Menú
Pedro de Tena

¿En manos de quiénes estamos?

Bergoglio recibe durante 40 minutos al heredero oficial de la Esquerra histórica, justo en plena rendición del PSOE y en plena tragedia española.

Bergoglio recibe durante 40 minutos al heredero oficial de la Esquerra histórica, justo en plena rendición del PSOE y en plena tragedia española.
El papa Francisco recibe al presidente catalán, Pere Aragonès. | EFE

Cuando vi las imágenes del Papa Bergoglio con el nada honorable Aragonés, la pregunta se me hizo irrefrenable. ¿En manos de quién está España y nuestro futuro, el de nuestros hijos y el de nuestros nietos? Siempre se ha creído, y yo también, que la diplomacia vaticana era muy astuta y astifina, que manejaba los tiempos y las formas como filigranas para no afectar sus intereses, materiales y/o espirituales. Pero en plena crisis española por razón de una amnistía anticonstitucional a golpistas antidemócratas separatistas, va el hincha del Club Atlético de Fútbol San Lorenzo de Almagro —carnet número 88235N-0 y pagando cuotas desde 2008, un poco tarde– y recibe a uno de los responsables políticos del golpe de Estado de 2017.

El nada honorable Aragonés pertenece a un partido, Esquerra Republicana de Cataluña, que en la Barcelona de la Guerra Civil y otras ciudades, se sumó, de la mano del menos honorable aún Companys, al genocidio perpetrado contra los católicos por el mero hecho de serlo. Se ha escrito que, en pocos meses, bajo su mandato en la Cataluña de 1936 y 37, fueron asesinadas miles de personas "de la forma más bárbara por comités de milicias integrados no sólo por anarquistas sino también por miembros de Esquerra Republicana de Cataluña y otras formaciones políticas".

En los libros de muchos historiadores puede averiguarse qué fue lo que pasó. Pero en los de Vicente Cárcel Ortí se recogen cifras estremecedoras aunque, no por ello, menos graves de lo que ocurrió en la retaguardia republicana de otras provincias:

4 obispos asesinados: Manuel Irurita Almandoz (Barcelona), Salvio Huix Miralpeix (Lérida), Manuel Borras Ferré (auxiliar de Tarragona) y Anselmo Polanco, de Teruel, asesinado en Gerona en 1939.

  • Diócesis de Barcelona: 279 sacerdotes asesinados (22,3 % del total).
  • Diócesis de Gerona: 194 asesinados (20,7 %)
  • Diócesis de Lérida: 270 clérigos asesinados (el 65,8 % del total que había en la diócesis).
  • Diócesis de Solsona: 60 asesinados (13,4 % del total del clero diocesano).
  • Diócesis de Tortosa: 316 asesinados (61,9 % del clero).
  • Diócesis de Vic: 177 asesinados (27,1 % del total).
  • Diócesis de Urgel: 109 clérigos asesinados (20,1 %).

Esto sin contar los religiosos y, esta vez sí que vale, religiosas, ni los seminaristas ni los seglares. Son cifras aceptadas sin discusión.

En estos crímenes, como en otros, tuvo responsabilidad muy directa la organización Esquerra Republicana de Cataluña que, por ahora y que sepamos, no ha pedido perdón por nada mientras la Iglesia Católica ha pedido perdón por mucho. Que un Papa, para recibir a uno de los máximos responsables de un partido que hizo lo que hizo, no le exija, cuando menos, hacer un examen de conciencia sobre lo ocurrido ya es notable. Sí, sí, no se cansa de beatificar y santificar a todos sus mártires, pero a quienes perpetraron los crímenes, Esquerra entre ellos, ni un Avemaría de penitencia les prescribe.

Por eso me he preguntado que en manos de quién estamos, tanto en España como en otras sedes de la fe y la esperanza de muchos españoles. Por si fuera poco, Aragonés le regaló al Papa varios libros, entre ellos, uno de Juan Maragall y otro de Jacinto Verdaguer, a los que se supone identifica con el separatismo. De Maragall, sólo decir que si yo digo lo que le escribió a Azorín, sería condenado por las checas de la Memoria Histórica. ¿Qué qué le dijo? Pues se interesó nada menos que por los escritos de Ramiro de Maeztu, otro fusilado por los "demócratas" republicanos en 1936.

En cuanto a Verdaguer, ya dijo todo lo que había que decir el compañero de columnata, Jesús Laínz, que recordó, y lo destacó, que siempre se declaró "muy español." Hay gente que lo roba todo. No sólo la identidad, que falsea, de mucha gente de Cataluña, sino que nos quiere robar los dineros. Primero, fueron 15.000 millones del Fondo de Liquidez Autonómica que, crecidos por la bajada de pantalones del felón Pedro Sánchez, ya han mutado a más de 73.000 millones del mismo fondo, que es lo que se ya se han tragado, y ahora exigen medio millón de euros, más de diez veces el presupuesto anual andaluz, por poner un ejemplo cercano, aduciendo una fantasiosa "deuda histórica".

Pero la aguda diplomacia vaticana y el Papa no entra en estas menudencias. Bergoglio recibe durante 40 minutos al heredero oficial de la Esquerra histórica, justo en plena rendición del PSOE y en plena tragedia española. Y, en luego después, sufre una indisposición que le impide hablar con los miembros del Consejo de Rabinos de Europa. La pregunta es obligada.

Temas

En España

    0
    comentarios