Menú

El PP presenta un proposición para que el Congreso declare probado que existieron los GAL

La reacción del PP a una proposición no de ley presentada la semana pasada por el PSOE ha sido rápida. En la iniciativa socialista se pedía que el Parlamento declare que, "más allá de toda duda razonable", Irak no poseía armas de destrucción masiva en 2003. El PP ha registrado este martes otra proposición no de ley para que el Congreso declare "probado, más allá de toda duda razonable", que existieron los GAL y que "se produjo también una continuada utilización ilegal de los fondos reservados en el Ministerio del Interior.

0
L D (Europa Press) El PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso para que la Cámara Baja declare "probado, más allá de toda duda razonable", que existieron los GAL y que "se produjo también una continuada utilización ilegal de los fondos reservados en el Ministerio del Interior, con grave perjuicio para la lucha antiterrorista y para la imagen pública de la Administración".
 
De esta forma, el Grupo Popular responde a la proposición no de ley registrada la semana pasada por el PSOE para que el Parlamento español declare que, "más allá de toda duda razonable", Irak no poseía armas de destrucción masiva en 2003.
 
De hecho, los populares han redactado su proposición tomando como referencia el esquema de la iniciativa del PSOE y repitiendo incluso frases textuales, eso sí, adaptadas a sus argumentos. El PP advierte de que si los socialistas quieren entrar en este juego, el PP no tiene "ningún problema" en hablar del pasado, informaron a Europa Press en fuentes de esta formación.
 
En el texto que el PP ha presentado para su debate en la Comisión de Interior del Congreso, recalca que ha sido "probado por los tribunales de Justicia que entre 1982 y 1992 se utilizaron importantes cantidades de dinero procedentes de los fondos reservados del Ministerio del Interior para el enriquecimiento personal de altos cargos del Ministerio".
 
Asimismo, recuerda que "entre 1983 y 1987 desarrolló sus actividades una banda armada, denominada Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), creada ilícitamente por altos funcionarios del citado Ministerio". El PP destaca que desde que comenzaron su actividad con el secuestro de Segundo Marey en 1983 y la finalizaron en 1987 con el asesinato de Juan Carlos García Goena, los GAL asesinaron a un total de 28 personas, "algunas de las cuales carecían de cualquier tipo de relación con el terrorismo".
 
"Documentos del entonces CESID -precedente del actual Centro Nacional de Inteligencia- publicados en 1995 probaban la implicación de los responsables de la Seguridad del Estado en los GAL, como después han confirmado los Tribunales de Justicia", argumentan. El PP subraya asimismo que, las investigaciones desarrolladas por los jueces y fiscales en relación con la utilización ilegal de los fondos reservados y la guerra sucia contra el terrorismo "nunca" contaron con el apoyo del Gobierno socialista. "Son innumerables las declaraciones de altos dirigentes del Gobierno y del PSOE, que no es necesario reproducir ahora, descalificando aquellas investigaciones y negando todas las ilegalidades que se habían cometido. Se afirmó, por ejemplo, que 'no existen pruebas ni existirán'", agregan.
 
Sin embargo, añade el texto del PP, los tribunales han condenado a diversos altos cargos de los Gobiernos del PSOE por detención ilegal y malversación de fondos públicos, "en relación con los crímenes de los GAL y con la utilización ilegal de los fondos reservados". "En otras palabras –añaden–, durante la etapa de los Gobiernos socialistas se desviaron a otros fines recursos públicos que debían ser utilizados para la lucha contra el terrorismo, y se distrajeron esfuerzos y recursos humanos de la lucha legal contra ETA para emplearlos en acciones ilegales de guerra sucia".
 
Por su parte, la propuesta del PSOE argumenta que el objetivo de su iniciativa es que, dos años después del comienzo la guerra, el Parlamento asuma esta "verdad incuestionable" como "punto de partida" para superar la "profunda división política y social" que provocó en España aquella la intervención militar. Así, los socialistas recuerdan que la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, o al menos la posibilidad de que el régimen de Sadam Husein las consiguiera, fueron argumentos esgrimidos por el entonces presidente José María Aznar para justificar el apoyo español a la operación militar liderada por Estados Unidos.
 
De hecho, el PSOE incluía hasta un total de nueve citas de Aznar y una del actual presidente del PP, Mariano Rajoy, defendiendo la existencia de armas de destrucción masiva y dando por ciertos vínculos entre el régimen de Husein y el terrorismo internacional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation