404 Not Found

Not Found

The requested URL /fragmentos/tira-seccion.php was not found on this server.

CAPÍTULO II: Chaves & Asociados

En nuestra primera entrega, subrayamos el intenso tráfico de coincidencias de la familia Chaves.

0 comentarios
Imprimir Corregir
"
Pedro de Tena 2008-01-12
LD (Pedro de Tena) Los hermanos que viven de la cosa pública andaluza son, recuérdenlo, Manuel, el presidente. Leonardo, el director general nombrado por el Presidente. Francisco J., jefe de servicios generales de la RTVA, dependiente de la Consejería de Presidencia de la Junta.  Carlos María, antes guardia de seguridad y ahora coordinador de seguridad de la Junta de Andalucía y Rosa María, Chati, funcionaria médica del SAS.

Pero nos faltaba un hermano, Fernando Chaves González, profesor en el Instituto Al-Andalus de El Arahal, otra nómina de la Junta, pueblo de la provincia de Sevilla regido hasta ahora por otro ex consejero de la Junta, el socialista Miguel Manaute y su familia, de los que hablaremos en otro momento.
 
Fernando quiso seguir los pasos de su hermano Manolo y dedicarse a la política. Estas últimas  elecciones municipales se presentó como cabeza de lista por el PSOE en el municipio sevillano de El Arahal. Uno de sus proyectos estrella era hacer un complejo polideportivo que incluye varias piscinas, una de ellas cubierta, campos de fútbol, pabellones, pistas de atletismo, pádel y restaurante, financiado al 50 por ciento por la Junta y por la Diputación en otro 25 por ciento. Pues no ganó, a pesar de la conexión de su oferta electoral con un  hermano presidente de la Junta y otro director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas.

La prueba de que está en ese Instituto mencionado es la que sigue:
 

 
Lo verá más claro si pulsa aquí.

Viene bien lo de querer construir piscinas cubiertas, porque otro de sus hermanos, uno de los pocos que no está vinculado directamente a la Junta de Andalucía, Antonio José Chaves González, ha sido protagonista de un sonado y sonoro escándalo por su participación en empresas del grupo ClimoCubiertas, grupo constructor de piscinas cubiertas y otras obras con dinero, en parte, facilitado por la Dirección General de Tecnología e Infraestructuras Deportivas de la Junta de Andalucía que rige su hermano, Leonardo Chaves. Pero el presidente Manuel Chaves se enteró por la prensa, como ya es costumbre entre los altos cargos socialistas.
 
La cosa es que, desde que llegó Antonio José a la empresa, ésta tuvo una expansión desmedida y que, desde que saltó el escándalo, la empresa está en suspensión de pagos.
 
Por dar una cifra, antes de la llegada del hermano de Manuel Chaves a Climocubierta ésta básicamente no existía para la Administración. Desde que se produce la confluencia de los dos hermanos, Antonio José y Leonardo, uno en la empresa y otro en la Dirección General, las obras contratadas experimentaron un gran crecimiento y alcanzaron la cifra de 29 proyectos aprobados, sea en la forma UTE u otras, por importe de más de 25 millones de euros.

El escándalo, no cerrado aún, no ha dado origen siquiera a una Comisión de Investigación, porque cualquier intento de crear una comisión era rechazada por la mayoría absoluta socialista. Fue el propio Zarrías quien en sede parlamentaria dijo lo que sigue:
 

 
 
Fue el día 13 de septiembre de 2006 y consta en el Diario de Sesiones, de donde hemos tomado el párrafo.

El problema es que tenemos un documento que prueba lo contrario.

Lo que dijo en sede parlamentaria no era la verdad porque Antonio José Chaves fue director de Marketing de Climocubiertas en 2004, 2005 y 2006 y en calidad de tal aparece relacionado en Agesport, Asociación de Gestores Deportivos de Andalucía. Es más, es que fue en calidad de director de márketing de Climocubierta SA como pudo acceder a los cargos directivos de Agesport.  Estas son las pruebas:
 


 
Para que lo vean mejor, ampliamos:
 

 
Esto estuvo publicado en la página web de Agesport y nosotros lo hemos localizado. Este enlace ha desaparecido de la red, pero no este otro de Agesport, donde, al final, aparece Antonio Chaves. Vea este otro.

O sea, que Gaspar Zarrías, mano derecha del Presidente y su mamporrero habitual en este tipo de faenas, no dijo la verdad bien porque mintió, bien porque no lo sabía o porque no fue bien informado. Aún así, no pasó nada y se impuso el rodillo inmisericorde de la mayoría socialista.
 
 


 
 
Pero Leonardo Chaves, el todavía director general de la cosa deportiva en Andalucía, ya vivió escándalos relacionados con el deporte en sus tiempos de alto cargo de libre designación en la Diputación de Sevilla.

Ocurrió en 1997 y lo denunció él diario ABC. En sus páginas se denunciaron sus actividades "benefactoras" respecto a sus amigos. En aquel caso, siendo director del Área de Deportes de la Diputación de Sevilla donde fue situado por razones políticas siendo su hermano presidente de la Junta y secretario general del PSOE de Andalucía, se adjudicaron contratos por importe de 180 millones de pesetas a sociedades y personas vinculadas a su persona, Leonardo Chaves.  Estas adjudicaciones recaían frecuentemente en dos sociedades, AOSSA e IBERMEETING SPORT en las que participaban dos socios de Leonardo Chaves en la empresa URGENCIAS VETERINARIAS S.L. Sí, han oído bien.

Según contó ABC el 18 de noviembre de 1997, "la vinculación de las adjudicaciones de la Diputación con las empresas de personas vinculadas a Leonardo Chaves se remontaba al año 1995, año en que AOSSA (Asistencia., Organización y Servicios Deportivos SA) se benefició de un gasto de 1, 7 millones de pesetas del Programa de Tecnificación Deportiva.
 
AOSSA era una sociedad constituida, entre otros, por los socios Sebastián Abril Martínez y su esposa, Elisa Pery Seco. Casualmente, Abril Martínez era socio de Leonardo Chaves en "Urgencias Veterinarias SL" sociedad vinculada a su vez a Miguel Ángel Monjas, relacionado con "Throwing SL" e “Ibermeeting”, empresas beneficiadas por las adjudicaciones de Leonardo Chaves, socio de ambos.

Aunque no se ve muy bien, el artículo de ABC fue este:
 

 
 
Es de destacar que hay una antigua vinculación entre los hermanos Chaves y el deporte. En el libro sobre los 75 años del baloncesto en Andalucía, publicado por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte donde trabaja Leonardo, se indica que “los hermanos Chaves González aportaron siete jugadores al baloncesto sevillano: Antonio Chaves, jugó y entrenó llegando a ser presidente de la Asociación de Entrenadores de España; Manolo Chaves, el presidente de la Junta de Andalucía, jugó en el Militar entre otros equipos; Leo Chaves jugó y fue el primer entrenador del Caja San Fernando junto a Arturo Montequi, del Medicina femenino durante muchas temporadas y también fue vicepresidente del Caja San Fernando y hoy es Director General de Infraestructura y Tecnología Deportiva de la Junta de Andalucía; Remigio, Fran y Chati jugaron al baloncesto y José Luis jugó y llegó a arbitrar en Primera División”.
 
 
¿Acaba aquí la familia Chaves en sus relaciones con las Administraciones Públicas andaluzas? No, en absoluto.

Digamos que hemos podido comprobar por nuestros propios medios que la nuera del señor Chaves, casada con su hijo Iván, Rocío Cabet del Castillo, ha sido contratada por una empresa pública dependiente de la Consejería Turismo Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, Extenda, una empresa a la que precisamente la Cámara de Cuentas de Andalucía ha acusado de contrataciones irregulares y sin control. Lo dice de este modo:
 

 
 
Puede ver el informe completo de la Cámara si pulsa aquí.


Por último, hay un sobrino de Manuel Chaves que ha  participado en  posibles irregularidades. Es el propio hijo de Leonardo Chaves, Leonardo Chaves Marín. El Mundo lo contaba así: “El director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas de la Junta de Andalucía, Leonardo Chaves, hermano del presidente regional, Manuel Chaves, firmó al menos una adjudicación de obras para una empresa de la que su hijo formaba parte como aparejador y jefe de obra destinado a ese proyecto en concreto. En la empresa, Climo Cubierta, trabajaba además otro hermano de Chaves como asesor.”

Y añadía: “En la documentación aportada por Climo Cubierta al concurso, se adjunta la relación de técnicos de los que la empresa dispone para la ejecución de las obras en cuestión. Y entre ellos figura, como «arquitecto técnico y jefe de obra», Leonardo Chaves Marín, hijo del director general que luego firmó la adjudicación.
 
Este hecho pone de manifiesto “que ha podido existir, por parte de Leonardo Chaves, una vulneración de la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos. El artículo 7 de esta ley dice: «Los titulares de altos cargos están obligados a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas, entidades o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubiesen tenido alguna parte de ellos su cónyuge, pareja de hecho inscrita en el correspondiente registro o persona de su familia dentro del segundo grado civil».”  

Este mismo sobrino de Manuel Chaves fue contratado de forma irregular por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira, regido por el socialista Manuel Gutiérrez Limones. Los hechos ocurrieron de este modo y lo contamos hace tiempo citando fuentes de El Mundo:

Leonardo Chaves Marín, hijo de Leonardo Chaves González, director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas, y sobrino del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ocupa una plaza de arquitecto técnico en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra sin haberse sometido a concurso- oposición alguno. Fuentes sindicales del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra señalaron a El Mundo que el reglamento de contratación del personal municipal establece, para los trabajadores de los grupos A y B, la obligatoriedad de celebrar un concurso oposición y reserva la bolsa de empleo para las contrataciones eventuales del resto de los grupos.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, que preside el socialista Antonio Gutiérrez Limones, contrató al sobrino de Chaves el 8 de agosto de 2005, con un contrato por obras y servicios vinculado a las tareas de urbanización de determinados suelos de la ciudad cuyo PGOU se encuentra actualmente en fase de revisión.  Sin embargo, según ha podido conocer EL MUNDO de Andalucía, Leonardo Chaves Marín no participó en concurso oposición alguno para hacerse con la plaza. De hecho, en 2005 se celebraron dos para seleccionar a arquitectos técnicos para el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, y a ninguno de ellos concurrió siquiera como aspirante el sobrino del presidente de la Junta.
 
La delegada de Personal del Ayuntamiento alcalareño justificó esta circunstancia en la «urgencia» de su contratación. Sin comentarios.”

En fin, como decía Antonio Burgos en su artículo de 3 de julio de 1998, cuando aún no se sabía de la Misa la media: “La mayor industria de Andalucía no es Sevillana, ni Cruzcampo, ni Astilleros, ni Abengoa, ni nada. La mayor industria de Andalucía es la empresita de Chaves, que es el partido, la Junta, las diputaciones, los ayuntamientos de los pueblos, la RTVA, las empresas públicas... Vayan sumando puestos de trabajo. Así ganará aquí siempre esa empresita de Chaves & Asociados.”

¿Hay más hermanos? Los hay, pero trabajan para la Administración General del Estado, también de funcionarios, pero no tienen que ver, en principio, con el tema de esta segunda entrega.
0 comentarios
Imprimir Corregir
La Tienda de Libertad Digital La tienda de Libertad Digital Novedades Para ella Para él Vida y Hogar Salud Toalla iSol Singular Skate Subbúteo Posavasos Vinilo

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899