Menú

Mugabe planea arrebatar a las compañías mineras privadas la mitad de sus acciones

Según informa este martes el periódico estatal Herald, Harare pretende quedarse con la mitad de las acciones de las compañías mineras privadas que aún operan en Zimbabue. “No podemos reconocer (a esas compañías) la propiedad absoluta de nuestros recursos; eso tiene que ser corregido”, ha afirmado el dictador del país, Robert Mugabe.

0
Según informa este martes el periódico estatal Herald, Harare pretende quedarse con la mitad de las acciones de las compañías mineras privadas que aún operan en Zimbabue. “No podemos reconocer (a esas compañías) la propiedad absoluta de nuestros recursos; eso tiene que ser corregido”, ha afirmado el dictador del país, Robert Mugabe.
Robert Mugabe, dictador de Zimbabue.
L D (EFE) La minería es una de las pocas fuentes de divisas que le quedan a Zimbabue, después de que la reforma agraria impuesta por Mugabe hace cuatro años provocara la ruina de las industrias agrícola y ganadera.
 
El régimen de Harare canceló en marzo sus  planes para forzar a las compañías mineras internacionales a vender el 49 por ciento de sus acciones a zimbabuenses negros. Ahora parece volver a la carga, pero con más radicalidad aún, pues podría procederse a la confiscación sin compensación económica alguna.
 
En Zimbabue se explotan yacimientos de oro, diamantes, platino, cromo, asbesto y litio, pero la extracción de todos estos minerales ha caído en picado (más de la mitad) en los últimos cuatro años. Se ha producido una verdadera espantá de compañías internacionales; de hecho, en este momento sólo la Anglo-American (Sudáfrica) y la Río Tinto (Gran Bretaña) tienen invertidos en el país (tercer productor africano de oro hasta hace pocos años) grandes capitales.

La crisis económica y política data de principios de 2000, cuando el Gobierno dictatorial comenzó a expropiar sin compensación económica 11 millones de hectáreas de tierra cultivable a unos 4.500 propietarios blancos, en su mayoría descendientes de ingleses.

Cerca de 200.000 familias negras se han instalado desde entonces en esas tierras, y las cosechas industriales a gran escala se han visto sustituidas por las propias de la agricultura de subsistencia. Esto, junto a las sequías que han asolado el país, el control de precios y el monopolio estatal sobre las importaciones de cereales han provocado que el hambre ronde o acompañe a dos tercios de la población.
 
La reforma agraria coincidió, además, con una oleada represiva de gran envergadura contra la oposición, después de que ésta venciera al Gobierno en un referéndum que Mugabe pretendía utilizar para modificar la Constitución de tal manera que pudiera perpetuarse en el poder sin pasar por las urnas.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios