Menú

Bárcenas deja su escaño presionado por su mujer y no por Rajoy

El PP cierra uno de sus capítulos más turbulentos: Bárcenas y Merino ya no son ni parlamentarios ni miembros del PP. El ex tesorero abandona su escaño no sin dejar claro que Génova "nunca" le marcó los tiempos. Rajoy no le pidió que se fuera. La causa que les afecta deja el TS para volver al TSJM.

0
El PP cierra uno de sus capítulos más turbulentos: Bárcenas y Merino ya no son ni parlamentarios ni miembros del PP. El ex tesorero abandona su escaño no sin dejar claro que Génova "nunca" le marcó los tiempos. Rajoy no le pidió que se fuera. La causa que les afecta deja el TS para volver al TSJM.
Merino y Bárcenas | Foto: LD

Once días ha tardado Luis Bárcenas en desvincularse totalmente del Partido Popular desde el levantamiento del secreto sumarial del caso Gürtel, el pasado seis de abril. Primero dejó “definitivamente” la Tesorería del PP y su carnet de militante, después renunció a que la formación le costeara su defensa en la trama y ahora abandona su escaño en el Senado.

Concretamente, ha sido su hermano quien ha presentado este lunes a primera hora un escrito en el registro de la Cámara Alta por el que renuncia a su acta. El Comité Electoral Central tramitará ahora la baja de Bárcenas y procederá a su sustitución por el suplente que figuraba en la lista del PP por Cantabria al Senado, Leticia Díaz Rodríguez.

El peso de su esposa, Rosalía Iglesias

Fuentes del aparato del partido consultadas por Libertad Digital aseguran que Bárcenas ha tomado esta decisión para “poder centrarse en defender su honorabilidad” y quitarle así un peso de encima “a su familia y especialmente a su esposa”, harta de la presión mediática a la que se está viendo sometida. Cabe recordar que Rosalía Iglesias, su cónyuge, también está imputada y declarará el miércoles ante el juez Pedreira para dar cuenta de los bienes a su nombre: una vivienda y dos locales en Marbella y dos plazas de aparcamiento en Madrid.

“Rosalía no podía soportar la presión y ha sido clave en esta decisión”, sentencia el entorno del ex tesorero del PP. Desde Génova, fuentes consultadas por EP apuntan a que el líder del partido, Mariano Rajoy, en colaboración con el vicesecretario Javier Arenas –íntimo amigo de Bárcenas-, le “aconsejó” que dejara su escaño en la Cámara Alta. Sin embargo, lo único cierto es que nunca le llegó a pedir explícitamente que renunciara a su acta ni tampoco que se pasara al Grupo Mixto.

El propio Bárcenas, en declaraciones a ABC, da su versión de los hechos: “He soportado una presión brutal y un desgaste difícilmente imaginable”. Y añade: “Ha sido una decisión meditada y consensuada con mi familia” y desde Génova “nunca me han marcado los tiempos en este asunto”. O traducido: Rajoy nunca le exigió que se fuera.

“Quiero que dejen de utilizarme en la operación mediático política para desgastar al Partido Popular y a su líder”, zanja el ya ex senador, quien anuncia que “jamás” volverá a aspirar a un cargo público.

Jesús Merino también deja el escaño

Pocos minutos después de saltar la noticia, Jesús Merino seguía los pasos del ex tesorero. El diputado del PP por Segovia, también imputado en el caso Gürtel, renunciaba a su acta por considerar que es “lo mejor para todos, tanto para su partido como para su defensa y para su familia”.

Merino, que será sustituido por la siguiente en la lista, Sara Dueñas Herranz, alcaldesa de La Losa (Segovia), de 534 habitantes, insistió en que podrá ejercer su defensa “más tranquilo” y demostrar así su inocencia. El ex parlamentario ha convocado una rueda de prensa este martes para dar su versión de los hechos.

Una decisión que no sorprendió a nadie en la sede nacional del PP ya que, según las fuentes consultadas, el parlamentario ya hizo el amago de dejar las Cortes en el pasado, pero se le sugirió que no lo hiciera “hasta ver qué pasaba con Bárcenas”.

El TS devuelve la causa al TSJM

Judicialmente, estas renuncias también son relevantes ya que el Tribunal Supremo devolverá al TSJ de Madrid la causa contra ambos y les llamará a declarar.

Luis Bárcenas, que según el sumario de la trama podría haber recibido 1.353.000 euros por mediar en la adjudicación de contratos a empresas del presunto líder de la trama del Gürtel, Francisco Correa, declaró voluntariamente al TS el pasado 22 de julio acusado de los delitos de cohecho y contra la Hacienda Pública. Por su parte, Merino, a quien la investigación atribuye la obtención de más de 230.000 euros, acudió al Supremo al día siguiente también de forma voluntaria.

Ganan Cospedal, Feijóo y Basagoiti

Políticamente, el cierre de este turbulento capítulo supone el triunfo de un sector en el PP, aquél que desde el principio había exigido, tanto de forma pública como privada, el fin de Bárcenas en el partido. Hablamos de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y de barones regionales tan destacados como Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Antonio Basagoiti (País Vasco) o Alicia Sánchez Camacho (Cataluña). Con los dos primeros Rajoy mantuvo un “encuentro discreto” el pasado día once, tal y como desveló Libertad Digital.

Sea como fuere, la noticia sacudía con fuerza al principal partido de la oposición, y daba alas al PSOE para poner en duda el liderazgo de Rajoy. En la habitual rueda de prensa posterior al Comité de Dirección, Cospedal reconocía su satisfacción por ver a Bárcenas totalmente desvinculado del partido, y subrayaba que su renuncia “es lo mejor para él y para el PP”.

“Se han dicho muchas cosas, pero hoy no hay nada más que decir”, sentenció la número dos del PP, quien rehusó contestar en hasta cuatro ocasiones si la marcha de Luis Bárcenas es forzada o una decisión personal, como todo parece indicar. Lo único que quiso dejar claro es que el tema “no había ocupado mucho tiempo” en la reunión de maitines, centrada -según arguyó- en la crisis económica y la situación del Tribunal Constitucional por la demora de la sentencia del Estatuto de Cataluña.

Rajoy vuelve a guardar silencio

Sin despejar la duda el papel de Génova en la marcha de Bárcenas, decenas de periodistas se agolpaban ya por la tarde en la presentación del libro “Españas clave de prosperidad” que reunía a un nutridísimo grupo de populares, entre ellos el ex presidente del Gobierno, José María Aznar; el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato; la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre; o el citado Rajoy.

Tanto a la entrada como a la salida, los informadores le preguntaron por el ex tesorero de la formación aunque no obtuvieron respuesta. Un silencio aprovechado por la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, que acusó al líder de la oposición de “introducir a Bárcenas en Génova” pero “no ser el responsable de que salga”.

Pese a todo, si algo se respiraba este lunes entre los dirigentes del PP consultados por Libertad Digital era “alivio” tras más de dos semanas de presiones internas y externas sobre la situación de Bárcenas y Merino en el partido. “Ahora ya no tenemos las manos atadas y podemos decir alto y claro que el partido de la corrupción es también el partido de la crisis: el PSOE”.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 12 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation