Menú

José Ricardo de Prada, el ‘Maquiavelo’ de la Audiencia Nacional

El juez de la Audiencia Nacional ha señalado que el chivatazo a ETA está justificado por la negociación con la banda criminal. 

LIBERTAD DIGITAL
1

"El fin justifica los medios" sostenía Maquiavelo. Algo que comparte José Ricardo de Prada. La diferencia es que el magistrado no es el autor de El Príncipe sino juez de la Audiencia Nacional desde hace veinte años.

En un voto particular hecho público este martes, De Prada defiende que el chivatazo a la red de extorsión de ETA está "plenamente justificado" porque en aquellas fechas el Gobierno estaba negociando con los terroristas.

Su carrera judicial comenzó en 1986, después de haber ejercido varios años como abogado. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, ciudad de la que es natural, su primer destino importante como magistrado fue en el juzgado de Instrucción Número 3 de Bilbao.

Allí estuvo poco más de un año para aterrizar en 1991 en el tribunal especializado en la lucha contra el terrorismo, situado en la madrileña calle Génova. Desde entonces, en su despacho de la Audiencia Nacional se ha ocupado a lo largo de estos años de casos tan mediáticos como la ponencia de la sentencia que condenó al criminal argentino Adolfo Scilingo o del caso Sogecable.

A favor del "proceso de paz"

Miembro de la asociación progresista Jueces para la Democracia, José Ricardo de Prada ha protagonizado varias polémicas. Una de ellas cuando en una entrevista concedida a El País -mientras se encontraba en comisión de servicios trabajando para la Corte de Bosnia Herzegovina- dijo que Ley de Partidos era una "respuesta excesiva e injustificada" en la lucha contra el terrorismo y que había jueces que ponían "obstáculos" al proceso de paz. Otra, cuando fue acusado de prevaricación por los abogados del narcotraficante gallego Laureano Oubiña.

Una más, cuando recurrió sin éxito hasta en dos ocasiones ante el Tribunal Supremo el nombramiento de Javier Gómez Bermúdez como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Fiel amigo del juez Garzón, José Ricardo de Prada votó a favor de que su colega se declarara competente para investigar los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo; un asunto que le ha costado al magistrado su puesto en la AN. Ante la salida del juez estrella del Juzgado de Instrucción Número 5 de la Audiencia dijo sentir "desolación".

De Prada es actualmente miembro del Instituto de Derechos Humanos de Estrasburgo y asesor de la Unión Europea en materia de Derecho Penal Internacional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation