Menú

La veleta de Puras: dos meses guiado por el viento

0
(Libertad Digital) El pasado dos de junio, Puras se entrevistaba en Pamplona con el presidente de Navarra en funciones y líder de UPN, Miguel Sanz. Tras el encuentro, lanzaba su primera propuesta sobre el futuro de Navarra: "Estoy dispuesto a liderar el cambio en Navarra". Días después, iniciaba sus primeras contactos con la coalición nacionalista Nafarroa Bai y con Izquierda Unida.
 
Dieciocho días después, el día 20, los socialistas navarros sorprendían al apoyarse con UPN en la elección de los miembros de la Mesa de la Cámara. La socialista Elena Torres alcanzaba la presidencia del Parlamento navarro y el foralista Javier Marcotegui la vicepresidencia primera. Puras afirmó aquel día que "no vemos procedente que presida el Parlamento un nacionalista". Las opciones de un pacto del PSN con los nacionalistas parecían desvanecerse.
 
El cinco de julio, el Comité Ejecutivo del PSN se reunió a puerta cerrada para analizar la política de pactos para intentar alcanzar la presidencia de la Comunidad Foral. A la salida del encuentro, Puras se mostró claro sobre las posiciones de su partido: "Quiero presidir un Gobierno de progreso con el apoyo de Nafarroa Bai e Izquierda Unida". Entonces, volvían a ponerse en marcha los contactos, tan sólo las diferencias en el reparto de consejerías evitó que presentasen un candidato a la presidencia navarra en la primera ronda de contactos que para ello inició Elena Torres.
 
La mayoría de los despropósitos de Puras llegaron esta misma semana. La presidenta del Parlamento navarro no encontró candidato a la presidencia tras su segunda ronda de contactos, y es que, las negociaciones entre PSN, Nafarroa Bai e IU se habían roto, causando bastante sorpresa, horas antes del inicio de la misma. La razón la descubriría el propio Puras el martes,17 de julio, después de conocerse la ruptura: "Propongo un gobierno de concentración con todas las fuerzas políticas". Puras había propuesta, para sorpresa de toda la clase política navarra, un gobierno de concentración presidido por él, con cinco consejeros de UPN, tres de PSN y Nafarroa Bai, y uno de IU y CDN.
 
Su delirante propuesta  tuvo protagonismo durante veinticuatro horas. Ayer, miércoles 18 de julio, Puras daba otro vaivén a su política a afirmaba que "lo más realista" para el PSN no era facilitar un Gobierno de UPN, sino repetir las elecciones forales en la comunidad. Este jueves, el líder de los socialistas navarros volvía a cambiar de versión, y emitía un comunicado público en el que se rectificaba a sí mismo y se mostraba contrario a la celebración de unos nuevos comicios.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco