Menú

Malestar en el PP por la debilidad de Rajoy ante Sanz

Prometió un golpe seco en la mesa, pero no ha cumplido su palabra. Dirigentes del PP no esconden su preocupación ante la endeble respuesta de Rajoy a Sanz. Consideran que los regionalistas son ahora más fuertes y que el PSN ha sido el gran beneficiado de la crisis. "Ha abierto la puerta a un futuro entendimiento" dice Carlos Salvador, en declaraciones a Libertad Digital. Un entendimiento que llegará, según fuentes consultadas, en primavera. Entonces Sanz dejará la dirección de UPN y Yolanda Barcina, muy fortalecida, apostará por la readaptación del pacto.

VÍDEO LDTV: Rajoy no quiere romper el pacto
"Tengo voluntad de mantener el pacto"
0
Prometió un golpe seco en la mesa, pero no ha cumplido su palabra. Dirigentes del PP no esconden su preocupación ante la endeble respuesta de Rajoy a Sanz. Consideran que los regionalistas son ahora más fuertes y que el PSN ha sido el gran beneficiado de la crisis. "Ha abierto la puerta a un futuro entendimiento" dice Carlos Salvador, en declaraciones a Libertad Digital. Un entendimiento que llegará, según fuentes consultadas, en primavera. Entonces Sanz dejará la dirección de UPN y Yolanda Barcina, muy fortalecida, apostará por la readaptación del pacto.
"
LD (Pablo Montesinos) El problema de fondo, agregan fuentes consultadas por Libertad Digital, es que Rajoy "no ha cumplido con su palabra" y ha permitido que Miguel Sanz haya salido fortalecido. "Amenaza con volver a amenazar", lamentan.
 
En el Partido Popular no olvidan el tono de Miguel Sanz en toda la crisis. Declaraciones intimidatorias y amenazas previas que fueron respondidas con mesura. Sólo basta echar mano de hemeroteca: "Después de casi 20 años de matrimonio, aunque ellos se vayan con otro, hasta seríamos capaces de perdonarlo con tal de que vuelvan a casa", dijo Esteban González Pons.
 
Desde la Dirección Nacional del PP piden altura de miras. Fuentes consultadas aseguran que la clave está en la renovación de la cúpula navarra, que se llevará acabo en marzo. Entonces Miguel Sanz dejará de ser el líder de la formación foral y Yolanda Barcina, que mantiene una muy buena relación -entre otros- con María Dolores de Cospedal, tiene todas las papeletas para ser su sucesora.
 
En el último comunicado remitido a la prensa, los populares dejaban claro que se congelaban las relaciones con "la actual" dirección de UPN, pero no con las futuras.
 
Sin embargo, a esta cita los regionalistas ya irán con ventaja. Rajoy ya ha reculado tras la votación de los Presupuestos Generales y podría volverlo a hacer. Por ello, recalcan: "UPN es un partido diferente al PP y tiene autonomía propia".
 
De hecho, en Pamplona no esconden su satisfacción. Fuentes regionalistas aseguran que, tras el estrés vivido en los últimos días, la calma reinará hasta el próximo lunes, día en el que el Comité Ejecutivo se reúna a las seis de la tarde. Será entonces cuando se tome una decisión sobre Santiago Cervera, que acató la disciplina de voto del Grupo Popular desobedeciendo así las órdenes de Sanz.
 
Precisamente, el caso Cervera también es importante en la reconducción de las relaciones. El Partido Popular ya se ha apresurado a anunciar que no expulsará a Carlos Salvador por haberse abstenido en la votación de las Cuentas. Le multará sí, pero no habrá represalias. De hecho, el propio diputado ha recalcado en declaraciones a Libertad Digital que el PP, Rajoy a la cabeza, "ha sido muy respetuoso".
 
Cuenta Carlos Salvador que habló con el presidente de los populares tras la votación de los Presupuestos y éste le mostró "su ánimo en que podamos solventar todos los problemas que tenemos". Cree que su tolerancia "ha abierto la puerta a un futuro entendimiento".
 
Con esta premisa, Génova espera que Sanz no sancione a Santiago Cervera. Sería, en opinión de los populares, un gesto que favorecería aún más un pronto entendimiento.
 
Una crisis interna, sentencian los dirigentes populares descontentos, que tiene un gran beneficiado: el Partido Socialista. Lo reconocen hasta en la sede de los populares, donde han visto como el chantaje de la marca del PSOE en Navarra ha sido suficiente para que Miguel Sanz les diera la espalda. Preguntado por un posible acuerdo UPN-PSN, el líder de los socialistas navarros, Roberto Jiménez, decía este jueves que "sería más fácil si rompe con el PP".

Primero amenazó con "la ruptura" pero finalmente ha optado por "la suspensión" de las relaciones con "la actual dirección" de Unión del Pueblo Navarro. Una edulcorada respuesta de Mariano Rajoy que inquieta, y mucho, a importantes dirigentes de su partido. Le exigieron un "golpe seco en la mesa" en caso de traición y él les prometió contundencia en caso de desacato. Sin embargo, el líder del PP ha flaqueado: "el acuerdo ha funcionado bien y haré un esfuerzo".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios