Menú

Barberá sustituirá a Camps si es imputado por el TS

Rita Barberá sustituirá a Camps al frente de todas sus funciones si el 12 de mayo el Supremo le imputa por un delito de cohecho pasivo. Génova tiene informes que apuntan en esta dirección. Rajoy tiene otros dos candidatos: Pons y Fabra. Blasco, clave en la operación, rompe con la estrategia de su jefe.

0
Camps y Rajoy | Archivo

Las direcciones del PP a nivel nacional y valenciano han recibido informaciones solventes de que la sala de lo penal del Tribunal Supremo podría imputar a Francisco Camps por un delito de cohecho pasivo. El Alto Tribunal se pronunciará el próximo doce de mayo sobre el denominado ‘caso de los trajes’, por lo que la maquinaria para elegir un candidato alternativo ha vuelto a reactivarse.

Si finalmente Camps es imputado, como auguran estos informes en manos del PP, Mariano Rajoy ha tomado la decisión irrevocable de apartarle como presidente de la Generalidad y del PPCV. No habrá medias tintas como él mismo anunció ante la Ejecutiva Nacional de su partido.

Los candidatos de Rajoy

Y ya tiene sustituta: la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Según las fuentes consultadas por Libertad Digital, cumple con todos los requisitos: es diputada autonómica -algo imprescindible para reemplazar a Camps al frente del Gobierno regional- y con ella “las elecciones estarían ganadas de cajón”.

La regidora ha asegurado, tanto a Rajoy como a su círculo íntimo, que no es su deseo sustituir a Camps, pero que lo hará si su jefe de filas se lo pide. Ambos ya han hablado del asunto, y el presidente del PP habría obtenido su “sí” a la espera de lo que dicte el Alto Tribunal.

Los otros dos candidatos que baraja el líder de los populares son el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, y el alcalde de Castellón, Alberto Fabra. El primero de los pretendientes, además de que no quiere dejar Madrid, tiene el inconveniente de que no es diputado autonómico, por lo que Génova tendría que elegir a un candidato para el año que resta de legislatura o anticipar la cita con las urnas.

En cuanto a Fabra, su principal defecto es que “es un gran desconocido” para la ciudadanía -tanto a nivel regional como nacional- y su peso político “es más bien escaso”. La casi totalidad de fuentes consultadas por este periódico le dan como una opción “casi descartada”.

Blasco rompe con el discurso de Camps

Clave en toda esta operación sería Rafael Blasco, consejero de Ciudadanía y portavoz del PP en las Cortes valencianas. Este mismo martes, el parlamentario rompía con la estrategia de Camps de negar el caso Gürtel y reconocía que el partido “debería de haber dado alguna explicación más”.

“La ruptura es en toda regla ya que la consigna del presidente siempre ha sido negar la trama de corrupción”, interpreta un parlamentario nacional conocedor de los movimientos internos. En su declaración, el portavoz  llegó a decir que la Generalidad “debería de haber pedido disculpas por algunos errores que se han cometido”.

Otro hombre “al tanto de todo” es Alfonso Rus, presidente del PP de Valencia, al que el aparato de Génova llama para saber “qué es lo que realmente está ocurriendo” en el Gobierno valenciano. Fue a él a quien telefoneó la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cuando estalló el caso Costa. Los otros dos barones provinciales, Carlos Fabra (Castellón) y José Joaquín Ripoll (Alicante), también estarían informados.

Dicho esto, lo que busca Génova por todos los medios es que el Tribunal Supremo no impute a Camps, extremo que provocaría “el mayor maremoto político” de la historia del PP. Sin embargo, incluso si el doce de mayo el presidente valenciano sale ileso jurídicamente, Rajoy no descarta sustituirle.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation