Menú

Correa dice que saldrá del hospital "como presidente o como cadáver"

Mientras los países miembros de la Unasur se reúnen para debatir la situación en Ecuador, el presidente Rafael Correa ha anunciado que no está dispuesto a negociar mientras esté retenido en el hospital, de donde saldrá -dice- "como presidente o como cadáver". El Ejército ya ha iniciado una operación de rescate.

0
Mientras los países miembros de la Unasur se reúnen para debatir la situación en Ecuador, el presidente Rafael Correa ha anunciado que no está dispuesto a negociar mientras esté retenido en el hospital, de donde saldrá -dice- "como presidente o como cadáver". El Ejército ya ha iniciado una operación de rescate.
Ya se han registrado un muerto y varios heridos en Ecuador. | EFE

Uno de los primeros respaldos que recibió Rafael Correa fue el del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Luis Ernesto González: "Nosotros somos los encargados no sólo de la seguridad externa sino de la interna. (…) Estamos subordinados a la máxima autoridad que es el señor presidente de la República".

 

Sin embargo, las cosas podrían haber cambiado un poco. Según reveló el diario La Hora durante la tarde de este jueves, González reiteró su respaldo al Estado de Derecho encabezado por el presidente Correa, aunque esta vez habría puesto como condición al presidente que dé marcha atrás sobre su decisión respecto a la Ley de Servicio Público, la misma que desencadenó la crisis.

 

A última hora de la tarde, Correa denunció en una declaración a la televisión estatal que se encuentra secuestrado en el tercer piso del Hospital de la Policía, un extremo que los altos mandos policiales sublevados han rechazado. Además, el presidente ha señalado que no negociará absolutamente nada mientras esté retenido y aseguró que los cabecillas de la revuelta serían duramente sancionados. Dijo además que del hospital le sacan "como presidente o como cadáver" y aseguró que no va a perder su "dignidad". Poco después, Correa recibió a una delegación de los policías sublevados aunque al final no se llegó a ningún tipo de acuerdo.

 

Mientras tanto, simpatizantes del presidente Correa intentaron romper el cordón policial que custodiaba el hospital para "rescatarlo", tal y como exhortó a la población el ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, desde el balcón del Palacio de Gobierno en el centro de Quito. Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos contra estos manifestantes. El propio canciller fue agredido por un grupo de policías cuando se desplazó hasta el hospital.

 

"El fin de la tiranía de Correa está cerca"

 

Por su parte, el ex presidente de Ecuador Lucio Gutiérrez, al que Correa acusa de estar detrás de este "golpe de estado", señaló que "el único responsable del caos que tenemos actualmente en el Ecuador es el Gobierno abusivo, corrupto, prepotente de Rafael Correa, que viola permanentemente los derechos de los ciudadanos, que no permite que haya fiscalización, que no permite que en la Fiscalía se investiguen las denuncias de los posibles vínculos de su Gobierno con las FARC".

 

Además, apuntó que "Correa ha sembrado odio y violencia entre los ecuatorianos" y que "continúa culpando a la partitocracia de lo que sucede en Ecuador", cuando es presidente desde hace cuatro años. También advirtió: "Ojalá no sea cierto, pero me llegan mensajes de que Correa está llamando a sus fuerzas de choque, constituidas básicamente por venezolanos y cubanos, para que salgan a respaldarle, enfrentándose con la gente que está en contra de Rafael Correa. Eso sería un error imperdonable si es cierto". "Creo que el fin de la tiranía de Correa está cerca", terminó diciendo.

 

Saqueos y vandalismo en Quito y Guayaquil

 

Además de los problemas que se registran sobre todo frente al Hospital de la Policía, donde miembros de la Policía mantienen retenido a Correa, otras zonas de Quito y también de Guayaquil se han sumergido en el caos por la ola de actos vandálicos y saqueos que se han registrado.

 

Los medios locales han informado de numerosos robos, atracos en plena vía pública, asaltos a coches particulares y unidades del transporte público y saqueos, una situación que nadie parece poder evitar. También varias entidades bancarias de los Banco de Pichincha y el Boliviariano del Unicentro han sufrido el ataque de delincuentes, que aprovecharon la ausencia de resguardo para atracar algunos centros financieros.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios