Menú

El PP acusa al Gobierno de estar detrás de una campaña para aniquilarles

Después de que El País vinculara a Rita Barberá con el caso Gürtel, el PP ha emitido una nota con duras acusaciones contra el Gobierno. A pocos días de la declaración de Bárcenas, el partido ha respondido denunciando una campaña para "aniquilarles". Quieren que comparezcan Rubalcaba y Caamaño.

0

A última hora de la tarde, el PP ha emitido un comunicado en el que responde a las últimas informaciones sobre el caso Gürtel. Hablan de "campaña" para "aniquilar" a la oposición y acusan al Gobierno de servirse de medios del Estado para desprestigiarles. Aunque sin citarles directamente, aluden al papel que está teniendo el diario El País en la difusión de los datos del sumario y exigen las comparecencias urgentes de Caamaño y Rubalcaba. También expresan su respaldo a Rita Barberá.

En la nota, el partido denuncia estar siendo objeto de "una campaña sistemáticamente programada y ejecutada de ataque y desprestigio" de sus cargos y del partido. En ella, afirman, se están "utilizando de manera ilegítima los medios del Estado" y, para difundirlo, a "un determinado grupo de comunicación", en alusión a Prisa.

Lamenta que no se investigaran las primeras filtraciones del sumario y denuncia que ahora lo que se están filtrando son "conversaciones telefónicas realizadas por la Policía Judicial" con el fin de "menoscabar el honor" de miembros de su partido "con fines partidistas".

Acusan a Interior de de cometer un "abuso perverso y abusivo" de los instrumentos del Estado de Derecho en relación a su actuación en el caso Gürtel. Conductas como estas, sostienen, "son constitutivas de graves delitos" y "responsabilidades políticas".

Aluden también a El País, al que, sin nombrarle, acusan de situarse "al margen de la libertad de expresión" y de reglas deontológicas "de la profesión periodística" por difundir esas "conductas" sin dar "valor a los desmentidos previos". Del Gobierno apuntan que su connivencia con estas actuaciones hace recordar los métodos de un "Estado policial". Alertan después de las "tremendas consecuencias" que tiene para la democracia "tratar de aniquilar al principal partido de la Oposición" con los "instrumentos del Estado".

Tras estas acusaciones, el PP se compromete a "defender la dignidad de sus siglas" y a sus militantes "por todos los medios a su alcance" y pide a las instituciones que esté vigilante ante los intentos de "menoscabar de forma sectaria los derechos de los ciudadanos con medios del Estado de Derecho". Anuncia también su intención de pedir las comparecencias urgentes de Francisco Caamaño y Alfredo Pérez Rubalcaba para aclarar las filtraciones del sumario.

Además, manifiesta su respaldo a Rita Barberá y a sus futuras "acciones judiciales por calumnia con publicidad", en alusión a la información de El País de este domingo sobre los presuntos regalos de "El Bigotes", que califican de "difamación". No hay más menciones a la posición del resto de miembros del PP acusados de estar vinculados con la trama. Sí precisan que la grabación de Barberá "no forma parte de un sumario".

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 48 comentarios guardados

    Servicios