Menú

Mas gobernará en solitario en un parlamento con hegemonía nacionalista

El líder de CiU será el presidente de la Generalidad y podrá gobernar en solitario. Aunque los 62 escaños no garantizan la mayoría absoluta, el hundimiento del PSC y los partidos del Tripartito dejan vía libre a Convergencia al no existir otra alternativa posible.

0

Ya con el cien por cien del voto escrutado sabemos cómo será el próximo Parlamento catalán. Los resultados confirman la mayoría abrumadora del nacionalismo, el de CiU en particular, y el del separatismo en general. Mas gobernará y las fuerzas más o menos independentistas suman 86 escaños por 49 de los no nacionalistas, aún incluyendo en este grupo a todos los del PSC y el PP. En las pasadas elecciones el balance era 81-54. Aunque el mayor trasvase de votos respecto a 2006 se produce en el eje izquierda-derecha. El centro derecha, CiU y PP, suman 80 escaños y el Tripartito 48.

En resumen:el PP con 18 escaños, cuatro más de los que tenía y CiU, que gana 14, son los partidos que más suben; el PSC se despeña hasta los 28 diputados y ERC también se hunde, ICV baja, aunque menos que sus colegas; Ciudadanos resiste con 3 escaños e irrumpe el secesionista Laporta.

La victoria de CiU es contundente con 62 escaños y un 38,46% de los votos. Los nacionalistas liderados por Artur Mas suben 14 escaños con 1.190.875 votos, 255.000 más que hace cuatro años. Si bien no consigue mayoría absoluta, este ascenso junto al desplome del Tripartito deja vía libre a Mas para gobernar en solitario, buscando apoyos puntuales en otros grupos. Podría elegir entre cuatro partidos distintos: PSC, PP, ERC o ICV. No existe otra alternativa viable de Gobierno que pueda obligar a Mas a buscar un pacto de Legislatura con otra formación. Ni la reedición del Tripartito es posible ni un inverosímil pacto PSC-PP-Ciudadanos consigue más votos que CiU. Todas las combinaciones que suman más escaños que los 62 de CiU son políticamente imposibles.

El PSC logra el peor resultado de su historia con 28 diputados, pierde nueve y se queda en un pobrísimo 18,32% de votos. Montilla pasa de 796.173 votos a sólo 567.264. Sus principales compañeros de viaje en el Tripartito no corren mejor suerte. ERC es el peor parado de la debacle. Con un 7 por ciento de apoyos pierde la mitad de los votos y escaños que tenía, de 416.355 votos a 216.769 y de 21 a 10 escaños.

El partido de Puigcercós no sólo cede la tercera posición al PP, sino que es adelantado también por ICV. Los de Joan Herrera son los que mejor aguantan el chaparrón de los partidos hasta ahora en la Generalidad, con 10 sólo retroceden dos diputados y consiguen 12.000 votos más que Esquerra.

Destaca el avance del PP en escaños: gana cuatro y llega hasta los 18, uno más que el récord de Vidal-Quadras en el 95. En votos también sube, pero no tanto. De hecho en el 95, el mejor resultado hasta ahora, tenía un 13 por ciento, 420.000 votos, y ahora obtiene un 12,33%. José Piqué tuvo 316.222 votos, un 10,65%, en 2006 y Sánchez Camacho ha logrado 381.936. Eso sí, por mucho que se empeñen algunos, no será decisivo ni nada parecido.

Es muy meritorio el resultado de Ciudadanos, que sube en votos y mantiene los tres escaños que tenía. Hace dos años se daba por muerto a este partido, tras la extraña alianza con Libertas en las elecciones europeas. Albert Rivera consigue 105.223 votos (un 3,40%) por los 89.840 (un 3,03%) de 2006.

Más votos que el partido de Joan Laporta Solidaridat Catalana Per la Independencia, que sin embargo consigue un escaño más, gracias al logrado en Gerona, circunscripción en la que cada diputado cuesta muchos menos votos que en Barcelona, donde C's consigue casi todos sus votos. Los del inefable ex presidente barcelonista obtienen 101.643, un 3,28%. 

Resultados de las elecciones

Consulte aquí los resultados completos

El sondeo se aproximó mucho

Unos resultados no muy diferentes a los del sondeo a pie de urna de TV3 que, por una vez, se aproximó mucho al resultado final. Indicaba la israelita que CiU ganaría las elecciones y bordearía la mayoría absoluta, con entre 63 y 66 escaños. También anticipó el batacazo del PSC, al que daba de 24 a 27 escaños.

El descalabro de ERC casi lo clava con una orquilla de 11 y 13 escaños, igual que el resultado de ICV con entre 8 y 10 escaños. En la subida del PPC se quedó un poco corto, con entre 15 y 17 escaños. Acertó en el caso de Ciudadanos, de 2 a 3 escaños, y de Solidaridad Catalana per la Independecia. El mayor error fue pronosticar la posible entrada de Reagrupament que se quedó muy lejos de lograr representación.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 65 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco