Menú

Los cadáveres políticos de Mariano Rajoy

El "viaje al centro" emprendido por Rajoy sigue dejando cadáveres políticos. El último, Francisco Álvarez Cascos, que vio como Génova designaba como candidata por Asturias a la desconocida Pérez Espinosa. Una decisión que todavía trae polémica de puertas para adentro, donde también se critican las formas del líder.

0
El "viaje al centro" emprendido por Rajoy sigue dejando cadáveres políticos. El último, Francisco Álvarez Cascos, que vio como Génova designaba como candidata por Asturias a la desconocida Pérez Espinosa. Una decisión que todavía trae polémica de puertas para adentro, donde también se critican las formas del líder.
Mariano Rajoy | Archivo

Es el día después, y en Génova se sigue analizando el transcurrir de los acontecimientos. Y es que muchos se llevan las manos a la cabeza al observar cómo se ha gestionado la candidatura de Asturias, y de cómo se ha tratado a un personaje tan importante en la historia reciente del PP como es Francisco Álvarez Cascos.

 

Primera hora del jueves. El diario El Mundo informa, vía filtración, de que el Comité Electoral Nacional tiene previsto reunirse por la tarde a fin de dar luz a las candidaturas pendientes. Ya a media mañana, en su única rueda de prensa del año en la sede nacional del PP, Mariano Rajoy se escuda en el órgano interno para no dar la cara y ser él quien suelte el bombazo.

 

Una vez los miembros de dicho Comité se ponen manos a la obra, Libertad Digital informa de que, finalmente, Rajoy decidía apostar por Isabel Pérez Espinosa. Otros medios como ABC se hacen eco de este extremo a lo largo de la tarde. Así las cosas, y a pesar de que diversos medios digitales ya dan la noticia, absolutamente nadie de Génova se pone en contacto con Cascos.

 

“Hemos tratado mal a una persona que fue secretario general del PP, al que debemos un respeto y al que muchos admiramos. Lo que ocurrió ayer, la organización, fue una auténtica chapuza”, reconoce un miembro del denominado aparato, que vivió minuto a minuto cómo ocurrieron los hechos.

 

Además de la de Pérez Espinosa, el líder de los populares hizo tres elecciones más, por otra parte ya presupuestas: José Antonio Monago por Extremadura, José Ramón Bauzá por las Islas Baleares y Santiago Cervera por Navarra. Todos ellos, destacan en Génova, “son candidatos por primera vez a la presidencia de sus respectivas comunidades autónomas”.

 

Unos dirigentes “surgidos del Congreso de Valencia, moderados, centristas y que representan ese nuevo PP de Rajoy”, afirma con sorna un dirigente popular con peso, que añade que “en este partido parece que si hiciste algo bueno en el pasado y tienes ideas y principios tienes el riesgo de que te aparten”.

 

Se refiere así al reguero de cadáveres políticos que deja Rajoy desde su segunda derrota electoral, cuando inició un viaje al centro que le ha llevado dejar por el camino a María San Gil, José Antonio Ortega Lara, Ignacio Astarloa, Ángel Acebes o Eduardo Zaplana. También planeó apartar a Jaime Mayor Oreja, quien finalmente fue candidato a las elecciones europeas. Su relación con José María Aznar es más que mejorable.

 

“Parece que sólo nos importa ganar, y no lo que somos o lo que deberíamos ser. Un partido con principios y valores que representa gracias a sus ideales a millones de españoles”, sentencia uno de esos políticos que ya no están bajo la batuta de Génova, y que ven en Cascos un ejemplo más de lo mucho que han cambiado las cosas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 39 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation