Menú

El trabajo soterrado para una nueva negociación con ETA

El colectivo independentista Lokarri trabaja para promover una nueva negociación entre Gobierno y ETA. Ya ha movilizado para ello a la mayoría de los mediadores profesionales que participaron en el primer intento de Zapatero. Este martes anunció el apoyo de nuevos adeptos a su causa.

0

Pocos meses después de que la negociación política entre el Gobierno Zapatero y ETA terminase en un sonado fracaso, el colectivo independentista Lokarri, creado por antiguos integrantes de Elkarri, volvió a hablar públicamente de la necesidad de abrir una segunda parte del proceso.

Junto a ellos, durante estos años, siempre ha ido de la mano uno de los mediadores internacionales que participaron en la primera parte del proceso, el sudafricano Brian Currin, que llegó a vender en Madrid las bondades de una nueva negociación entre el Ejecutivo central y los terroristas hace unos meses.

Unas bondades que se centraban en su lectura un tanto particular de la última ponencia política de Batasuna-ETA, Zutik Euskal Herría, que fue re-presentada este fin de semana en Pamplona por los principales dirigentes proetarras que están en libertad, y en la que pidieron una nueva negociación sin condenar los atentados ni exigir a ETA terrorista que abandone el terrorismo.

Precisamente, fue este mediador sudafricano quien se encargó de reunir a todos los intermediarios-mediadores-facilitadores profesionales que aumentaron su supuesto prestigio internacional pululando alrededor de la primera negociación y les convenció para apostar por un nuevo proceso. Fruto de ello, se hizo pública a finales de marzo la Declaración de Bruselas.

Recogida con exaltación en el diario Gara, esta iniciativa apoyaba un nuevo proceso de negociación y aparecía firmada por, entre otros, la Fundación Nelson Mandela; los premios Nobel de la Paz Frederik Willem de Klerk, Desmond Tutu, John Hume y Betty Williams; y antiguas personalidades políticas como Mary Robinson, Albert Reynolds o Jonathan Powell.

Envalentonada por la buena acogida entre ciertos sectores próximos a ETA y entre los mediadores profesionales, Lokarri ha continuado en las últimas semanas sus trabajos soterrados para ir creando un nuevo proceso. Fruto de ello, se atrevió hace quince días a solicitar a la banda terrorista un "alto el fuego permanente".

En esta línea, este martes, el colectivo anunció que sigue sumando apoyos para esa Declaración de Bruselas. Según dijeron, "queremos presentar a 50 personalidades del mundo de la cultura, la universidad, el deporte y los movimientos sociales que hacen suyo el llamamiento de la Declaración de Bruselas. Todas estas personas, y otras muchas que han apoyado la declaración, muestran su adhesión porque quieren que se concrete la ocasión abierta para lograr la paz y porque no quieren que se frustre una nueva oportunidad".

Entre los que se suman al manifiesto, los de siempre. Así, se encuentran, entre otros, Pello Zaballa (franciscano y meteorólogo), Mariano Ferrer (ex director de Egin y ex colaborador de El Mundo), Javier Sábada (filósofo), Garbiñe Biurrun (magistrada del TSJPV) o Joseba Santamaria Rekarte (director del Diario Noticias).

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation