hospital donde estaba retenido, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha logrado ser rescatado por el Ejército. La televisión mostró el coche en el que viajaba y su llegada a la sede de Gobierno desde donde se dirigió a sus seguidores.

0

Durante toda la jornada, miembros de la policía ecuatoriana, que protestaban por una ley que fue derogada el día anterior por el Ejecutivo, retuvieron durante varias horas al presidente Rafael Correa en el hospital donde había acudido tras ser agredido por algunos de sus miembros.

 

Durante la tarde, Correa señaló que no negociaría absolutamente nada mientras estuviera retenido y aseguró que los cabecillas de la revuelta serían duramente sancionados. Dijo entonces que del hospital lo sacarían "como presidente o como cadáver" y aseguró que no perdería su "dignidad". Incluso llegó a recibir a una delegación de los policías sublevados aunque al final no se llegó a ningún tipo de acuerdo.

 

Mientras tanto, simpatizantes del presidente Correa intentaron romper el cordón policial que custodiaba el hospital para "rescatarlo", tal y como había pedido a la población el ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, desde el balcón del Palacio de Gobierno en el centro de Quito. Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos contra estos manifestantes. El propio canciller fue agredido por un grupo de policías cuando se desplazó hasta el hospital.

 

Ya en horas de la noche, decenas de miembros del ejército comenzaron a llegar a las inmediaciones del hospital donde estaba retenido Correa y comenzaron a enfrentarse con los policías que resguardaban el lugar. Antes de iniciarse el tiroteo, grupos de efectivos se acercaron en camiones al Hospital del Policía Nacional.

 

Poco después, fuerzas militares liberaron al presidente y lo trasladaron al Palacio de Carondelet, la sede del Ejecutivo, desde donde se asomó al balcón para dirigirse a centenares de sus partidarios congregados en la Plaza Grande y que ondeaban banderas de Ecuador. Ahí, después de honrar a los militares heridos, dijo que los policías "esperaron a las fuerzas militares con un largo cruce de balas (…) cobardemente los recibieron con gas pimienta. ¿Cómo pueden llamarse policías los que se comportaron de esa manera?"

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco